Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 284 | Marcos 1 – 3

Temporada:  Mateo a Juan | 0

Día 284 – octubre 11

Marcos 1 – 3

Introducción 

Dios es el Dios de las oportunidades, no nos desecha por nuestra inmadurez o debilidad, sino que nos llama a caminar en fe con Él y es en este caminar donde somos transformadas, fortalecidas y usadas por Su poder y para Su gloria.

Al saber que Juan Marcos es el autor de este evangelio, mi corazón fue tocado y animado por el profundo y fiel amor de Dios por nosotros; pues es este Juan Marcos quien desertó en el primer viaje misionero de Pablo. Por esta razón fue desestimado para el segundo viaje, pero Dios lo usó para escribir uno de los evangelios que en el día de hoy forma parte del canon de las Sagradas Escrituras.

Capítulo 1

Me llama la atención como Marcos inicia diciendo: «Principio del evangelio de Jesucristo el Mesías, Hijo de Dios». Y es que así tiene que ser, ¡el evangelio de Jesucristo debe ser el principio y el fundamento de la historia de nuestras vidas! Este fundamento no está basado sobre cualquier nombre, sino sobre Jesucristo, el hijo del Dios viviente, sobre nuestro salvador prometido. ¡Aleluya!

«Este Jesús es la piedra desechada por vosotros los constructores, pero que ha venido a ser la piedra angular. Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos». –Hechos 4:11-12

La piedra angular o piedra base es la primera piedra en la construcción de una zapata, es muy importante porque todas las otras piedras se establecerán en referencia a esta piedra y lo que determinará la posición de toda la edificación. Por esto es clave que tu piedra angular sea Jesucristo, pues de esto dependerá toda tu vida.

Para poder construir: primero se debe preparar el terreno, y esta fue la función de Juan el Bautista, ser un instrumento de Dios mediante el cual Dios traería convicción de pecado al pueblo de Israel, pues si no experimentamos esta convicción, no podemos reconocer la necesidad de un salvador.

En este primer capítulo podemos ver como Dios confirma, certifica y no deja lugar a duda que Jesucristo es Su hijo amado, y como tal, siempre es guiado por su Espíritu con propósitos específicos a lo largo de toda Su vida aquí en la tierra. 

  • ¿Está tu vida siendo guiada por el Espíritu de Dios o la estás dirigiendo tú misma? 

En estos versículos podemos apreciar que Jesús no se apresuraba, sino que seguía el orden de Dios, y es por esto que antes de iniciar Su ministerio… es bautizado y probado en el desierto. Cada actividad que llevaba a cabo estaba intrínsecamente ligada a Su misión principal, por lo que aprovechaba bien el tiempo cumpliendo con Su llamado. Donde sea que Él llegaba, expresaba en Sus palabras y en Sus hechos: Su misión y Su identidad.

  • ¿Están nuestras actividades diarias intrínsecamente ligadas a nuestra misión, a nuestro llamado?

Jesús vino a salvar a los pecadores, a anunciar el evangelio a los pobres, a proclamar libertad a los cautivos, a dar vista a los ciegos, a dar testimonio de la verdad y a destruir las obras del diablo. Y tú, ¿sabes para que Dios te ha traído a este mundo? ¿Estás cumpliendo el propósito que el Señor te ha dado en Él?

Capítulo 2

Al principio de este capítulo podemos ver que nuestros hechos son como una certificación de la veracidad de lo que decimos. Jesús no solo decía que era el Hijo del Hombre, sino que contundentemente lo demostraba con obras. Jesús no solo decía que vino a buscar a los pecadores, sino que les buscaba, les llamaba y compartía con ellos.

Los amigos del paralítico verdaderamente creían que Jesús podría sanar, por lo cual se esforzaron y lucharon contra todo obstáculo. La fe de ellos fue activa. El paralítico no se quedó acostado; sino que se paró, tomó su camilla y anduvo tal como Jesús le ordenó.

  • ¿Están tus hechos o comportamiento mostrando lo que crees y en quien crees?

Tal como los fariseos no entendían el por qué del obrar de Jesús y sus discípulos, en muchas ocasiones nosotras tampoco entendemos Su obrar en nuestras vidas, pues Él es el Señor Dios, único y sabio, cuyos pensamientos son mucho más altos que los nuestros. No permitamos que nuestro intelecto, conocimiento, incredulidad u orgullo sean un obstáculo para creer en Dios y su obrar. Nosotras sus criaturas, humillémonos y confiemos.

Capítulo 3

Jesús en muchas ocasiones fue atacado y cuestionado, pero respondía de una forma que no solo confrontaba a su oponente, sino que también lo conducía a pensar y a razonar; pienso que dado a Quien era, lo hacía con autoridad y respeto, exhibiendo dominio propio y un genuino interés por exponer la Verdad. 

Hermanas, 

  • ¿Cómo reaccionamos ante las críticas? 
  • ¿Estamos reflejando el carácter de Cristo?

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto a su esposo José Olivo y su hijo José Alejandro. Son miembros de la Iglesia Bautista Internacional donde ambos sirven como parte del liderazgo de grupos pequeños. Ama ayudar a las mujeres a sumergirse en la palabra para que puedan experimentar la verdadera libertad. Actualmente sirve como Office Manager en Aviva Nuestros Corazones.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación