Esto es solamente el principio

¿Puedes pensar en algún libro que hayas leído donde apenas podías esperar para saber el final? ¿Qué hubiera pasado si hubieras cerrado el libro sin terminar lo que habías comenzado?

Durante los últimos diez días hemos preparado fervientemente nuestros corazones para ¡Clamar! a Dios con un solo corazón y una sola voz. La expectación es creciente. En nuestra reunión de ¡Clama! Estaremos rindiéndonos delante de Dios, pidiéndole que obre poderosamente en y entre nosotras.

Pero la historia no termina ahí. De hecho, pudiera ser solamente el primer capítulo. El resto del libro es para que tú lo escribas, al buscar a Dios en humildad día tras día, al traducir las palabras de tus oraciones en obediencia personal, al descubrir y vivir la misión que Dios tiene en mente para ti –ser luz en un mundo oscuro.

El resultado definitivo de renovación espiritual es una vida en la cual las prioridades se han fijado alrededor de Jesucristo, resultando en un amor renovado por Dios y Su pueblo.

“Escoge, pues, la vida…amando al SEÑOR tu Dios, escuchando su voz, y allegándote a Él, porque eso es tu vida y la largura de tus días.” (Dt. 30:19-20)

Inicio de oración personal: “Señor, estoy lista. Estoy lista para orar, y para obedecer. Úsame. Te ruego me des la gracia y el valor para…”

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3