Un amor detrás de bambalinas

“Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra” Proverbios 31:23 RVR60

Una de las porciones de la Biblia que más he leído, es sin dudas, Proverbios 31:10-31. En cada ocasión, Dios me muestra algo diferente. Las invito a que veamos juntas algo hermoso que Dios nos enseña sobre esta mujer: El amor desinteresado hacia su esposo.

Es indiscutible que sobre todo esta mujer es temerosa de Dios, de donde se deriva su evidente obrar a favor de su esposo y familia.

Además, se trata de una mujer muy preparada para la vida, hábil, buena administradora no sólo de sus bienes sino también de su tiempo; igualmente es previsora, negociante, madrugadora, agricultora, es generosa. Leemos en el versículo 13 que con voluntad trabaja con sus manos, o sea que hace realiza todas estas labores con gozo para su esposo y su hogar.

Piensa un momento, en la época en que vivimos esta sería una mujer muy ocupada. Estoy segura que tendría una gran preparación académica. Toda una "súper mujer". Aun así, con tantas virtudes ella se deleita usando sus dones a favor de su esposo y su hogar.

Me maravillan los versículos 11-12 en los cuales encontramos un esposo confiado en el bien que ella le prepara. No se describe un esposo preocupado, menospreciado, inseguro, con falta de autoridad, ni a quien le inquiete la sumisión de su esposa; tampoco depresivo ni amargado, sino más bien, en los versículos 28 y 29, encontramos un esposo complacido alabando a su mujer.

Una de las actitudes más dañinas para la autoridad de un hombre es cuando el amor de su esposa no se traduce en respeto. Debemos ser las primeras admiradoras de nuestros maridos, ellos deben sentir que pueden contar con nosotras, deben saber que al llegar a la casa, estamos dispuestas a escucharles, a amonestarles en amor, a edificarles y no destruirles, a seguir su liderazgo.

Una manera muy significativa de mostrar amor hacia nuestros maridos es no minar su autoridad. No importa si eres mucho más preparada o si tienes un mejor empleo e inclusive si económicamente provees más para tu hogar. Nunca dejes de mirarle con admiración.

Aunque hayas tenido que poner tu vida profesional en espera, o abandonarla por completo, esfuérzate y permite que tu esposo sea conocido en las puertas. Ora y haz cosas para ayudarlo a crecer como hijo de Dios, esposo y padre. Estimúlale en su trabajo, dile cuánto disfrutas el tiempo que pasan juntos, halágalo, ámalo y procura siempre su desarrollo desinteresadamente.

Me deleito en amar a mi esposo, me encanta pasar tiempo con él. No puedo negar que en ciertas ocasiones me es difícil estar 100% de acuerdo con él, pero me maravillo en mi Cristo cuando veo el resultado de mi sumisión. En esos momentos de rebeldía es cuando debemos recordar que nuestros maridos no son perfectos, de hecho, nosotras tampoco lo somos, pero el diseño de nuestro Dios para el matrimonio sí lo es.

Es hermoso estar enamorada. El otro día, mi hijo menor le preguntó a su papá, si él sabía que yo lo amaba desde que le conocí. No sé qué tanta información ha llegado a acumular en su pequeña mente pero espero que mis hijos sepan el amor que le tengo a su padre no solo por las veces que me oyen confesárselo, sino también por mi actitud hacia él.

¡Nuestros hijos ven cuando amamos a nuestros esposos, les servimos con gozo y les esperamos cada día con gran expectación!

¡Oh Señor, bueno y misericordioso!, gracias por permitirme amar a mi esposo. Porque durante tantos años no he perdido mi admiración hacia la persona en quien lo has convertido. Realmente no merezco tanta bondad. Nunca apartes de mí la prudencia ni permitas que se nuble mi entendimiento al ponerle por encima de Ti y dame la gracia de que pueda hacerle yo bien y no mal todos los días, Amén.

  ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com 

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Keren Ossers de Rojas

Keren Ossers de Rojas

Keren Ossers de Rojas está casada con Armando Rojas Mañón.  Es madre de dos varones, Timothy Adrian de 10 años y Armando Javier, de 6. Es Psicóloga de profesión, decoradora por habilidad y madre y esposa de corazón, labores últimas a las cuales se ha dedicado desde su hogar, invirtiendo la mayor parte de su tiempo y a las cuales cuenta como gran bendición.  Al igual que su esposo, quien sirve al Señor en el ministerio de la música, es miembro de la Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo (IBSJ) donde ha servido al Señor y ejercitado sus dones en los ministerios de Cuna, Corral, Escuela Bíblica y Escuela Bíblica de Verano y otros, durante hace ya casi una década. Pide al Señor no le permita nunca apartar su vista  de Sus caminos en los cuales anhela seguir creciendo en gracia y conocimiento.