Joven Verdadera Podcast

— Reproducción de audio —

Confía en el evangelio para tu salvación y santificación

¿Crees en el evangelio como poder de Dios que transforma tu vida diaria o ves el evangelio más como el punto de partida en tu caminar con Cristo? Ciertamente el evangelio es poder de Dios para cada día de nuestras vidas. Te invitamos a afirmar esta verdad en tu corazón con el episodio de hoy. Nuestra invitada Karen Garza compartirá con nosotras cómo ella aprendió esta verdad.

Aquí te compartimos algunas frases y versículos del episodio de hoy:

  • Cuando nuestros ojos recién han sido abiertos al evangelio, nos aferramos a Cristo y Su buena noticia puesto que comprendemos que no hay nada bueno a lo que podamos aferrarnos en nuestra vida para tener salvación. Sin embargo, cometemos el error de creer que somos menos dependientes de Él para nuestro proceso de santificación.
  • Desde la caída Dios ha anunciado Su buena noticia de salvación: el evangelio (Génesis 3:15).
  • El evangelio es el mensaje más poderoso y fructífero de todos los tiempos. Es el único que es poder de Dios para salvación del incrédulo y a su vez para santificación del creyente.
  • Necesitamos el evangelio ayer, hoy y siempre.
  • El evangelio es lo que produce en nosotras una vida santa.

«Damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, orando siempre por ustedes, pues hemos oído de su fe en Cristo Jesús y del amor que tienen por todos los santos, a causa de la esperanza reservada para ustedes en los cielos. De esta esperanza ustedes oyeron antes en la palabra de verdad, el evangelio que ha llegado hasta ustedes. Así como en todo el mundo está dando fruto constantemente y creciendo, así lo ha estado haciendo también en ustedes, desde el día que oyeron y comprendieron la gracia de Dios en verdad». –Colosenses 1:3–6

En este pasaje vemos 4 cosas

  1. La fe en Cristo y el amor por los santos era el fruto visible de los colosenses.
  2. El fruto visible de los colosenses se debía a su esperanza reservada en los cielos.
  3. La esperanza que tenían había llegado a ellos al escuchar el evangelio.
  4. El evangelio estaba dando fruto y creciendo en sus vidas pues mediante Él oyeron y comprendieron la gracia de Dios en verdad.
  • Mientras más crezca el evangelio en nuestra vida, más fruto dará en nosotras porque crecemos en la comprensión de la gracia de Dios.
  • La verdadera comprensión de la gracia de Dios no nos lleva a pecar, antes bien, nos enseña a negar la impiedad y a vivir piadosamente.
  • Para tener una mayor comprensión de la gracia de Dios debemos tener una mayor comprensión de nuestro pecado e incapacidad. Los colosenses dieron fruto de piedad cuando comprendieron su incapacidad para la piedad y la piedad perfecta de Cristo.
  • Para dar fruto, para crecer y para vivir una vida piadosa, somos dependientes del Espíritu Santo haciendo crecer el evangelio en nosotras.
  • Necesitamos el evangelio no sólo para nuestra salvación, sino también para nuestra santificación.
  • A medida que crezcamos más en la comprensión de Dios, más creceremos a imagen y semejanza de Jesús.
  • No hay una ventana más clara para contemplar la gracia de Dios que el evangelio.
  • No te olvides de Cristo en tu caminar cristiano.

Recuerda: Necesitamos el evangelio cada día. Para dar fruto en tu vida necesitas crecer en la comprensión de la gracia de Dios y podemos hacerlo mediante la contemplación del evangelio en la Palabra. Acude a la Palabra cada día y ora al Señor para que abra tus ojos al evangelio en cada página de ella.

Preguntas de reflexión:

  • ¿Has creído en el poder transformador del evangelio para cada día de tu vida?
  • ¿Te has esforzado por ser mejor persona creyendo que es tu esfuerzo el que te hace mejor cristiana o has entendido que el sacrificio de Cristo y Su vida perfecta es suficiente para tus errores pasados, presentes y futuros?

Recursos Recomendados:

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la conversación