Podcast Aviva Nuestros Corazones

Cómo obró Dios - Un conversatorio

 

Annamarie Sauter: Hubo entusiasmo.

Nancy DeMoss de Wolgemuth: Buenos días mujeres verdaderas. ¿Cómo están?

Annamarie Sauter: …Hubo cánticos.

…Mi alma de Ti tiene sed

Satisface hoy mi sed

¡Señor avívame!

Annamarie Sauter: Mujeres de todas partes del mundo vinieron a Querétaro - México.

Pastor Eduardo Saladín: Colombia, Guatemala, Estados Unidos, Argentina, Costa Rica, Honduras, Panamá, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, República Dominicana y nuestros anfitriones, México…

Annamarie Sauter: Vinieron a escuchar de la Palabra de Dios y a aprender más del diseño de Dios para ellas como mujeres.

Testimonio 1: Empecé a buscar, empecé a hacer yoga, a buscar filosofías, filosofías de oriente, a leer libros tras libros de autoayuda y la frustración era grande y estaba vacía. Hasta que el Señor fue bondadoso conmigo y puso esta inquietud por tener amigas y al final empecé a ir a los desayunos de mi iglesia. En ese momento para conseguir amistad, pero finalmente lo que tuve fue la relación que llena el corazón, la relación con Dios. Y una de las mujeres me llevó a Aviva Nuestros Corazones y empezó como todo un desafío.

Testimonio 2: Yo pues tenía muy duro el corazón y un día Dios, este…me permitió ir a una célula. Le agradezco a Nancy Demoss por la forma en que pues ella predica acerca de nosotras las mujeres, de una mujer verdadera. Y Dios me empezó a ayudar, a mirar mi pecado que era tan rebelde contra mi esposo y que yo debo de ser obediente a Dios, a Su palabra y estoy muy agradecida a Nancy Demoss y a Aviva Nuestros Corazones.

Testimonio 3: Dios empezó a talar bien profundo en mi corazón, a ayudarme a amar lo que es el diseño de Dios. A entender que Él es perfecto y que Su voluntad es perfecta, y que Él es el perfecto diseñador y si es Su diseño pues es hermoso y que está radicado en lo más profundo de mí ser, aunque yo no lo podía ver ni entender. Creemos y confiamos en que Dios está empezando a preparar el terreno para que esta semilla empiece a dar fruto.

Annamarie Sauter: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Patricia de Saladín. Gracias por unirte a nosotras en este tiempo en el que reflexionamos en la bondad de Dios manifestada en la conferencia Mujer Verdadera ´17 que se llevó a cabo recientemente.

Fuente de la vida eterna y de toda bendición

Exaltar tu gracia tierna, debe cada corazón

Annamarie Sauter: Es fácil ocuparse en muchas  cosas de manera que olvidemos las formas poderosas en las que Dios está obrando. Una y otra vez en la Escritura, Dios exhorta a Su pueblo a recordar. ¿Has pausado tú para pensar en lo que Dios ha hecho por ti y en tu vida?  Recientemente Patricia se reunió  con unas amigas para recordar algunas de las cosas maravillosas que Dios hizo el pasado mes de marzo en Querétaro. Con ella están otras mujeres del personal de  Aviva Nuestros Corazones. Betsy de Gómez desde Carolina del Norte, Elba de Reyes y Mayra de Ortiz desde la República Dominicana, Laura González de Chávez desde Oklahoma y Myrna Ortiz desde la ciudad de México.

Patricia de Saladín: En febrero del año 2015, Aviva Nuestros Corazones celebró en Santo Domingo la primera conferencia Mujer Verdadera para América Latina, Mujer Verdadera 2015, al igual que la conferencia True Woman ha sido nuestro deseo hacerla cada dos años. Y Dios nos guió a la ciudad de Querétaro - México, para celebrar nuestra segunda conferencia Mujer Verdadera, Mujer Verdadera ´17. Durante casi dos años el equipo de Aviva Nuestro Corazones de Revive Our Hearts y un grupo de colaboradores que se sumaron de México y de otros lugares, estuvimos orando a Dios por ese evento. Muchos meses de preparativos, muchas cosas a tomar en cuenta. Muchas expectativas que fueron creciendo en la medida en que se acercaba la fecha. Vimos a nuestro Dios obrar y moverse de manera poderosa, sumando esfuerzos, sobrepasando obstáculos, coordinando iniciativas. Y tomando en cuenta detalles, tantos detalles que nosotras aún al día de hoy desconocemos. Bueno pues llegó el mes de marzo y con gran emoción nos reunimos en la ciudad de Querétaro. Más de cuatro mil mujeres En busca de Dios.

Y hoy estamos reunidas para recordar y regocijarnos en las grandes cosas que el Señor hizo en medio nuestro en esos días. Y además para alentarnos a seguir adelante con lo que Él está haciendo. Sabiendo que nuestro Dios es Hacedor de maravillas y de prodigios. Son muchos los testimonios que hemos recibido, no terminaríamos en una decena de programas. Y no deja de maravillarme como Dios se hizo presente y se hace presente de una forma especial, y manifiesta Su gloria de una forma sobrenatural, de maneras que nosotras nunca hubiéramos podido lograr ni producir. Solo Su poder y Su gracia se llevan el crédito en cada uno de estos detalles que vamos a compartir. Y en el programa de hoy tenemos aquí en el estudio a Mayra de Ortiz y a Elba de Reyes. Y tenemos conectadas a través de Skype a Laura Gonzalez, a Betsy de Gómez y a Myrna Ortiz. Como la conferencia comenzó el jueves con las jovencitas, quisiéramos escuchar a Betsy quien junto a Dannah Gresh dirigió esa noche. ¿Cuáles fueron las cosas sobresalientes, Betsy, que puedes compartir con nosotras y con nuestras oyentes del evento del jueves en la noche? Y lo que ha sucedido después en las vidas de tantas jovencitas como fruto de lo que se sembró esa noche en Querétaro.

Betsy de Gómez: Bueno, la realidad es que lo primero, es que pensábamos que esta parte de la conferencia, la preconferencia para jóvenes iba a tener una audiencia un poco más limitada, más pequeña, un público más reducido y nos sorprendimos cuando vimos ahí miles de jóvenes y miles de  chicas que estaban uniéndose a esta visión de vivir el evangelio tomando en cuenta su diseño, su feminidad y desde el inicio hasta el final fue como si el Señor orquestara cada una de sus partes. Cuando Dannah estaba  hablando de esa, de ese juego en el que las jóvenes se encuentran, jugando a las escondidas con Dios, que comenzó en el Edén, y cómo todavía hoy en día seguimos escondiéndonos de Su presencia y cómo el pecado ha afectado en nuestra capacidad de buscarle. Pero entonces la segunda parte de la noche estuvimos hablando acerca de cómo ese Dios se deja encontrar a través de Cristo y está detrás de aquellos que le buscan con la historia del hijo pródigo. Y realmente eso fue una noche muy especial, pero yo creo que lo más especial fue escuchar a las jóvenes cuando iba caminando por los pasillos dándonos testimonios de cómo el ministerio y todo este movimiento les había ayudado a conectar esa verdad que habían creído dentro el evangelio con sus vidas diarias. Yo creo que ese es el valor que tiene Joven Verdadera,  porque puede ayudar a la joven no solamente a conocer una doctrina o conocer las verdades básicas del evangelio, sino cómo ella puede vivir a la luz de su diseño y cómo el evangelio restaura aquello que fue dañado y aquello que fue roto desde la creación.

Patricia de Saladín: Creo que fue importante para esas jovencitas y para todos los que estábamos ahí en la audiencia, ver cómo el Señor nos considera valiosas. Cómo para el Señor tenemos un gran valor que es tan contrario a lo que el mundo de hoy nos plantea, o sea, ahora nosotros tenemos un valor incalculable, porque él nos ve en Cristo. Nosotras estamos unidas a Cristo y como estamos unidas a Cristo somos de gran valor, y Él nos buscó, por eso nosotras lo buscamos a Él. 

Betsy de Gómez: Así es, de la retroalimentación que hemos recibido,  muchas de las jóvenes nos han contado de cómo ellas luchan con esa crisis de identidad. Y al ellas encontrar en Cristo su valor y al ellas poder cerrar sus oídos a las mentiras del mundo y escuchar lo que la palabra de Dios tiene que decir para ellas, eso ha transformado drásticamente sus vidas, y yo creo que esto es algo que nosotras valoramos; que las jóvenes puedan encontrar absolutamente todas su identidad en Él.

Patricia de Saladín: Gracias Betsy. Elba en tu caso tú tienes contacto con tantas hermanas que nos siguen a través de todo el mundo. Y ¿qué tal fue ver a muchas reunirse por primera vez en Querétaro, y realmente verse cara  a cara, y poder experimentar esa bendición del Salmo 133 que dice que ¡cuánta bendición hay cuando las hermanas habitan juntas en armonía!?  Me imagino la emoción que había en el ambiente entre ellas.

Elba de Reyes: Así es, así es, la verdad que fue una experiencia increíble porque como tú dices, yo tengo contacto con ellas. Como soy corresponsal bíblica y mi trabajo es recibir los correos, yo mantengo contacto con muchas de ellas y veía la expectación que había, por ir. Algunas de ellas escribían que lo veían como imposible, por su situación económica, porque estaban muy lejos. Algunas de ellas querían venir desde Europa y aunque estaban en Europa, en Francia no veían la posibilidad de poder llegar hasta México, pero fuimos testigos de cómo ellas oraron y Dios fue abriendo literalmente el mar para ellas. 

Patricia de Saladín: Bueno vimos literalmente milagros suceder en las vidas de tantas hermanas, a cada mujer que Dios citó,  Dios  se encargó de abrirle todas las puertas.

Elba de Reyes: Así es. Y originalmente grupos que venían solo de cinco o diez, fueron de cincuenta. De Colombia llegó un grupo de cincuenta, de Francia, de Europa la delegación europea fue de dieciocho y eso era algo como que nuestra alma, mi alma rebozaba de gozo porque yo mantenía el contacto con ellas por correos, ellas me notificaban como iba sucediendo todo, orábamos por todo esto, y como tú dices era la alegría de ver los hermanos juntos en armonía pero también ese  gozo y esa expectación de subir a una fiesta espiritual. No importan las circunstancias aflictivas o de problemas, ellas iban con la esperanza de oír la Palabra de Dios. Y aun aquellas a quienes yo no conocía, que leía sus correos, yo veía su esperanza de llegar allí a recibir la Palabra. Y como Dios fue fiel, porque luego también estaban esos testimonios. Pero algo que me pasó que recuerdo fue que yo iba caminando  por un pasillo y una hermana me abrazó y me dijo: Elba yo soy Mireya y yo no la reconocí realmente y ella me insistía  en que ella era Mireya. Y me dijo: en el 2014 tú contestaste una carta que yo te escribí, yo estaba llena de amargura, yo estaba llena de ansiedad y tú me referiste a unos programas y esos programas cambiaron mi vida, era la Palabra de Dios realmente a través de esos programas. Pero el poder tener contacto en vivo con un correo, eso me pasó muchas veces y fue de verdad de mucho gozo para mí.

Patricia de Saladín: Y qué maravilloso, yo no dejo de maravillarme de ver cómo Dios puede obrar en el corazón de una persona y en este caso de una mujer, y la impulsa a dejar su país, a dejar donde vive con ese anhelo de ir a buscar a Dios, no importa las millas que tenga que viajar, no importa los obstáculos que tenga que vencer, y es esa voz de ese Buen Pastor que las llama, o sea como mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco y ellas me siguen. Toda la gloria sea para Dios, que a través de Aviva Nuestros Corazones estas mujeres escuchan la Palabra de Dios para ellas de forma especial como mujeres y ellas no escatimaron oración, ni esfuerzos para poder llegar a reunirse con ese grupo, con ese ejército de mujeres que nada en contra de la cultura y que quiere glorificar a Dios y proclamar a Cristo y muchas veces encontrar libertad, otras veces es plenitud y abundancia, pero es como ese anhelo de juntas exaltar el nombre de nuestro Dios.

Patricia de Saladín: Y Mayra en tu caso debido al gran cúmulo de registros y todo lo que estaba sucediendo tras bastidores. Sé que estuviste trabajando prácticamente durante todo el tiempo de la conferencia. Nos gustaría escuchar cuál fue tu impresión al ver el hambre y la necesidad que manifestaban estas mujeres en Querétaro para ser parte, en Querétaro y que llegaban de otras partes, pero sobre todo mujeres mexicanas que llegaban aún a última hora, porque querían ser parte de un evento como Mujer Verdadera. ¿Qué puedes tú decirnos al respecto?

Mayra de Ortiz: Bueno, realmente para mí fue una experiencia fuera de lo normal. Realmente, yo entendí que fui preparada, como yo soy muy organizada, en la logística, todas mis cosas cuadradas.

Patricia de Saladín: Todo bajo control.

Mayra de Ortiz: Todo bajo control, como soy yo ¿verdad? Yo creo, pero,  me encontré con mujeres que venían de diferentes partes de México, inclusive de regiones que yo desconocía. Y ellas insistían en que tienen que entrar, y ellas no tenían boletas. Entonces ni estaban registradas, nada. Y yo que soy la persona que tiene que decir, bueno no hay espacio, no hay cupo. Yo me quedé sorprendida porque nosotras teníamos una limitante muy grande, el lugar no nos permitía a nosotros recibir dinero, cobrar ahí, aunque hubiera un espacio. Yo las tenía que mandar a un banco que desconocía  el nombre, pero que ellas sabían, un banco mexicano. Ellas tenían que caminar bajo un sol, pagar y traerme un recibo. Señores, esas personas iban caminando porque eran de otras regiones, ni siquiera eran de Querétaro, y venían con su recibo. Entonces yo me quedaba sorprendida porque ellas me decían nosotras tenemos que ser parte de esta conferencia, o sea nosotras queremos buscar de Dios junto con las demás hermanas y yo dije bueno el jueves va a bajar para el viernes, pero resulta que el sábado que era el último día todavía seguían llegando. Que habían oído de la conferencia, venían en autobuses, camiones, listas para entrar. Y cómo yo decía que no. O sea eso para mí fue una experiencia donde yo me tuve que negar a mí misma, realmente ver la necesidad, el hambre que había en ellas, y permitirles entrar. Muchas veces... yo tenía una fila para los problemas, y resulta que la fila de los problemas resulta que era más grande que las que tenían sus boletas. Porque los problemas era que no tenían boletas. Y tú sabes algo Patricia, realmente muchas me decían, me reconocían del 2012 que hubo un testimonio y yo inclusive a una hermana puertorriqueña que vive en Estados Unidos, tuve que sacar a una parte y hablar con ella,  que está pasando por una situación donde ella no sé, ella se resiste a rendirse. Y yo puedo decir que a pesar que no pude ser parte de la conferencia que era como un anhelo que yo tenía, yo fui altamente edificada por estar ahí y estar directamente con la necesidad de las hermanas por ser parte de la conferencia.

Myrna Ortiz: Bueno, a mí algo que me impresiona hoy es ver y darme cuenta de que en todo estuvo la mano de Dios. Desde el inicio en toda la organización, el esperar en Él, por ejemplo es que fue un aprendizaje para mí. Esperar a que Él diera como el sí de todo, de todo detalle, algo este que fue para mí impresionante, fue la manera en que Dios trajo a las mujeres que iban a servir. Era algo que también estábamos muy angustiadas. No angustiadas, pero sí orando mucho, anhelo de que Dios trajera más manos para servir, más personas que pudieran orar por otras, etc. y Dios levantó las mismas mujeres que Él llevó y todavía sigo viendo hoy el resultado de eso. O sea los testimonios de hermanas que siguen juntas mediante whatsapp o mediante correos, este, contactándose y dándose aliento. Eso para mí fue impresionante. 

Patricia de Saladín: Amén, amén. Porque nosotros aquí en Aviva Nuestros Corazones nosotras hemos sido privilegiadas vamos a decir, testigos y parte de ver el hermoso plan de Dios para las mujeres de esta época. Para un tiempo como este llevarse a cabo, usando instrumentos muy débiles. Nosotras, todas sabemos que nosotras somos esos vasos de barro. Conocemos nuestra debilidad, conocemos nuestra insuficiencia; pero conocemos la grandeza de nuestro Dios y la grandeza de su obra de redención y cómo Cristo está reconciliando todas las cosas consigo mismo. Para que la excelencia del conocimiento y la gloria sean para Él y para Su Hijo Jesucristo.

Y Laura como directora de Aviva Nuestros Corazones, quisiéramos que nos digas de qué maneras pudiste tú ver a las mujeres venir  en Busca de Dios y encontrarse con Dios durante ese fin de semana.

Laura González de Chávez: Patricia, la verdad que está allí me remontó al 2008. Recuerdo mi sentir en la conferencia Mujer Verdadera en Chicago, aquella primera conferencia. Yo estaba tan impactada con esas enseñanzas y recuerdo arrodillarme en un momento de oración que hubo y pensar: Señor ¿cómo hacer que otras mujeres escuchen esto? Yo quería que otras fueran tan bendecidas como yo. Pero me sentía tan impotente, ¿cómo hacer que esto pudiera ser? Lo que yo no sabía era que Dios tenía un plan, un plan eterno orquestado y planeado desde antes de la fundación del mundo. Y la verdad es que lo que sucedió desde aquel momento en adelante ha sido sobrenatural. La manera cómo Dios inició este movimiento en el corazón de un puñado de mujeres, y entonces al ver a estas cuatro mil mujeres en México, yo solo pensaba en el poder de Dios, en Su providencia y en cómo Él cumple Sus propósitos y lleva a cabo Su plan de redención de manera tan increíble, justo delante de nuestros ojos. La verdad es que Él toma nuestras manos, nuestra poca disposición de servir, nuestros pocos panes y peces, y lo multiplica todo, de forma que solo podamos decir: Es que esto lo hizo Dios. No hay otra manera de que haya ocurrido.

¿Se acuerdan durante la conferencia cuando se presentó un video,  que hablaba del movimiento de Mujer Verdadera? Ese video comienza con una pequeña piedra que se lanza al agua y las ondas se van expandiendo, y termina con una gran catarata en un gran océano. Así es como yo he visto a Dios llevar a cabo este movimiento de Mujer Verdadera. La verdad es que es un movimiento que ha llevado a las mujeres  hacia Cristo y de regreso a Su diseño como mujeres. Y justo los días antes de la conferencia yo recuerdo, que yo estaba pensando en aquellas multitudes que seguían a Cristo, la forma como se acercaban a Él para que sanara sus enfermedades y viendo el tema de esta conferencia En Busca de Dios y viendo aquellas mujeres allí en Querétaro que venían de tantos lugares del mundo, yo podía ver una historia detrás de cada una de sus caras. Una gran necesidad de ser sanadas, de ser perdonadas, de ser redimidas, de ser traídas al reino de Su luz admirable; y me venían a la mente los versos de Lucas 6, que dice que: "había una gran multitud allí, una gran muchedumbre del pueblo. De toda Judea, de Jerusalén, de la región costera de Tiro y Sidón, que habían ido para oírle y para ser sanados de sus enfermedades. Y los que eran atormentados por espíritus inmundos eran curados. Y toda la multitud procuraba tocarle porque de Él salía un poder que a todos sanaba." Y esos versos para mi fueron tan evidentes en el salón de oración. No sé si recuerdan ustedes que estuvieron allí, que las voluntarias que sirvieron en ese lugar nos traían historia tras historia de las mujeres que recibían a Cristo, mujeres que eran liberadas de su esclavitud, de la falta de perdón, del resentimiento, mujeres que habían sido víctimas de asesinatos en sus familias, de secuestros. Y cómo ellas podían perdonar ahora a estas personas, fue algo increíble, algo sobrenatural.  Realmente Dios visitó a Su pueblo, y esa es precisamente nuestra oración: Que la fama de Cristo se divulgue por todo lugar, por todo el mundo. Que su reino crezca no solamente en amplitud y en… geográficamente, sino crezca profundo en el corazón de cada mujer. Y que si al Señor le place continúe usando este ministerio para hacer eso. 

Betsy de Gómez: Hay algo que me ha llamado muchísimo la atención y es que luego de la conferencia hemos recibido una gran cantidad de correos de jóvenes que nos cuentan cómo ellas han llevado esto a sus iglesias locales y cómo hemos recibido también correos de líderes que han utilizado estos materiales para, para usarlos en el contexto de la iglesia local. Y realmente me gozo al ver ese tipo de cosas sucediendo, porque nosotras como ministerio existimos para que la iglesia local pueda avanzar y para que se pueda fortalecer lo que ya existe en la iglesia local. Y realmente lejos de ver como una generación desconectada de su entorno, de las ancianas, de las mujeres mayores, veo cada vez más a mujeres jóvenes que están dispuestas a desarrollar esas relaciones saturadas del evangelio, y gloria a Dios que hemos estado recibiendo este tipo de testimonios porque realmente ese es el deseo de nuestros corazones. Que esto pueda ser vivido y pueda ser experimentado en el contexto de la iglesia local.

Myrna Ortiz: Hoy escuchando los testimonios después de la conferencia, es el hambre que dejó todo esto en la gente, la necesidad de ir a la Palabra. No había hermanas que tienen más de  treinta años en Cristo,  y nos contaban, es que esto fue como un avivamiento a mi corazón, a querer el vivir para Él, y a volverme a enamorar de Él. Entonces es hermoso también ¿no? y ver a otras mujeres que después de la conferencia también pues preguntaban, y ahora qué, qué vamos a hacer. Y ahora ellas mismas están levantándose en sus iglesias,  a servir a llevar a más mujeres a Cristo, a pasar el mensaje y ha sido increíble como cada una, pues, derramando su corazón primero de que había sucedido en la conferencia y ahora sirviendo. Entonces, fue eso para mí, es impresionante como Dios usó esa herramienta, esa conferencia para avivar mujeres aquí y quedarse sirviendo en su propia iglesia, en su propia comunidad y en su propia familia. Mujeres de distintos países hoy unidas, en contacto y alentándose unas a otras, entonces pues es ahí donde ves la mano de Dios y que todo esto lo hizo Él nada más que para Él mismo y para ser alabado y seguir siendo, este, conocido entre las mujeres y  alentándose unas a otras a vivir para Él.

Patricia de Saladín: Amén. Amén. Cuando uno de  estos eventos,  así como el de Santo Domingo, el de Querétaro, y ahora nuestro próximo Mujer Verdadera se lleve a cabo es porque hemos orado intensamente y hemos buscado la guía de Dios en esto. No es simplemente una decisión que decimos, bueno aquí está el mapa, ¿Hacia dónde vamos? No, nosotras buscamos hacia dónde Dios nos lleva, hacia donde sopla el viento del Espíritu de Dios confirmando una serie de cosas que tienen que suceder para que ese evento que Dios ya sabe dónde es y que Dios ya desde antes del a fundación del mundo orquestó nos muestre a nosotros hacia dónde movernos. Como en todas las cosas que nosotros hacemos en Aviva Nuestros Corazones oramos y también le pedimos al Señor que provea  los fondos. Estas conferencias, son conferencias costosas porque involucran muchas cosas, cosas que aún nosotras mismas no entendemos, pero se necesitan fondos, y necesitamos poder prepararnos para seguir adelante expandiendo el mensaje de libertad, plenitud y abundancia en Cristo. Así que te pedimos, únete a nosotras, únete a nosotras en oración, pídele al Señor que nos guíe, que nos dirija y si te animas a ser colaboradora de Aviva Nuestros Corazones para estos fines, te animamos a ir a avivanuestroscorazones.com a la pestaña de donaciones, es muy fácil donar a través de la página, así que gracias por acompañarnos una vez más en este programa.

Annamarie Sauter: Es bueno detenerse y reconocer las cosas maravillosas que Dios ha hecho en nuestras vidas. Hemos estado escuchando a un grupo de amigas reflexionar en las formas en las que Dios obró durante nuestra reciente conferencia Mujer Verdadera ´17. Escuchamos de Myrna Ortiz, Laura González de Chávez, Elba de Reyes, Mayra de Ortiz, Betsy de Gómez y Patricia de Saladín. Myrna estará de regreso para cerrar nuestro tiempo juntas en oración, pero primero Patricia te quiere animar con algo importante.

Patricia de Saladín: Quiero pedirte que busques tu agenda y que marques los días 29 y 30 de septiembre, reúne a un grupo de tus amigas y anímate a cumplir el propósito que Dios ha creado para ti. Adornar el evangelio de Jesucristo junto a otras mujeres, Revive ´17. Por medio de mensajes breves, cautivadores y con algo de drama, una variedad de charlistas en diferentes etapas de sus vidas, expondrán el pasaje bíblico de Tito capítulo 2, y ofrecerán una especie de mapa hacia la vida en comunidad y su influencia. No te pierdas la oportunidad de ser parte de Revive ´17 a través de la transmisión en vivo. Estará disponible tanto en inglés como en español. Te esperamos, únete a nosotras.

Annamarie Sauter: Una vez más Revive ´17 será los días 29 y 30 de septiembre de este año. Tú y tus amigas pueden unirse desde cualquier lugar con conexión a internet a través de la transmisión en vivo. Para más información o para registrarte visita revive17.com.

Bien, y el lunes retomaremos nuestra serie acerca de las lecciones que aprendemos de la vida de Josué y piensa en esto: Cuando dices que algo es indispensable, estás hablando de algo serio. Bueno, Nancy nos hablará acerca de dos ingredientes indispensables para la vida, al continuar estudiando la vida de Josué, te esperamos el lunes con la continuación de esta maravillosa historia de la gracia de Dios en la vida de este hombre.

Ahora aquí está Mirna Ortiz para concluir este tiempo en oración.

Myrna Ortiz: Dios te alabamos y glorificamos tu nombre por todo lo que Tú hiciste aquí en México, por lo que haces en nuestros corazones y porque Tú mismo Señor nos llevas a ver tu gloria y a no querer separarnos de ti y a  aprender más de ti cada día. Gracias Señor pues por tu inmensurable gracia.

Annamarie Sauter: Aviva Nuestros Corazones con Nancy Demoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

 

 

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.