¿Complementarias o igualitarias?

Desde que Dios dijo “sea la luz”, hasta la creación de Adán y Eva (cuando Dios declaró que todo lo que había hecho era bueno en gran manera), el enemigo de Dios, Satanás, ha tratado de dañar todo lo que Dios hizo bueno.

Su golpe mortal lo vemos en Génesis 3, con la caída de Adán y Eva. Pero a través de los siglos sus estratagemas han seguido “dañando” todo lo que Dios creó. Una de las esferas favoritas del enemigo de Dios es el tema relativo a los géneros.

Dios creó al hombre y a la mujer a Su imagen, y no es de extrañarnos que Satanás quiera borrar cualquier vestigio de esa imagen de la faz de la tierra.  

La batalla de los sexos, la igualdad de género, los derechos del hombre y la mujer, el feminismo, la ideología de género, son todos temas relacionados a una lucha que ha existido por siglos. A nosotras, las que vivimos en el siglo XXI, nos ha tocado vivir una etapa decisiva. Hemos sido testigas de la redefinición del matrimonio como Dios lo instituyó.

Estas luchas en la cultura también permean a la iglesia. Nos vemos afectados por la cultura, y parte de la vida cristiana es nadar en contra de la corriente como el salmón.

En este asunto de los géneros en la iglesia y el hogar, se ven dos corrientes principales: los complementarios y los igualitarios. Quizás ya has oído estos términos y te has preguntado qué significan. Puede ser que te sientas confundida. La verdad es que cada creyente tiene la responsabilidad de ir a las Escrituras y determinar qué entiende que las Escrituras enseñan sobre este asunto, así como en cualquier otra área de debate y de interés. El Señor nos llama a escudriñar las Escrituras.

Vamos a definir las dos posiciones:

Complementarios:

La posición complementaria dice que Dios creó al hombre y a la mujer iguales   pero con roles y funciones diferentes. Iguales pero diferentes.  

Dios los creó a ambos a Su imagen, hombre y mujer. Iguales como personas en dignidad y valor (Génesis 1:26-28). “Los complementarios afirman que todos los creyentes en Jesucristo- ya sean varón o hembra – son bautizados, tienen dones del Espíritu, comparten el sacerdocio y son miembros plenos del Cuerpo de Cristo. Por esa razón deberían usar sus dones a plena capacidad y crecer en su fe hasta su plena madurez espiritual”.

La posición complementaria dice que el hombre es esposo, padre, proveedor y protector. El es la cabeza de la familia y la autoridad en la iglesia. Por otro lado, la mujer, según su diseño, es esposa y madre, la que nutre y cuida del hogar y la familia. Es llamada a ser ayuda y a someterse al liderazgo masculino.

Igualitarios:

La posición igualitaria plantea que Dios creó al hombre y a la mujer iguales para llevar Su imagen, pero que solo hay verdadera igualdad cuando hay igualdad de oportunidades ministeriales para ambos sexos.

De acuerdo a esta posición, hombre y mujer son compañeros iguales de vida y debe existir mutua sumisión y responsabilidades tanto en el hogar como en la iglesia. Esta posición no reconoce que el hombre tenga un liderazgo único de autoridad por su género, más bien enseña que las posiciones son asuntos de dones espirituales y habilidades.

La posición igualitaria reconoce que los hombres y las mujeres no son idénticos, pero que su género no determina los roles y oportunidades en el hogar y en la iglesia. Se mantiene que la autoridad y sumisión han sido mal interpretadas por cristianos en el pasado, específicamente los que han promovido una posición complementaria.

El punto de este escrito es extenderte una invitación a que examines las Escrituras y trates de ser fiel a lo que enseñan los textos bíblicos que hablan sobre este tema. Para eso, reconoce tu incapacidad de entender la mente de Dios y además el hecho de que hemos sido permeadas por la cultura imperante. Acércate en oración a Dios para que Él abra tus ojos y puedas ver Su voluntad en un tema tan trascendental, porque separadas de Él nada podemos hacer.

En la publicación "Hermosas diferencias" continúo la conversación, acercándome a Génesis 1 y 2 marcando qué cosas eran iguales y cuales diferentes en la creación. Te animo a que tomes tu Biblia y estudies estos capítulos para llegar a una conclusión propia sobre su enseñanza. Te dejamos los siguientes pasajes adicionales para ampliar tu estudio si así lo deseas.

Génesis 1-2; Efesios 5:21-33; 1 Timoteo 2; Tito 2

*Definiciones tomadas de: Alexander Strauch, Men and Women equal yet different. 1999; Lewis and Roth Publishers; Littleton, Colorado, USA  

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Patricia de Saladín

Patricia de Saladín

Patricia vive en Santo Domingo, República Dominicana. Está casada con Eduardo Saladín, pastor de Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo en Santo Domingo. Actualmente dirige el Ministerio de Mujeres en su iglesia y le apasiona llevar el mensaje de la feminidad bíblica a las mujeres de habla hispana. Su anhelo es verlas conocer y abrazar la Verdad que las hace libres en Cristo.  Sirve en el ministerio de Aviva Nuestros Corazones como la voz de Nancy Leigh DeMoss. Tiene tres hijos adultos, Rosalía (casada con Daniel), Sarah (casada con Nazario) y Eduardo Alfredo. Además, Dios le ha regalado cuatro nietos: Patricia, Daniel, Samuel y Nazario.

Únete a la discusión