Podcast Aviva Nuestros Corazones

Celebra la vida

Carmen Espaillat: ¿Has oído alguna vez describir la eutanasia como compasiva? Joni Eareckson Tada piensa que es una mala selección de palabras.

Joni Eareckson Tada: La compasión no es ponerte tres gramos de cierta medicina en las venas para «sacarte de tu miseria.» No. Compasión es sentarte al lado de la cama, tomar la mano de esa persona, levantarle el ánimo, orar en su cabecera, cantar himnos de alabanza. Eso es compasión, no la sustancia letal en las venas.

Carmen: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth en la voz de Patricia de Saladín.

Antes de continuar con el programa de hoy, queremos invitarte a sintonizar «Revive 17». De mujer a mujer, de mayor a menor, día tras día, vida a vida. Ese es el hermoso plan de Dios. Únete por medio de la transmisión en vivo los días 29 y 30 de septiembre de este año. Revive 17 es un evento de dos días para mujeres que desean ser más intencionales en vivir el evangelio, invirtiendo sus vidas en las vidas de mujeres a su alrededor.

Carmen: Infórmate y regístrate para participar de este evento en nuestra página web, AvivaNuestrosCorazones.com.

Ahora, volvamos a la conversación de Joni y Nancy DeMoss de Wolgemuth.

Nancy DeMoss de Wolgemuth:  Joni, en algunos de tus escritos y alocuciones te has aventurado a pisar en terrenos peligrosos, al tratar temas biotecnológicos. ¡Me da trabajo hasta pronunciar o deletrear la palabra! Tú y el Dr. Nigel Cameron han escrito recientemente, un libro llamado «Cómo ser cristiano en un mundo nuevo y desafiante» (disponible en inglés). Ahora, para aquellos que no estén familiarizados con este tema, ¿cuál es ese mundo nuevo y desafiante que tratan en el libro?

Joni: Bueno, ese mundo desafiante y nuevo es el mundo con el que te topas cuando te ves en un hospital. Tienes a tu abuela, por ejemplo, conectada quizás a un soporte de vida o un tubo de alimentación, y tienes que decidir sobre el tema del final de su vida, u otras preguntas que su médico podría plantearte.

Este mundo desafiante y nuevo incluye todos estos nuevos descubrimientos acerca de los cuales venimos escuchando, sobre las investigaciones con células madre—¿qué tipo de investigación es ética? ¿Qué tipo de investigación no lo es? ¿Qué pasa con la fertilización in vitro y qué hay acerca de los problemas de salud reproductiva? ¿Qué tal en los casos donde la manipulación genética de los genes pone fin a la enfermedad de Huntington o la enfermedad de Parkinson?

Hay tantas preguntas, tanta confusión y cuestiones complejas, todo ello relacionado a asuntos más complejos aún—asuntos médicos, cuestiones como el  final de la vida, del nacimiento. El Dr. Cameron y yo escribimos este libro porque queremos ayudar a los cristianos a tener las herramientas y apoderarse de un lenguaje que les permita andar por este mundo desafiante y nuevo sin temor, sabiendo que la Palabra de Dios es suficiente para todo desafío, y todo asunto ético que pudiéramos enfrentar.

Debo añadir que conocí al Dr. Cameron allá por los años noventa, cuando yo, personalmente, estaba luchando. Mi querido papá, de 90 años de edad, había sido severamente afectado por una serie de accidentes cerebro vasculares que lo dejaron gravemente incapacitado, y mis hermanas y yo nos enfrentamos a algunas preguntas muy difíciles sobre qué hacer con su tratamiento médico.

Me volví al Dr. Cameron al Dr. John Frame y a algunos otros eruditos cristianos que se han destacado en el ámbito de la bioética. Empecé a acribillarlos con preguntas, a escribirles cartas, enviarles correos electrónicos. «¿Qué aconsejaría usted  aquí? ¿Dónde puedo encontrar la sabiduría en la Palabra de Dios que me pueda hablar de este o ese tema en particular?

Así fue como nació la amistad con el Dr. Cameron; he aprendido mucho de él desde entonces. Gran parte de su sabiduría y perspicacia está en este nuevo libro, Cómo ser cristiano en un mundo nuevo y desafiante.

Nancy: Ahora, cuando empezamos a hablar acerca de la tecnología y su relación con la bioética, es una especie de espada de doble filo. La tecnología puede ser un regalo y una bendición, pero también puede ser nuestra perdición.

Joni: Podría ser. Es una espada de doble filo que un lado de ella tiene grandes beneficios para la humanidad, pero al otro lado de la misma, queda en manos de gente perversa, personas malvadas o las personas equivocadas, y podría servir para fines muy diabólicos.

Por ejemplo, el tema de la investigación con células madre—del que tanto escuchamos en los medios, tiene un maravilloso potencial de curación. Estas se pueden obtener cultivando  células madre en los embriones humanos. Así que de repente empezamos a preguntarnos, ¿por qué no? ¿Por qué no podemos utilizar embriones humanos para ese fin?

Nancy: Como cuadripléjica, esto tiene que ser algo que te toca muy de cerca.

Joni: Así es...muy de cerca. Escucha, no sólo por mi propia cuadriplejia, Nancy, pero hay familias que acuden a nuestros retiros familiares de niños con síndrome de Down o Espina Bífida, lesiones de la médula espinal, distrofia muscular y otras enfermedades—los padres, los maridos en sillas de ruedas, los sobrevivientes de accidentes cerebro vasculares… Miras a estas personas, y ellos quieren tener respuestas. Escuchan todo esto en los medios de comunicación, y quieren saber cuáles son realmente los hechos.

Seguí la investigación en lesiones de la médula espinal y otras condiciones de discapacidad muy de cerca. Estoy conectada en red con otro grupo de activistas de la discapacidad, y lo convertimos en un hábito, verificamos todas las noticias de las últimas investigaciones.

Puedo decirte a ti y a tus oyentes sobre las grandes cosas que están sucediendo en la investigación con células madre para beneficiar a las personas con discapacidad, pero no es lo mismo con la investigación que utiliza células madre de embriones humanos. En cambio, la noticia realmente emocionante es sobre los avances y los tratamientos que están ocurriendo ahora mismo en terapias médicas que utilizan las células madre derivadas de tu propio tejido adulto.

Una amiga mía, Laura Domínguez, de 19 años de edad, cuadripléjica por una lesión de la  médula espinal, viajó a Lisboa, Portugal, no hace mucho tiempo, para recibir un implante de sus propias células madre en la médula espinal. Lo que hicieron fue eliminar quirúrgicamente las células madre de su propio tejido, nasal y cuidadosamente insertar éstas en el lugar de la lesión de su médula espinal, y ahora esta joven está fuera de su silla de ruedas.

Ella es capaz de caminar, aunque sea unos pocos pasos vacilantes, usando muletas canadienses, pero al menos es capaz de levantarse y pararse de su silla de ruedas. Además, ella ha ganado algo de control de la vejiga y un poco más de sensación en sus piernas. Eso no es nada menos que un milagro.

Las células madre embrionarias se programan para proliferar, para crecer, crecer, crecer, por lo que en los ensayos con animales estos animales han desarrollado muchos tumores. Pero las células madre que Dios ha hecho en tus propios tejidos adultos, están programadas para reparar y restaurar los tejidos.

Naturalmente, vamos a utilizar las células madre diseñadas por Dios, y sin duda hay grandes avances y terapias que están ocurriendo en la actualidad con las células madre de nuestro propio tejido adulto; tejido que Dios puso en su lugar para restaurar y reparar otro tejido. Esas son  buenas noticias. Ahí es donde las curas reales están sucediendo.

Nancy: Hablas de todo el tema de la eugenesia en tu libro, Cómo ser cristiano en un mundo nuevo y desafiante. Por supuesto, esto era algo que Hitler conocía y se utilizaba en la Alemania nazi. ¿Qué queremos decir cuando hablamos de la eugenesia?

Joni: Bueno, cuando  oyes el término «eugenesia» o «ingeniería social», estamos hablando de un esfuerzo, un esfuerzo estratégico y planificado para eliminar de la raza humana a los débiles, a los enfermizos, a los defectuosos con el fin de promover una genealogía más pura de  seres humanos—para erradicar la enfermedad. Ahora bien, esto puede sonar bien, pero vamos a echar un vistazo a sus raíces en la Alemania nazi ya que has mencionado eso.

Cuando Hitler comenzó su esfuerzo conjunto por la eugenesia, entró en instituciones de personas con discapacidades mentales, discapacidades físicas, y sacó de esas instituciones a los más débiles y enfermizos para poder experimentar con ellos.

Ahora, es muy curioso que los integrantes de los equipos médicos eligieran no sólo a personas comunes, discapacitadas física o mentalmente. Eran además discapacitados que no tenían quien los visitara, que no tenían amigos ni familiares. Los médicos Nazi los identificaban y luego los sacaban en la oscuridad hasta las cámaras donde se llevaban a cabo estos terribles experimentos. Así que creo que es relevante a la hora de señalar la importancia de tener un defensor que hable por aquellos que no pueden hablar por sí mismos.

Por eso creo que es tan importante que el público sepa—especialmente que los cristianos conozcan— sobre lo que está pasando y cómo se está llevando a cabo. Si seguimos explotando y experimentando con embriones humanos, entonces nos endureceremos, nos habituaremos a los experimentos en niños con discapacidad. Ya tantos bebés con discapacidades son dejados morir de hambre en los hospitales donde, a puerta cerrada, los padres se ponen de acuerdo con los médicos en que la calidad de vida de estos niños podría ser demasiado mala como para que tenga verdaderamente sentido continuar viviendo, por lo que se toma la decisión de dejar que los bebés mueran de hambre.

Ya estamos viendo eso ocurrir, ya llegamos al punto en que lo estamos viendo. Si nos habituamos a la explotación de un embrión humano, entonces nos endureceremos cuando esto ocurra a niños con  discapacidades. Luego será el anciano con Alzheimer, y antes de que te des cuenta, serán las personas con discapacidades significativas que cargan los planes de salud, que no tienen nada más que aportar a la sociedad más que sus gastos médicos. Tenemos que estar en guardia contra esa pendiente resbaladiza porque ahora no es que simplemente nos estamos inclinando hacia allá, sino que nos estamos yendo a la deriva.

Nancy: ¿Y qué podrías ver al final de esto? Si los cristianos y los que tienen una orientación bíblica no levantan la voz, ¿hasta dónde llegaremos?

Joni: La sociedad tratará a las personas como cosas y no como personas, y de nuevo, ya estamos viendo eso ocurrir. No quiero vivir en un mundo en el que la industria de la biotecnología establezca la agenda moral. No. Necesitamos líderes cristianos experimentados y motivados que vengan y enfrenten estos temas.

Déjame darte un ejemplo rápido. No hace mucho, una mujer llamó por teléfono a nuestra oficina, ella quería hablar conmigo.  Estaba muy angustiada porque se encontraba en una situación familiar en la cual su sobrino adolescente había tomado una sobredosis de pastillas, y ella y su hermana, la madre de este chico, fueron las que tuvieron que tomar la difícil decisión de dejar o retirar la alimentación asistida a este joven cuya actividad cerebral parecía haber cesado.

Ella me estaba llamando porque, dijo, «Joni, mi pastor dijo que tú tienes las respuestas. Me dijo que le gustaría que seas tú quien me digas qué hacer.» Tuvimos una buena conversación. Tuve la oportunidad de darle algunos principios de la Palabra de Dios, pero cuando colgué, me dije a mí misma: «Ella debió haber ido donde ese pastor, no donde mí.»

Los pastores tienen que estar equipados. Necesitan conocer el lenguaje. Necesitan entender los argumentos para que ellos, a su vez, puedan compadecerse y dar un argumento razonado de la Palabra de Dios sobre qué hacer en una situación como esa.

Nancy: Muchos de estos temas son en última instancia, un ataque o un asalto a la santidad de la vida humana. Hemos oído esto en relación al aborto, pero tú hablas de que  en muchas otras áreas, de diferentes maneras la imagen de Dios o la santidad de la vida humana está siendo atacada, tomando la vida , creándola o falsificándola ¿Puedes darnos algunos ejemplos de lo que sería tomar, crear o ​​falsificar la vida?

Joni: Bueno, estas son las tres áreas en las que creo que estamos llamados a batallar en el campo de estos temas de bioética. La toma de la vida implica, por supuesto, el aborto o la eutanasia. Cuando serví en el Consejo Nacional de la Discapacidad, alrededor de la década de los 80, el Instituto Nacional de la Salud nos presentó la idea de usar el aborto como una estrategia para la prevención de la discapacidad. Esta sería una buena manera de asegurarse de que fueran erradicados los niños que nacen con síndrome de Down.

Bueno, nuestra junta de directores—muchos no creyentes, liberales, conservadores pertenecientes a este consejo—todos nosotros al unísono dijimos: «¡De ninguna manera! No vamos a utilizar el aborto como estrategia de prevención de la discapacidad.» Pero ahora esto está sucediendo todo el tiempo. De hecho, el número de niños con síndrome de Down ha disminuido enormemente.

Nancy: ¿A causa del aborto?

Joni: A causa del aborto. Y ahora está siendo utilizado como una estrategia de prevención de la discapacidad. La toma de la vida implica el aborto o la eutanasia de los individuos con discapacidades severas y significativas, o los ancianos, cuyas vidas se consideran innecesarias.

En muchos hospitales del  los EEUU existe algo que ahora se llama, «políticas inútiles de atención», que significa que los médicos tienen el derecho de anular los deseos de una familia de darle tratamiento a un ser querido al final de su vida. Los médicos ahora tienen ese derecho.

Nancy: ¿Porque consideran que es inútil hacerlo?

Joni: Exactamente. Así que el quitar la vida incluye el aborto y la eutanasia. La creación de la vida implica todo el tema de la clonación, donde ahora vemos que muchos científicos creen que la mayor esperanza para curar sería clonar individuos con el fin de obtener células madre genéticamente aceptables que luego pudieran ser utilizadas en su propio tratamiento médico. Y eso es una bofetada en la cara a la autoridad creadora de Dios. Es una afrenta a la autoridad creadora de Dios. Qué audacia la nuestra el crear un hombre a nuestra propia imagen, sin mencionar siquiera el hecho de que el proceso en sí, en los experimentos con animales ha estado lleno de muchos problemas—¡un montón de mutaciones genéticas, rechazos de tejidos, formación de tumores!

La clonación no es el camino para obtener curas médicas. Una vez más, la investigación con células madre utilizando tejidos adultos, los tejidos que Dios diseñó para reparar y restaurar las áreas dañadas—las células madre adultas del cuerpo son el camino a seguir. Así que ahí tienes en qué consiste la creación de la vida.

Por supuesto, la falsificación de la vida es esta nueva área de estudio conocida como nanotecnología. Esto es completamente nuevo, tecnología de vanguardia, donde los científicos han desarrollado máquinas de proteínas de tamaño molecular, pequeñas, y  diminutas que pueden, digamos, mejorar el rendimiento muscular en una rata.

Bueno, en cuanto esto llegó a los medios, había muchos atletas que requerían estos servicios de investigación debido a que veían que se trataba de una manera en la que podrían conseguir—una forma no detectable—de mejorar su propio desempeño, su propio rendimiento deportivo. Ya no tendrían que inyectarse esteroides o hacerse pruebas de sangre. No; sólo tendrían que tener sus músculos genéticamente mejorados.

Nancy: Creo que el peligro es que en un sentido estamos utilizando la tecnología, como sociedad, para que asuma el control que le corresponde a Dios.

Joni:: ¿Sabes? ese es un buen punto, Nancy. De hecho, estoy pensando en una llamada telefónica que recibí anoche de un joven cuya madre tiene la médula espinal lesionada. Ella es una mujer bastante mayor, así que ha sido difícil para ella rehabilitarse.

El seguro médico le ha puesto algunas restricciones, por lo que se ha desplazado de un lado para otro y ahora se encuentra en un centro de atención subaguda. Recientemente la han desconectado del ventilador, pero cada día más pierde sus esperanzas de vida. Ella tiene un tubo de alimentación, y está profundamente desalentada.

Conozco a esta mujer muy bien. La llamaré Jane para proteger su privacidad, pero Jane ha sido voluntaria en nuestros retiros de familia durante muchos años. Ella conoce mucho sobre la discapacidad, sin embargo, en esta situación, ella se encuentra profundamente deprimida.

Bueno, su hijo me llamó anoche y quería saber lo yo que pensaba acerca de retirarle el tubo de alimentación. Él me dijo: «Joni, creo que mi mamá sería mucho más feliz en el cielo. Ahora mismo ella está triste, y yo sólo quiero saber, si tú respetarías nuestra decisión, si como familia.. podríamos nosotros retirarle el tubo de alimentación?»

El corazón me llegó hasta la garganta, y le dije a este joven: «Cariño, el problema de tu madre no es su cuadriplejia. Es su depresión, y la depresión puede ser tratada. La depresión puede ser curada. Tu mamá se puede levantar de la depresión.»

Sólo necesita un poco de terapia de rehabilitación para conseguir sentarse en una silla de ruedas, salir del hospital y que a la luz del día ella pueda ver que puede continuar con su vida. Yo le advertí, le dije… «La vida es la condición más insustituible y fundamental en que tu madre se encuentra, y si esa conexión se retira, si quitas el tubo de alimentación, eso tendrá graves consecuencias.

No, no puedo apoyar tu decisión, es más, me opongo a ella, porque creo que eso es prerrogativa de Dios. Tu madre no necesita un derecho especial para morir. Más bien, ella necesita tener el derecho de salir al mundo ver y apreciar realmente que no es mejor estar muerto que discapacitado, que realmente vale la pena vivir la vida, y Jesús puede hacer que así sea.»

Nancy: Me parece que este es un tiempo en el que hay grandes oportunidades para que el pueblo de Dios comience a comprometerse con pensar bíblicamente, para que se conviertan en pensadores bíblicos, en especial sobre estos temas tan puntuales, prácticos y actuales, problemas complejos que no van a desaparecer.

Tenemos que estar preparados para dar una respuesta, una respuesta razonada, pero también ser la expresión del corazón, de la misericordia y la gracia de Cristo en este oscuro día para cuidar a las personas que están necesitadas, a los miembros de sus familias y a aquellos que los aman. ¡Qué oportunidad!

Joni: ¡Qué oportunidad! No debemos dejar que otros redefinan qué es la compasión. La compasión no es retirar un tubo de alimentación.

No, la compasión no es ponerte tres gramos de cierto medicamento en las venas para «sacarte de tu miseria.» No. Compasión es sentarte al lado de la cama, tomar la mano de esa persona, levantarle el ánimo, orar en su cabecera, cantar himnos de alabanza. Eso es compasión, no la sustancia letal en las venas.

Nancy: Quiero darte las gracias Joni, por tu valentía y la sabiduría que Dios te ha dado. Tú te propusiste discernir y convertirte en una pensadora bíblica en lo relacionado a estos temas, no sólo por la forma en que todo esto te afecta, sino porque tienes un corazón  compasivo por los demás que se ven afectados, y por glorificar a Dios en estos tiempos.

Sabemos que el reino de Cristo  prevalecerá y que el último capítulo  ha sido escrito. Pero, mientras tanto, gracias por lo que haces, por el ministerio de Joni & Friends, por las muchas, muchas maneras en que tú estás proclamando y abogando por una cultura de vida y cómo utilizas cada oportunidad para exaltar a Cristo y darlo a conocer. Eres una bendición para muchos, y sólo quiero darte las gracias por compartir con nosotras esta semana en Aviva Nuestros Corazones y por lo que esto ha significado para mí y para nuestras oyentes.

Joni: Bueno, Jesús es la resurrección y la vida. Él tiene palabras de vida. Él es el camino, la verdad y la vida. ¿Dónde podemos ir por el significado de la vida que no sea a los pies del trono del Salvador para conocer de qué se trata la vida, la verdadera vida?

Nancy: Si  has estado escuchando a Joni hoy, puedes haber escuchado acerca de algunos asuntos que son nuevos para ti, tal vez desconocidos o tal vez algunos asuntos con los que  estás lidiando en tu propia vida o en la vida de tu familia y amigos.

Te invito a ir a nuestra página web, AvivaNuestrosCorazones.com. Allí tendremos un enlace con el ministerio de Joni and Friends que te permitirá saber cómo puedes conseguir algunos recursos que te serán útiles para que puedas procesar estos temas, que te ayudarán a pensar bíblicamente, y también aprender cómo ministrar gracia a las personas con discapacidad.

¡Qué manera de hacer que la luz, la gracia y el evangelio de Cristo brillen en estos días oscuros! Visita  nuestra página web. Echa un vistazo a estos enlaces, y pídele al Señor que te deje saber cómo Él quiere que te involucres en esta batalla por la vida.

Joni: Nancy, las palabras, clonación, manipulación genética, eugenesia, incluso el aborto o  la eutanasia—no están en la Biblia. No vas a encontrar esas palabras en la Biblia. Pero para cualquiera de nuestras oyentes que están luchando con algunos de estos temas—tal vez un padre anciano que se está debilitando rápidamente y está en el hospital, o tal vez  has aprendido que el niño  que llevas en tu vientre tiene múltiples discapacidades—te diré que no  vas a encontrar el aborto o las palabras  infanticidio, eutanasia o clonación en la Palabra de Dios, pero  puedes encontrar sabiduría. Bueno, si abres tu Biblia verás un gran verso acerca de la sabiduría que creo te será de ayuda.

Nancy: Sí, Santiago capítulo uno, «Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada» (v. 5).

Joni: Me encanta que es un tipo de sabiduría que está a la mano, específicamente para tu necesidad en particular.

Nancy: Hecha a la medida.

Joni: No podemos sentarnos aquí y darte un modelo de bioética o una regla que se pueda imponer a cada situación personal y esperar que funcione. No, cada situación es un poco diferente, un poco singular, pero lo que más me gusta de Dios y Su Palabra es Su sabiduría. Es tan única y está hecha a la medida de cada necesidad, por lo que la Palabra de Dios sigue siendo el mejor recurso.

Carmen: He escuchado debates sobre la investigación con células madre embrionarias en muchas ocasiones, y agradezco la perspectiva que Joni Eareckson Tada nos ha dado. Ella ha investigado a fondo estos temas de la vida y también habla por experiencia; viviendo una vida plena, emocionante, aun en medio de los desafíos como cuadripléjica.

Si te has perdido alguno de los programas de esta edificante conversación, puedes escucharlos o leer la transcripción a través de nuestra página web, AvivaNuestrosCorazones.com. Escúchalos y compártelos con alguna amiga que pueda beneficiarse al igual que tú.

Quizás estés en una situación que te luzca sobrecogedora y por más que tratas no puedes ver la salida. No olvides que hay Alguien aún más grande que tu situación. El lunes, Nancy retomará el estudio profundo de la vida de Josué, y te ayudará a poner tu mirada en Aquel que es tu Ayudador.

¡Que seas bendecida a través de la comunión con los hermanos de tu iglesia local en el día del Señor!

 

Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras son tomadas de La Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

 

Por La Vida, Marcos Vidal, Mi Regalo ℗ 1997 Marcos Vidal

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la discusión