Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 262 | Miqueas 1 – 4

Día 262 – septiembre 19

Miqueas 1 – 4

Miqueas, cuyo nombre significa: «¿Quién como Jehová?», profetizó juicio al pueblo de Dios: a Israel (reino del norte) y a Judá (reino del sur). Este fue contemporáneo de Isaías y Oseas. Durante el período de su ministerio gobernaron cuatro reyes en Israel y tres en Judá. Uno de los de Judá, Ezequías, debido a las advertencias de este profeta tomó serias medidas que llevaron al pueblo a un avivamiento, dando lugar a un retraso del juicio emitido (2 Crónicas 30-32).

Pero no todo el tiempo las cosas fueron así. Israel, haciendo caso omiso a las advertencias divinas y olvidándose del Dios que hizo todas las hazañas redentorasa favor de ellos, sacándoles de la esclavitud de Egipto y librándoles de las tramas enemigas; se entregó a la idolatría, desenfreno y libertinaje, trayendo consecuencias devastadoras a nivel religioso, político, social y económico.

Sabemos que la primera necesidad del hombre es su relación con Dios, pero de igual modo, Él se preocupa de las necesidades físicas, emocionales y económicas del mismo. Todo creyente ha de buscar tanto el bien espiritual y físico del prójimo, pero en los días de Miqueas esto no se tomaba en cuenta.

¿Qué cosas estaban a la orden del día en el ambiente de esa época?

  • Todos los que tenían algún tipo de influencia; los líderes religiosos, los gobernantes y los comerciantes abusaban de su poder. 
  • Los líderes religiosos, llamados a dar ejemplo al pueblo, dieron paso a falsos profetas que anunciaban paz al que les daba de comer y guerra contra quien no se la diera (además de adivinar por dinero).
  • Los sacerdotes enseñaban por precio.
  • Los sacrificios ofrecidos al Señor eran hechos meramente como un ritual más.
  • Se codiciaba lo que pertenecía a otros y lo arrebataban a la fuerza.
  • Se tramaba como llevar a cabo todo tipo de mal y se aborrecía el bien.
  • Se torcía la justicia y la verdad.
  • Se oprimía al desvalido.
  • Los comerciantes eran deshonestos con pesas, medidas y balanzas alteradas.

En fin, sucedió todo lo que ocurre cuando damos la espalda al Señor. Miqueas, lleno del poder del Espíritu Santo, anuncia el fin de los reyes del Pueblo de Dios y como irían a la cautividad babilónica. Para Judá fue una triste noticia, ya que a esa tribu se le había prometido que de ella saldría el Salvador. En 2 Crónicas 36 vemos el cumplimiento en detalle de dicha profecía. Nabucodonosor arrasa con la ciudad, cae Jerusalén y Sedequías, último rey de Judá, fue tomado cautivo. 

Vez tras vez, Dios les envió Su mensaje por medio de los profetas, «porque Él tenía misericordia de Su pueblo y de su habitación… pero ellos hacían escarnios de dichos mensajeros y menospreciaban sus palabras… hasta que subió la ira de Jehová contra Su pueblo, y no hubo ya remedio». –2 Crónicas 36:15-16

¡Qué tristes son las consecuencias de menospreciar la misericordia del Señor y qué terrible es hacer subir Su ira!

Por naturaleza, tú y yo «éramos hijas de ira». –Efesios 2:3. Pero, ¡bendito sea Dios! Que «por esa misericordia nos hizo nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos». –1 Pedro 1:3.

  • ¿Aprecias la misericordia de Dios para contigo? 
  • ¿Eres misericordiosa?
  • ¿Prestas atención a Su Palabra, no solo para conocerla sino para aplicarla? 
  • Al igual que Miqueas…¿lamentas ver las llagas que produce el pecado?

Conociendo los pecados de Israel y Judá:

  • ¿Hay algún tipo de injusticia en ti? 
  • ¿Haces las cosas con honradez?
  • ¿Eres agradecida con lo que Dios te ha dado o codicias las cosas de los demás?

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Margarita de Michelén

Margarita de Michelén

Mejor conocida por Maggie, recibió por la gracia de Dios a Jesucristo como su Señor y Salvador en el año 1980. Está casada con Eric Michelén desde 1981. Ambos desde su juventud han servido en Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo. Eric fungió como Diácono por mas de 35 años. Fue maestro de Escuela Dominical y Líder de grupo de parejas. Desde el 2017 forma parte del Cuerpo de Pastores de la Iglesia.

Maggie sirve en cuidado de cuna, como maestra de escuela Dominical, en estudios para damas, y parte del Ministerio de Mujeres. Está apasionada por el estudio y la enseñanza de las Escrituras, y de literatura cristiana. Sirve como voluntaria en el Ministerio de Aviva Nuestros Corazones y está comprometida de todo corazón con proclamar la libertad, plenitud y abundancia en Cristo y la Feminidad Bíblica.

Ambos son padres de cuatro hijos: Patricia, Elisa, Eric Yamil y Yamil Elías. Tres de ellos les han coronado con 7 nietos: Gianmarco, Rodrigo, Gianluca, Kalil, Gianpiero, Andrés y Lucía Amalia.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación