Primera parada: Rendición

Pronto iniciaremos un nuevo año lo que me hace pensar que ante el mismo regularmente tenemos una mezcla de expectativas y deseos de comenzar nuevos proyectos o continuar otros. Sin embargo, en nuestra planificación, con frecuencia pasamos por alto la primera parada que requiere nuestro viaje: Rendición.

¿Por qué no empezamos el año primeramente rindiéndonos a Dios, derramando nuestros corazones delante de Él para que sea nuestro Señor Quien guíe nuestros pensamientos y llene nuestros corazones con Su perfecta voluntad?

Rindamos nuestras vidas, corazones, deseos y anhelos ante Aquel que está sentado en Su Trono y es nuestro Padre.

Para enfocarnos en Cristo debemos tener algunas cosas en mente al estar en la presencia de Dios buscando Su dirección para este nuevo año:

1. Admira lo extraordinario: Tenemos un Dios EXTRAORDINARIO que va más allá de nuestra comprensión, Quien nos ama sin medidas, nos sostiene y fortalece en debilidad y sobre todo, nos ha hecho Sus hijas por Su pura gracia.

“Bendice, alma mía, a Jehová. Jehová Dios mío, mucho te has engrandecido; Te has vestido de gloria y de magnificencia… El que extiende los cielos como una cortina. El que anda sobre las alas del viento; El que hace a los vientos Sus mensajeros, y a las flamas de fuego Sus ministros. El fundó la tierra sobre sus cimientos; no será jamás removida. Salmos 104:1-5 

2. Ora por lo extraordinario: Así como nuestro Padre es extraordinario, El obra de maneras extraordinarias, usando a seres ordinarios para que la excelencia del poder sea  de Dios y no nuestra. “Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

3. Espera lo extraordinario: Confía en la sabiduría, soberanía y fidelidad de un Dios extraordinario que conoce nuestros anhelos, pero más aún conoce lo que mejor nos conviene y Su Voluntad SIEMPRE es perfecta. “Porque yo sé los planes que tengo para vosotros declara el Señor, planes de paz y no de mal, para daros el fin que esperáis.” Jeremías 29:11

En muchas ocasiones aceptaremos que nuestros planes se ejecuten o sucedan de cierta manera, pero cuando no satisfacen nuestras expectativas podríamos desalentarnos y perder de vista lo esencial. Es en ese momento que debemos recordar y rendirnos ante  nuestro DIOS extraordinario Quien aun en los momentos ordinarios hace de todas nuestras circunstancias un reflejo de Su extraordinario poder.

Dios no nos usa porque haya algo especial en nosotras, sino porque Él ha querido complacerse de seres débiles para hacerlos trofeos de Su gracia. Esa es razón suficiente  para que nos rindamos ante nuestro extraordinario Dios, y descansemos en Su fidelidad.

“Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,  de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.” Efesios 3:14-21

  ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com 

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Natalie Mariel Castillo Franco

Natalie Mariel Castillo Franco

Natalie esta casada con Jordano y juntos están comprometidos a vivir un matrimonio a la manera de Dios. Ella también ha decidido abrazar el diseño de Dios en su vida y le encanta compartir con otras mujeres sobre nuestro gran Dios, sus promesas y su plan perfecto para la vida. Esta decidida a no conformarse en este mundo sino a nadar contra la corriente para que el nombre de Cristo sea exaltado cada vez más.  Además es Psicóloga Clínica y se dedica al ejercicio de su carrera trabajando con niños con necesidades educativas especiales en el Colegio Cristiano Logos en Santo Domingo, República Dominicana.

Actualmente sirve junto a su esposo en Iglesia Bautista Internacional en el Ministerio de Jóvenes. También sigue equipándose intencionalmente en el diseño de Dios para las mujeres, comprometida con vivir el presente a la luz de la eternidad.

Únete a la conversación