Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 110 | 2 Reyes 7 – 8

Día 110 – abril 20

 Reyes 7 – 8

Hermana, acompáñame mientras meditamos juntas en algunos puntos especiales que tiene la porción de 2o Reyes 7-8 para nosotras. ¿Dios te ha hablado a través de estos pasajes? Déjanos saber de qué manera en los comentarios. 

  • El oficial real del rey no creyó en la palabra de Dios dada por Eliseo de que en medio de la escasez, Dios proveería pan. Su incredulidad le arrebató la bendición de Dios y lo condujo a la muerte. ¿Está tu incredulidad impidiendo que recibas las bendiciones del único, fiel y verdadero Dios?
  • Dios mismo provocó que el ejército enemigo huyera y dejara abandonados sus campamentos y sus bienes para que estos sirvieran de provisión para su pueblo. Dios es dueño y gobernador absoluto de todo cuanto existe, Él puede y orquesta de manera sobrenatural, todos los días, situaciones que cooperan para la gloria de su Nombre y para el bien de sus escogidos. Piensa, reflexiona y verás claramente la mano de Dios en cada detalle de tu vida.
  • Así como los leprosos compartieron con todo el pueblo la bendición de la provisión de Dios, así nosotras debemos compartir todo lo que hemos recibido para que los demás también sean testigos de lo grande, fiel, bueno y poderoso que es nuestro Dios. 
  • A pesar de los actos pecaminosos de los reyes de Judá, Dios decide no destruir a Judá por amor a su siervo David y por ser fiel a su promesa de dar lámpara a Judá por medio de sus hijos para siempre. ¡Grande y profundo es el amor y la fidelidad de nuestro Dios! ¡El cielo y la tierra pasarán, pero su Palabra Él siempre la cumplirá! Hermanas, no existe ni una sola razón para dudar de nuestro Dios.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto a su esposo José Olivo y su hijo José Alejandro. Son miembros de la Iglesia Bautista Internacional donde ambos sirven como parte del liderazgo de grupos pequeños. Ama ayudar a las mujeres a sumergirse en la palabra para que puedan experimentar la verdadera libertad. Actualmente sirve como Office Manager en Aviva Nuestros Corazones.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación