Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 100 | 1 Reyes 3 – 5

Día 100 – abril 10

1o Reyes 3 – 5 

¡Hoy cumples 100 días leyendo la Palabra de Dios! ¿Cuál ha sido tu experiencia cultivando el hábito? ¿Cómo te ha animado y edificado permanecer en Su Palabra cada día?

El día de hoy leemos acerca del inicio del reinado de Salomón. Desde los primeros versículos notamos uno de sus grandes errores: se casó con la hija del Faraón de Egipto, violando el mandato de Dios de no mezclarse con otros pueblos (Deut 7:1-4). Esta alianza política posiblemente contribuyó a alejar a Salomón del Dios verdadero.

En estos primeros versículos me llamó la atención lo siguiente: 

  • El orden en que están listados los proyectos en los que él estaba involucrado: la construcción de su casa, la casa de Jehová y los muros (v. 3:1).
  • Dice el texto que Salomón «amó a Jehová, andando en los estatutos de su padre, David» (v. 3:3).

Salomón dio prioridad a la construcción de su palacio y el establecimiento de su reino. El hecho de que amara y admirara de tal modo a su padre (algo muy bueno humanamente) al punto de andar en sus estatutos(no los de Dios)me lleva a pensar que quizás seguía a su padre más que a Dios. 

La sabiduría de Salomón:

Dios le concedió sabiduría a este hombre más que a ninguna otra persona (v. 3:12; 4:29-30). Hoy vimos que era un gran administrador y organizador, con un gran equipo de trabajo, algunos emparentados con él y por tanto leales. Construyó un reino esplendoroso. Tal y como Dios le prometió a David, el Señor le concedió a Salomón descanso de sus enemigos (vv. 4:24-25).

Aunque esa sabiduría lo ayudó a gobernar justa, sabia y diplomáticamente, no le previno de dejarse seducir por las mujeres y las riquezas. Aunque Salomón reconocía al Dios de Su padre y el llamado que Dios le había dado de gobernar un pueblo y construir un templo para Dios, Salomón le faltó temor a Dios cuando se mezcla con otras culturas, así como cuando ofreció holocaustos sobre lugares altos. (Los lugares altos se asociaban con prácticas idolátricas.)

¿Qué es la sabiduría para ti? Mira lo que dice la Palabra: 

«El temor del Señor es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción». –Proverbios 1:7

«Hijo mío, si recibes mis palabras y atesoras mis mandamientos dentro de ti, da oído a la sabiduría, inclina tu corazón al entendimiento. Porque si clamas a la inteligencia, alza tu voz por entendimiento; si la buscas como a la plata, y la procuras como a tesoros escondidos, entonces entenderás el temor del Señor y descubrirás el conocimiento de Dios. Porque el Señor da sabiduría, de Su boca vienen el conocimiento y la inteligencia». –Proverbios 2:1-6

  • ¿Eres verdaderamente sabia?
  • Si Dios te dijera como le dijo a Salomón: «pide lo que quieras que Yo te dé»(v. 3:5), ¿qué le responderías? 
  • ¿Qué es lo que más anhelas o valoras? 

¿Alguna vez has escuchado oradores maravillosos que tienen un vasto conocimiento y un don grande con sus palabras? Salomón era uno de ellos; era un conocedor, un hombre muy culto, con un discernimiento natural. Las personas venían desde lejos para escuchar su sabiduría. Todos se maravillaban ante este hombre tan sabio.

  • Vuelve a repasar Deuteronomio 17:14-20. A la luz de esta porción, ¿crees que Salomón cumplió estos requisitos?
  • ¿De qué disertaba Salomón mayormente? (ver vv. 4:32-34). 
  • ¿No te llama la atención que no se menciona allí la Ley de Dios que se menciona en ese texto de Deuteronomio más arriba? 
  • Lee Mateo 12:40-42. En tus propias palabras, ¿qué dice Cristo acerca de la sabiduría de Salomón?
  • ¿Te impresionas a menudo con la sabiduría de los hombres, al punto de admirarlos grandemente y hasta idolatrarlos, quizás?

Si las personas se maravillaban de la sabiduría de Salomón, si hoy nos maravillamos ante la sabiduría humana de hombres que son solo polvo, ¿qué tanto más debemos maravillarnos ante la inescrutable e infinita sabiduría de Dios?

La Palabra dice que «en Cristo están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento»(Col 2:3), y dice que si estamos faltos de sabiduría, solamente tenemos que pedirla a Él con fe (Stgo 1:5-6).

Cristo es mayor que Salomón en sabiduría, en riquezas y tesoros. Y Él es también nuestra paz.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Laura González de Chávez

Laura González de Chávez

Laura vive en Illinios, Estados Unidos. Es esposa de Fausto. Su pasión es discipular a las mujeres de todas las edades con el fundamento sólido de la Palabra de Dios y ayudarlas a vivir de acuerdo a la fe que han abrazado. Laura es consejera bíblica y mentora de muchas mujeres jóvenes. Actualmente dirige el ministerio de Aviva Nuestros Corazones, una labor que le ha ayudado a alcanzar a las mujeres de su generación con el mensaje del Evangelio y de la feminidad bíblica. También produce, junto a su esposo, el programa radial semanal "Un Hogar Sobre la Roca", que busca contribuir a redimir el diseño de Dios para la familia. Laura tiene una hija, Sarah, casada con Jonathan, y cuatro hermosos nietos, Zoë, Noah, Joy y Levi. 

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación