Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 291 | Marcos 15 – 16

Temporada:  Mateo a Juan | 0

Día 291 – octubre 18

Marcos 15 – 16

Capítulo 15

  • Ni la situación, ni las palabras, ni los tratos de los hombres gobernaban la mente de Jesús ni su corazón, sino que en cada momento Él actuaba con el discernimiento, sabiduría y dirección del Espíritu. No era tiempo de hablar, pues como dice Isaías 53:7; «y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, no abrió Él su boca».
    • ¿Disciernes tú los diferentes tiempos del Señor en tu vida y actúas con sabiduría y conocimiento?
  • Algunas veces preferimos pasar más tiempo con algunas malas amistades o en entrenamientos pecaminosos que con Dios porque sabemos que Él es la luz, que Él es la verdad, pero nosotras preferimos permanecer en esas tinieblas del pecado, y es aquí donde sacrificamos a Jesús en nuestros corazones, para poder permanecer con los «Barrabas»
    • ¿De qué manera estás prefiriendo a los «Barrabas» y sacrificas a Jesús en tu corazón?
  • Leyendo el pasaje donde algunos soldados romanos se mofan de Jesús viene a mi mente que yo hago lo mismo cuando no le reverencio como el Rey, como el Salvador que es, cuando dudo de su Señorío, de su soberanía cuando me preocupo creyendo que Él no tiene el control, que no me puede salvar.
    • ¿De qué manera tu corazón y tus pensamientos se están mofando del Rey y Señor Jesús? 
  • Muchas veces dudamos del amor de Dios, pero recordemos, meditemos que Jesús no tenía por qué morir, por qué ser masacrado y maltratado, pero voluntariamente lo hizo para salvarnos de la perdición eterna, la trinidad nos amó tanto hasta al punto de entregar al unigénito del Padre. No existe mayor expresión de amor que aun siendo nosotros malos, pecadores, el verbo, la palabra por medio de la cuál todo fue creado, Dios mismo, entregó su vida por nosotras. Él ocupó el lugar que nos tocaba a nosotras.
    • ¿Por qué todavía dudas del amor de Dios por ti?
  • Las multitudes siempre seguían a Jesús, pero a la hora de su muerte solo unos pocos permanecieron al pie de la cruz, y me pregunto ¿creemos en Jesús sólo en los tiempos fáciles y placenteros, o permanecemos a sus pies en tiempo de prueba, cuando la muerte toca nuestra puerta, cuando nuestra fe es atacada y perseguida? ¿Creemos verdaderamente?

Capítulo 16

  • En nuestra búsqueda de Jesús, así mismo como las mujeres se encontraron con esta piedra de gran tamaño nosotras nos encontraremos con grandes obstáculos, pero perseveremos en fe pues nuestro mismo Dios se encargará de quitar lo que nosotras no podemos y finalmente tendremos un nuevo encuentro con nuestro Señor resucitado.
  • Como dice Jesús en Mateo 5:18; «no se perderá ni la letra más pequeñani una tilde de la ley hasta que toda se cumpla». No importa lo que pase, nada ni nadie podrá detener el cumplimiento de la palabra de Dios, Él es fiel y verdadero. Dios reina sobre las circunstancias, no las circunstancias sobre Dios.
    • «Él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, tal como os dijo».
  • Como está escrito en Números 23:19; «Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Lo ha dicho Él, y no lo hará?, ¿ha hablado, y no lo cumplirá?»
    • ¿Por qué dudas de su palabra?
  • La fe debe de ir acompañada de señales, de obras, es decir debe pasar de lo teórico y abstracto, a lo práctico y tangible, así como un árbol de manzana da manzana así la vida del cristiano debe mostrar los frutos de esa fe. Las señales, las obras, los frutos confirman la autenticidad de la fe.
    • ¿Está tu vida mostrando las señales y los frutos del Espíritu de Dios y su obra?
  • Ciertamente Dios nos ha escogido con el propósito de que le conozcamos y creamos en Él, en Jesús, en las buenas nuevas de salvación, pero también de que seamos sus instrumentos, sus pies, Tal como está escrito: «¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio del Bien!» (Romanos 10:15), por tanto, somos embajadoras de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros. ¡Reconciliaos con Dios! (2ª Corintios 5:20).
    • ¿Estás siendo embajadora de Cristo en tu hogar, en tu lugar de trabajo? ¿Estás anunciando el evangelio con tus palabras, con tus acciones?
       

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto a su esposo José Olivo y su hijo José Alejandro. Son miembros de la Iglesia Bautista Internacional donde ambos sirven como parte del liderazgo de grupos pequeños. Ama ayudar a las mujeres a sumergirse en la palabra para que puedan experimentar la verdadera libertad. Actualmente sirve como Office Manager en Aviva Nuestros Corazones.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación