Valora cada vida

El defender el valor de la vida no debe ser una moda, sino un estilo de vida.

Si en realidad creemos que la vida humana es un hermoso don divino, que debe ser valorada y protegida desde la concepción hasta la muerte, nuestras palabras y acciones deben ser congruentes con tal creencia.

No es común escuchar a una mujer cristiana apoyando abiertamente el aborto, pero tampoco es común verle tomando parte activa en el tema, debemos ser valientes y más intencionales al respecto.

Amor y compasión son términos que implican INVOLUCRARSE. Una mujer contracultural no sólo desaprueba el aborto, sino que hace algo al respecto.

El aborto es sin lugar a dudas un ataque directo a la preciosa creación de Dios: la humanidad.

Si tan sólo vemos las muertes como fríos números en una estadística, no sentiremos nada, incluso nuestra limitada mente ni siquiera logra visualizar los millones de bebés abortados alrededor del mundo.

Porque tú formaste mis entrañas; me hiciste en el seno de mi madre. Te alabaré, porque asombrosa y maravillosamente he sido hecho; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien. No estaba oculto de ti mi cuerpo, cuando en secreto fui formado, y entretejido en las profundidades de la tierra. Tus ojos vieron mi embrión, y en tu libro se escribieron todos los días que me fueron dados, cuando no existía ni uno solo de ellos. (Salmos‬ 139‬:13-16‬ LBLA)

Hoy te invito a detenerte y observar a los niños que te rodean, aquellos a los cuales amas... ¿ya?, ahora piensa que cada día son alrededor de 115,000 bebés abortados, justo como los que amas, pero ellos mueren, a través de los años suman MILLONES.

“¿Pero qué puedo hacer yo sobre esto?” quizá te preguntes, y al hacerlo te sientas como el pequeño David, frente ante un gigante que parece invencible, mucho más alto y más fuerte que él, aparentemente no hay mucho por hacer, pero ¡sólo recuerda del lado de quien estas!.

Considera las siguientes oportunidades que tienes de usar tu onda y unas cuantas piedrecitas:

ORA, pide a Dios que:

● Te perdone por cualquier parte que hayas tenido participando en un aborto, incluyendo tu silencio e indiferencia.

●Termine con la injusticia del aborto en tu país y alrededor del mundo.

●Traiga convicción a las personas en posición de autoridad e influencia para terminar con el aborto.

●Despierte a otros para interesarse, orar y actuar sobre este tema.

INVOLÚCRATE, hay diversas formas de hacerlo:

●Apoya a ministerios a favor de la vida, centros de apoyo para mujeres con embarazos no deseados en tu localidad.

●Lee y estudia sobre el tema, no cierres tus ojos ni pretendas ignorarlo. Escucha y comparte testimonios y recursos cuyo contenido permita que se abran los ojos ante tanta necesidad (la serie: Rescata a los que se pierden por ejemplo).

●Escribe a tus representantes en el congreso de una manera clara y respetuosa por qué el aborto en tu país debe parar.

●Sé voluntaria para ayudar a mujeres en situaciones desesperadas para mostrarles que hay diversas alternativas antes que un aborto.

MULTIPLÍCATE

●Instruye a tus hijos o a niños en tu área de influencia del valor de la vida, no tengas temor de tocar estos temas con ellos de acuerdo a su edad. Memoricen juntos versículos que expresan cómo la mano de Dios está presente en la formación de cada ser humano. (Proverbios 24:10-12, Mateo 19:14, Génesis 1:28; 9:1)

●Enseña y ora con a otras mujeres sobre la importancia de instruir a sus hijos sobre el valor de la vida, Tito. 2:4–5,

Deleitate en tus hijos, disfrútalos y comparte con otras mujeres sobre la bendición que son los hijos. Salmos 127:1-5.

●Anima a mujeres redimidas a ser valientes y compartir su historia, su desastre puede convertirse en su mensaje y traer esperanza a otras

LEVANTA TU VOZ

●Sé una voz de esperanza y defensa por los no nacidos.

●Habla de estos temas relevantes en tus círculos de influencia.

●Utiliza tus redes sociales para compartir recursos y hablar sobre el aborto, muchos piensan que no sirve de nada, pero en realidad los medios de comunicación si tienen mucha influencia en la manera de pensar de una sociedad y tarde o temprano esos pensamientos nos llevan a la acción.

●Comparte el evangelio con mujeres que han sido víctimas del aborto, recuérdales que pueden por el amor de Cristo quedar blancas como la nieve.

Por último MEDITA:

●¿Valoras cada vida como una bendición única de Dios?

●¿Qué estás haciendo actualmente para generar conciencia en otros sobre el aborto?

●¿Cómo estás reflejando la bendición que son los niños y de esta manera contradiciendo la perspectiva cultural errada sobre que los niños son un “estorbo”?

●¿De qué otras maneras prácticas puedes dar vida, invertir y ser de influencia para tus hijos biológicos o adoptivos así como otros niños en tu esfera de influencia?

●¿Qué te está mostrando Dios que debes hacer al respecto?.

Día 12. Te invito a sumarte a la lista de mujeres contraculturales que valoran en gran manera la vida, haz el Viaje de los 30 días a través del Manifiesto de una Mujer Verdadera.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Lucy Reyna Orozco Meraz

Lucy Reyna Orozco Meraz

 

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a
 
su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios.
 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus
 
prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera
 
posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse
 
en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo
 
sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y
 
la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino.
 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales.
 
@LucyReyna

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios. 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y  la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino. 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales. @LucyReyna