Podcast Aviva Nuestros Corazones

Un movimiento global

Annamarie Sauter: ¿Crees que Dios está obrando hoy en las vidas de las mujeres alrededor del mundo? Aquí está Patricia de Saladín.

Patricia de Saladín: Nosotras servimos a un gran Dios porque ¿de qué otra forma podríamos explicar todo esto? Cómo unas pocas mujeres siguiendo un programa que está en otro idioma, llevándolo al español y difundiéndolo por el internet,  puede hacer que los corazones de las mujeres sean transformados, que las vidas sean cambiadas y que Dios sea glorificado. Es solamente porque un gran Dios está moviéndose y avivando a las mujeres en Hispanoamérica para que lo conozcan y para que vivan sus vidas para la gloria de Él.

Annamarie Sauter: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones y nuestro anhelo es ayudar a mujeres alrededor del mundo a vivir en libertad, plenitud y abundancia en Cristo.

Patricia de Saladín: Tengo una pregunta para ti. ¿Cuál es el sueño más increíble e imposible que te hayas podido imaginar? ¿Cuál es la oración más audaz que te hayas atrevido a presentar delante de Dios? ¿Crees que Dios quiere ayudarte a cumplir tus metas más ambiciosas? Si no es así, ¿Crees que deberías revisar tus sueños y tus metas?

Soy Patricia de Saladín,  usualmente cuando escuchas Aviva Nuestros Corazones yo soy la voz en español de Nancy Demoss de Wolgemuth; pero en el día de hoy vamos a escuchar cómo Dios ha respondido y sobrepasado los sueños más increíbles de unas cuantas mujeres.

En marzo del 2017 más de cuatro mil mujeres de 22 países nos dimos cita en Querétaro -  México, para la segunda Conferencia Mujer Verdadera para América Latina. Cantamos alabanzas al Señor, escuchamos los mensajes de nuestras hermanas en Cristo; de Danah, Mary, Nancy y Dámaris. Fue una conferencia como ninguna otra, todo para la gloria de Dios. Y hoy vamos a escuchar cómo Dios ha tomado las oraciones que parecían imposibles de este pequeño grupo de mujeres y las ha convertido en un moviendo a través del mundo.

Ahora vamos a escuchar en primer lugar la poesía, Libertad, Plenitud y Abundancia en Cristo, escrita por la artista Blair Lynne, y traducida e interpretada en Mujer Verdadera ´17 por Alejandra Cardoza de Slemin.

Alejandra Cardoza de Slemin: Hemos escuchado la voz de la libertad, cómo Él llama a hijas pródigas de las tinieblas, sacándonos de las garras duras de la esclavitud, desencadenando ataduras de un carácter débil y henchido de demonios. Así mismo como esas noches cuando comemos de la tentación, como nos comemos un helado, directamente del envase. Inquietante la manera en la que no podemos contener nuestra carne pero es increíble cómo el poder de Cristo sí la puede contener. Recuerden, nosotras hemos comulgado con la plenitud, cómo nos resucita cuando quedamos empobrecidas; Él sana nuestra mayor necesidad. A veces permitiendo que el sufrimiento físico enlace sus brazos con nosotras, para que nos acerquemos  a los brazos eternos de Aquel en quien confiamos. Nuestra piscina de Betesda que nos aviva, cuando nuestra fe se ha convertido en un fósil, en tierra seca, como huesos frágiles en el Sahara, cuando el festejo se siente muy lejos y nos inunda un vacío interno sin saber que Dios ha preparado comida eterna para ti a través de un cordón carmesí. Él nos ha dado tanto. La comida eterna está aquí porque el Pan de Vida está cerca. Podemos decir que hemos probado dulcemente la abundancia, independientemente de las circunstancias, dificultades, persecuciones y encarcelamientos.

Todavía podemos predicar a Cristo con el fin de alcanzar a las naciones y producir un fruto agradable a pesar de nuestras difíciles situaciones. Nunca olvidemos, podemos acudir a nuestro Salvador cuando volvamos a casa y encontremos nuestra alma rodeada de serpientes, cuando el amor parezca escondido en el vientre de nuestro corazón como un cemento seco, podemos negarnos a elegir escuchar las mentiras que se susurran por los pasillos de nuestras mentes, sus acústicas escurridizas que nos hablan de independencia. Hermanas nuestra carne nos dice que a pesar de que somos salvas, nunca podremos cambiar nuestros actos. Nos da una serenata de fantasías absurdas las cosas que intenta hacernos creer, pero Jesús nos hizo; por lo tanto es a Él a quien debemos creer.

Mujer verdadera, cuando nos dispersemos de aquí como las semillas que sopla el viento y regresemos a los campos de batalla que nos han sido ordenados, salgamos como guerreras, mujeres dispuestas a luchar contra la maldad, ya que la guerra fue ganada por Aquel que es digno, nuestro Consejero Admirable. Cuando el cuerpo de la Palabra fue marcado por la ira en un madero, que nos despertemos mañana y todos los días desde entonces aferradas a Su Palabra. Rinde alabanza a Su nombre puesto que Él es el único que cumple cada una de las tres: La libertad, la plenitud y la abundancia. Él es nuestro árbol de vida, Él nunca ha sido atado o dado a pecar, Él es eternamente libre, su santidad da testimonio de su pureza, Él fue perfectamente capaz de cumplir la ley y cuando decidió convertirse en pecado, lo hizo por amor a su novia, a pesar de que le pusieron en un sepulcro ahora podemos decir que Él está vivo y Él es el epítome de la plenitud, el origen de todo bien, nunca vacío o necesitado,  no creó al hombre porque se sentía solo; Él es eternamente completo. Y si todas las cosas subsisten por medio de Él, ¿por qué tiene que sentarse como invitado en la fiesta de otro? Sí, Él es el dueño de todas las cosas. Todos aquellos se inclinarán ante Aquel quien es el único intrínsecamente íntegro, se goza en sí mismo, se alimenta de lo que es desconocido para nosotras; ya que  Él es solo Dios. Él es el más fructífero de todos, siempre mostrando los frutos del Espíritu ya que se originan en Él. Resucitó porque la muerte no pudo retenerlo, porque que la paga del pecado no se le debía a Él. Nunca será atado, su trono es puro en todo, no será jamás sentado/tentado, mucho menos tendrá hueso de amargura en Él. Él es el más fructífero de todos. Él es amor, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Él es nuestra hermosa cosecha, su virtud es inherente, sus santos atributos maravillosos, Él es libre, es completo, es abundante para siempre. Esta es la forma en que ha sido y será siempre. Que podamos ser encontradas en Cristo nuestro tesoro, convirtiéndonos en mujeres verdaderas que sean fructíferas que sean completas y libres.

Patricia de Saladín: Acabas de escuchar a Alejandra de Slemin en Mujer Verdadera ´17 recitando un poema de Blair Lynne.

El movimiento de Mujer Verdadera consiste en ayudar a las mujeres a encontrar  libertad, plenitud y abundancia en Cristo. Alguna vez has tenido un deseo e inmediatamente has pensado, no hay manera en que Dios pueda concederme esta  petición, es demasiado grande. Bueno, entonces ya sabes cómo se sintió Nancy Demoss de Wolgemuth al principio del año 2000. Ella junto a unas amigas comenzaron a pedirle a Dios que las usara para comenzar un movimiento de mujeres que lo amaran a Él de todo corazón y que vivieran de acuerdo a su diseño divino. Ellas lo llamaron el Movimiento de la Mujer Verdadera.

La visión de ellas comenzó a dar fruto en el año 2008, y parte ese fruto somos nosotras. Un grupo de amigas y hermanas de la República Dominicana. Dios comenzó a despertar en nuestros corazones el que eleváramos a Dios oraciones imposibles también. Sabíamos que había una gran necesidad de este movimiento de Mujer Verdadera en Hispanoamérica y estábamos dispuestas a ser usadas por el Señor como Él quisiera usarnos, y ahora casi una década después tenemos un programa de radio Aviva Nuestros Corazones y también tenemos la conferencia Mujer Verdadera. Dios es tan bueno. Nunca pienses que Dios no contesta las oraciones audaces, si son de acuerdo a su voluntad, Él  las responde. Así que anímate mientras escuchas a este grupo de hermanas en la conferencia Mujer Verdadera ´17 compartiendo lo que Dios está haciendo en sus países.

Laura González de Chávez: Buenas tardes a todas, yo soy Laura; estoy feliz de verlas a todas ustedes aquí este fin de semana. Ha sido una oración contestada, una gran bendición del Señor y no sé si recuerdan que al principio de la conferencia decíamos que esta no es una conferencia, que esto es un movimiento y que la idea es que todas nosotras somos misioneras y cuando salgamos de aquí como decía Dámaris hemos matado a cada una de nosotras y vamos de misión; vamos de misión a  alcanzar a otras con el mensaje de Cristo y con el mensaje que hemos abrazado de la feminidad bíblica para alcanzar a las mujeres. Y queríamos hablar con algunas de ellas que están aquí representando a sus diversos países porque ellas fueron mujeres que como ustedes fueron impactadas por el mensaje y lo llevaron entonces a sus comunidades, iglesias, países, y queremos oír un poquito de lo que Dios está haciendo en la vida de ellas. Algo muy importante que Dios me ha enseñado es que nosotros no somos estanques, somos canales de donde nosotros recibimos para dar; ustedes han estado recibiendo. ¿Quién no ha sido bendecida este fin de semana? Y ahora queremos ir a dar, a dar de lo que Dios nos ha dado a nosotras; y entonces yo quería presentar aquí a mis hermanas. Aquí tenemos a Margarita Camargo representando México, Yadirah E-Gorek vive en Alemania, es de Guatemala,  pero vive en Alemania y representa a Europa; Consuelo Catalán es de Colombia, de Bogotá ¿verdad?, Deborah Dilge es de Argentina y vive en la Patagonia ¿no?, en Bahía Blanca. Así que, queremos oír un poquito de cada una de ellas. Vamos a empezar con Margarita que estamos aquí en México. Margarita ¿que tú estás viendo que Dios está haciendo aquí en México? Yo puedo sentir ya los inicios de un avivamiento.

Margarita Camargo: Yo creo que sí Laura, yo creo que Dios ha estado trabajando en el corazón de las mujeres específicamente; no dudo que también en los hombres pero yo lo puedo sentir y por los testimonios que escucho y veo. Cuando yo conocí al Señor hace más de treinta años esto no era así, era difícil, muy difícil que tú encontraras a un cristiano en el día a día y hoy, pues, gracias a Dios hay muchísima gente que conoce al Señor, ha crecido esto. Dios ha estado trabajando en México muchísimo y yo puedo ver como Dios está avivando a las mujeres para que a través de ellas sea transformada su familia, su matrimonio, sus hijos, y poco a poco así pues, México.

Laura González de Chávez: ¡Amén! ¿Qué tan importante tú crees  que es este mensaje de la feminidad para la mujer mexicana?

Margarita Camargo: Yo creo que es importantísimo, porque específicamente aquí en México, seguramente en América Latina lo mismo, pero yo que vivo aquí veo cómo el feminismo ha crecido de manera importantísima, pero no para bien, sino para mal; pero lo que a mí más me carga mi corazón son las jóvenes, porque muchas de nosotras crecimos viendo a nuestras madres, abuelas de alguna manera aunque muchas no eran creyentes, vivir un rol que dentro de todo era por lo menos parecido a lo que Dios tiene. Pero hoy en día las jóvenes no han crecido así, han crecido con otra visión totalmente diferente, y es que Dios quiere transformar ese chip, yo le digo, que traen ya, para que ellas puedan entender qué es lo que Dios tiene para ellas como mujeres y puedan vivirlo y puedan ser una diferencia en esta sociedad.

Laura González de Chávez: Yo creo que eso nos recuerda la importancia de que las mayores enseñemos a las más jóvenes y ese es el llamado a todas nosotras en nuestras iglesias, en nuestras comunidades.  Y tú Yadirah cuéntanos un poco, yo sé que tienes una obra maravillosa en Europa, háblanos un poquito de lo que Dios está haciendo.

Yadirah E-Gorek: Bueno yo no tengo ninguna obra maravillosa, es lo que tengo que decir, la obra maravillosa la tiene el Señor y que les puedo decir, el Señor ha  empezado a poner una carga, empezó con una carga al ver a las mujeres de mi iglesia y a las mujeres a mi alrededor y al ver la decadencia espiritual que hay en ese continente y qué puedo decir de lo que el Señor está haciendo. Él nos ha puesto la carga y hemos empezado a orar y a confiar en el Señor. Tenemos un grupo de oración de habla hispana pero también tenemos un grupo de oración de hermanas de diferentes naciones que no hablan español y claro las de habla hispana somos mucho más. Ahí podemos nosotras ver  que la ola de avivamiento, por gracia nos ha alcanzado, es maravilloso ver esto y pues el Señor nos ha puesto a orar, y ha puesto una carga pesada sobre nuestro corazón al ver a las mujeres en Europa. No creo que sea necesario que les cuente mucho acerca de eso. Pero lo que sí sé es que hemos sido…a veces yo veo lo que…tenemos una lista de oración. Somos cuarenta en el grupo de habla hispana, casi cuarenta y tenemos una lista de oración por la cual oramos cada día por una petición diferente y una vez al mes nos reunimos una vez en línea para orar por Europa. Y bueno esas peticiones, bueno empiezan por...empezamos por pedir perdón por nuestras naciones, por cada una de las naciones en Europa que le ha vuelto la espalda al Señor y luego continuamos con nuestro propio corazón y tenemos peticiones muy atrevidas, cuando yo pienso en las peticiones que tenemos, pienso Señor que atrevimiento, una de ellas es, Señor haz la obra que estás haciendo en Latinoamérica también en Europa y es algo que  yo digo, Señor es algo tan grande, cómo podemos atrevernos a pedirte… yo veo aquí, ustedes son un espejo siempre miramos Latinoamérica. Por supuesto el Señor y queremos eso también para Europa,  queremos que las mujeres en Europa también experimenten lo que nosotras experimentamos, una vida de libertad, plenitud y abundancia en Cristo. Pero hemos estado viendo la obra del Señor en una escala que no se puede comparar a las escala que estamos viendo aquí, pero estamos viendo a obrar al Señor empezando por las mujeres que están a nuestro alrededor y aquí están, a mis hermanas dieciocho de ellas, eso ha hecho el Señor. Nos ha traído hasta aquí, y tal vez ustedes pensarán, bueno están en Europa, tienen dinero,   pero ha habido milagros como el Señor ha provisto para cada una de mis hermanas.

Laura González de Chávez: Cuenta Yadirah de dónde vienen, en Europa, ellas.

Yadirah E-Gorek: Bueno, somos de tres países diferentes. De España, de Francia y de Alemania que es donde yo vivo. Pero hermanas es una bendición de verdad, yo les digo. Yo sé que el Señor está obrando en las latinas, pero mi corazón está tan cargado, tan cargado por las otras nacionalidades. Mi corazón llora cuando veo a las alemanas, cuando veo a las inglesas, ellos…allí nació la reforma. No sé quienes saben pero hace  quinientos años… este año que se celebra la reforma. Y nosotros le estamos diciendo, Señor vuelve a hacerlo otra vez después de quinientos años vuelve a hacerlo Señor. Y nosotras estamos creyendo que Dios lo va hacer. Y estamos orando porque las enseñanzas de Aviva Nuestros Corazones sean traducidas, al francés, al alemán y a otros idiomas; y el Señor lo ha empezado a hacer. Hay un Aviva Nuestros Corazones en gestación en francés y hay un Aviva Nuestros Corazones en gestación en alemán. Y allá saludamos a nuestras hermanas en Suiza, a dos latinas que no pudieron venir, así que en el aire les decimos: hermanas en el corazón nos las trajimos y a todas las del grupo que no pudieron venir, pero estamos creyendo que el Señor puede hacer eso en Europa, porque  las europeas no son más pecadoras que nosotras y no son más orgullosas que nosotras las latinas y nuestro corazón no es más sensible. Dios puede hacerlo si tenemos fe, y confiamos y oramos y persistimos y permanecemos en oración.

Laura González de Chávez: ¡Amén! Estamos creyéndole a Dios. Y tú Consuelo cuéntame de Colombia.

Consuelo Catalán: Bueno,  primero les cuento que hace dos años fue que conocí el ministerio de Aviva Nuestros Corazones. No fui a República Dominicana en vivo pero sí por internet, unas amigas colocaron en facebook…"República Dominicana míralo en vivo” y por curiosidad miré. Dios quebrantó mi corazón, en esa conferencia, quebrantó mi corazón y no quería dejar de escuchar la conferencia y han pasado milagros desde ese momento. El primer milagro, fue un grupo de Querétaro a Bogotá,  un coro muy grande, eran como cincuenta personas, cuando llegaron allá y supe que eran de México, les dije: dentro de dos años nos vemos, y más o menos como que los comprometí al hospedaje. Bueno ustedes han estado acá, nosotras vamos en dos años y Dios empezó a hacer milagros, yo creo que uno de los milagros por el cual hay muchas mujeres acá hoy, es porque…puede sonar mundano, llegó una nueva aerolínea a Colombia, y justo para este trimestre vendieron pasajes baratísimos, la mayoría utilizaron estos pasajes, gracias a  Dios por ese milagro, ya que por eso están mujeres hoy acá.

Como Laura dijo son más o menos cien mujeres que estamos, ninguna de plata, Dios hizo ese milagro. Ir a México era como…a veces nos toca pellizcarnos para creer que estamos acá, entonces fue un milagro que Dios hizo. Dios se está moviendo de una manera impresionante en Colombia, parece una bola de nieve. Tenemos varios grupos de whatsapp de mujeres verdaderas, que queremos ser mujeres verdaderas y hay mujeres representando casi toda las ciudades de Colombia, hay mujeres del norte, específicamente de la Guajira, del sur, Nariño, del oriente, el Valle del Cauca, perdón del Oriente, Meta y del occidente, el Valle del Cauca, Bogotá, Fusagasugá, Medellín, Sincelejo, Manizales, Fusa, Pasto, Cali Valledupar, Barranquilla, Santa Marta. Dios está haciendo un milagro en Colombia realmente con las mujeres.

Cuento algo rapidito, hace cuatro meses estábamos siguiendo el  mensaje de Nancy de buscando…En Busca de Dios, fui a la librería a conseguir el libro.  Cuando llegué a la librería me dijeron no hay el libro. De pronto miré a la esquina una caja grande, dos cajas grandes llenas de libros y yo le dije al señor sí, sí es ese. Y en ese momento llegó un señor y se paró en frente de las cajas y dijo no, son míos, y yo… Él estaba enojado porque pensaba que iba a tomarlos…pero le dije emocionada ¡Qué bueno! ¿Va a ir a la conferencia? Me dice ¿Cuál conferencia? De Nancy Leigh Demoss, Aviva Nuestros Corazones. Él no sabía de qué le estaba hablando. Me dice no, no…es que estos libros los estudiamos con los hombres en nuestra iglesia,  pero no sé de qué me estás hablando y yo abrí el libro y le dije mira; Aviva Nuestros Corazones, Nancy Leigh Demoss…¿Tienes teléfono? Pásame tu teléfono, le bajé la aplicación, le puse la aplicación en su teléfono. Dios está obrando de muchas maneras, aún en los hombres.

Laura González de Chávez: ¡Amén! Así es. Y finalmente Deborah, cuéntanos un poco.

Debora Dilge de Peralta: Bueno yo creo que el Señor se está moviendo de una manera muy especial en Argentina, en el 2015 fuimos tres mujeres de Argentina; mi mamá, mi beba de un año y yo. Y hoy vinimos doce mujeres que deben estar por ahí y realmente creo que el Señor está despertando a las mujeres, las está llamando, las está inquietando, quieren abrazar el evangelio de Jesucristo, y lo están haciendo. Y quieren vivir todos los días de manera que agraden al Señor y podría contar un montón de testimonios. ¡Como me gustaba!—porque ella nombraba las provincias y realmente uno va pensando en los diferentes lugares donde están reunidas, donde se congregan, hacen estudios, viajan a otros sectores a  llevar el evangelio, a discipular a otras mujeres y me gustaría contar brevemente un testimonio de algo que me pasó el año pasado. Me escribió una mujer que estaba sumamente asombrada de que hubiera una embajadora de Argentina en su país, y no solo eso, sino  en su misma ciudad. Ella  navegando en internet,  pensaba que era la única en todo el país que escuchaba la radio, los programas de Aviva Nuestros Corazones y cuando ella dio con el sector de embajadoras y vio que había alguien en su país,  realmente…bueno, dice que se cayó en la silla emocionada, me escribió y a los dos días la fui a ver y hablamos un montón de la obra que el Señor había comenzado en ella. Ella fue… algo extraño la herramienta que el Señor quiso usar para traerla al evangelio, para llamarla. Un sacerdote católico seguía los audios de Nancy por internet, todos los días y él le dijo…Karina se llama. Karina tenés que escuchar a esta mujer, realmente lo que dice es para vos, y ciertamente lo era. Y recuerdo que el día que la conocí, no sé ni porque le dije eso, pero le dije en un año vamos  a México y ella me dijo; si Dios quiere vamos, y está por ahí. No sé donde está pero le doy gracias al Señor porque sí,  el Señor quiso y esa fue nuestra oración, si el Señor quiere allí estaremos y sé que hay muchas mujeres que están en línea viendo en vivo; en Córdoba, Buenos Aires, Bahía Blanca, en Puerto Madryn, en la Patagonia. Realmente sé que hay muchas mujeres que el Señor realmente las está inquietando, quieren abrazar el llamado del Señor, quieren vivir de acuerdo a los parámetros bíblicos y no ir con la corriente sino ir contra la corriente de manera que sus vidas glorifiquen a Dios. Y realmente son muchas y esperamos que sean más. Y lo que quería decirles a todas que estamos acá es: tuve la posibilidad de ir a Dominicana en el 2015, y pensé que era algo como para mí nomás y para mi mamá. Pero el Señor me inquietó y me movió a llevar este mensaje a otras hermanas, yo había ido a recibir pero la verdad es que sí, recibí un montón. Pero no se vayan de acá sin llevar este mensaje a su iglesias, a sus comunidades, a sus hogares, a sus hijas, a sus hijos; porque realmente el movimiento de la mujer verdadera no es solo una conferencia cada dos años, es más trascendente y va mucho más allá. Es nuestra vida diaria, rindiéndosela al Señor y llamando a otras mujeres e invitándolas a que puedan conocer el diseño y la belleza de Cristo para nosotras, así que le doy muchas gracias al Señor.

Laura González de Chávez: ¡Gracias Deborah! Y finalmente Patricia si pudieras recapitular aquí lo que hablamos y orar, orar por todas estas mujeres, orar por dónde ellas se van. Me gustó mucho algo que decía Alejandra en el poema esta mañana, que ella decía que somos como semillas que se echan al viento y que seamos así cuando salgamos de aquí, como semillas que el viento sopla y que produzcan mucho fruto dondequiera que vayan. Si pudieras hablar un poquito y orar.

Patricia de Saladín: Nosotras servimos a un gran Dios porque ¿de qué otra forma podríamos explicar todo esto? Cómo unas pocas mujeres siguiendo un programa que está en otro idioma, llevándolo al español y difundiéndolo por el internet  puede hacer que los corazones de las mujeres sean transformados; que las vidas sean cambiadas y que Dios sea glorificado. Es solamente porque un gran Dios está moviéndose y avivando a las mujeres en Hispanoamérica para que lo conozcan y para que vivan sus vidas para la gloria de Él.

Tengo que también reconocer que la Palabra de Dios dice; mis ovejas oyen mi voz. Esto, como decíamos no es solamente una conferencia, es un movimiento, porque las conferencias son muy buenas, pero si no hay un apoyo diario que te ayude a seguir adelante, es un pico que luego va decreciendo. Pero nosotras tenemos la página con los mensajes diarios saturados de la Palabra de Dios, por eso las mujeres lo escuchan y como son sus ovejas escuchan la voz de Cristo, en esos programas que las llevan a abrazar su diseño, abrazar la feminidad bíblica, a ser esposas, madres, solteras, amigas. Entonces yo las animo a dar de gracia lo que de gracia han recibido. Hace años atrás, hace años atrás cuando yo escuché esto por primera vez, yo salí en el 2008 de Chicago y dije: me imagino que conocen una historia de la Biblia donde había una ciudad sitiada, y había una hambruna, estaban pereciendo de hambre, aún se iban a comer a sus hijos, y había un campamento asirio afuera que iba a asediar la ciudad,  a atacar la ciudad y dos leprosos no tenían ya nada que perder, y salieron, y encontraron todas riquezas, muchas comidas; se saciaron ellos y sus palabras fueron…hoy es día de buenas nuevas y hacemos mal si nos comemos nosotros todo esto y dejamos que el pueblo perezca ahí adentro, y entraron y llevaron todo eso. Hermanas, amigas, este mensaje es necesario compartirlo, porque nuestro Señor viene pronto y nuestro anhelo es que la gloria de Dios llene la tierra así como las aguas cubren el mar. Así que vamos a orarle a ese gran Dios que siga adelante, y que veamos aún cosas mayores.

No a nosotros Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria. Solo tú Señor eres digno de toda nuestra alabanza, de toda nuestra gloria, de toda nuestra honra. Padre gracias, gracias por Jesucristo, gracias por habernos hecho mujeres desde antes de la fundación del mundo. Y por concedernos abrir nuestros ojos para ver la belleza de ese diseño, para saber que es a ti a quien servimos Señor, en donde quiera que tú nos coloques, que no haya una situación tan difícil para ti donde nosotras no podamos rendir nuestras vidas y darte la gloria Señor, darte la honra, el honor; porque tú eres bueno. Tú nos has rescatado Señor de nuestra vana manera de vivir y vamos caminando hacia ese gran día, hacia ese gran día donde nos vamos a postrar en esa reunión gloriosa, donde ese Cordero que fue inmolado va a recibir toda la honra, toda la gloria y todo el poder. Ese Cordero que también Señor, nos pastoreará para siempre; donde cada lágrima va a ser enjugada, donde no habrá más llanto ni más dolor, porque las primeras cosas pasaron. Y es ese día Señor, mientras no lleguemos a ese día, ayúdanos a rendir nuestras vidas a ti, a decir sí Señor y a tomar cada día nuestra cruz y seguirte. Gracias por estas mujeres Señor, gracias por como tú has llevado este mensaje Toda la gloria, todo el honor te pertenece a ti. Sigue obrando oh Dios en aquellas que tú has ordenado para que lleven este mensaje, inquiétalas, muévelas y llena Latinoamérica, así como decíamos dondequiera que exista una mujer de habla hispana, Señor tócala y muévela y enséñale tu mensaje para gloria y honra de Jesucristo. Amén.

Annamarie Sauter: Tus oraciones son escuchadas por Dios sin importar que tan imposibles parezcan y a veces Él escoge contestar de maneras increíbles que jamás pudieras anticipar. Hemos estado escuchando a un grupo de hermanas compartir lo que Dios está haciendo alrededor del mundo a través del movimiento Mujer Verdadera. Escuchamos de la directora de Aviva Nuestros Corazones, Laura González de Chávez, de Margarita de Hinojosa, de las mujeres quienes Dios usó para llevar a cabo la conferencia en Querétaro, esposa de pastor. Escuchamos de Yadirah de E-Gorek, nuestra embajadora de Alemania y Europa. Consuelo Catalán de Colombia. Deborah Dilge de Peralta, joven esposa de pastor en Argentina y también embajadora de Aviva Nuestros Corazones allí, y de Patricia de Saladín. Puedes ver el video de esto que acabas de escuchar a través de nuestra página web avivanuestroscorazones.com.

Nuestro Dios es un Dios que responde oraciones cuando lo buscamos. Él nos escucha y si no sabes por dónde comenzar en eso de la oración, porque no comenzar orando por ti misma. Nancy Demoss de Wolgemuth ora ciertas peticiones que ha escrito en un diario de oración que quisiéramos compartir contigo. Para descargar tu copia del folleto,  Mis Peticiones Personales, puedes ir a avivanuestroscorazones.com. Este recurso es gratuito, comienza hoy a hacer oraciones que pudieran parecer imposibles de contestar. Una vez más nuestra página web es avivanuestroscorazones.com. El lunes el pastor Carlos Contreras contesta la pregunta ¿Cómo es posible que nosotras podamos elevar oraciones delante de Dios? Te esperamos aquí en Aviva Nuestros Corazones.

Aviva Nuestros Corazones con Nancy Demoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de las Américas a menos que se indique lo contrario.

 

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.