Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 295 | Lucas 7 – 8

Temporada:  Mateo a Juan | 0

Día 295 – octubre 22

Lucas 7 – 8

Una fe como la del centurión (Lucas 7:1-10)

Esta historia nos relata cómo un oficial del ejército romano (un centurión) oyó hablar de Jesús y creyó en Él:

«Al oír hablar de Jesús, el centurión envió a Él unos ancianos de los judíos, pidiendo que viniera y salvara a su siervo». –Lucas 7:3 (énfasis añadido)

  • El centurión no conocía a Jesús, solo «oyó» hablar de Él.
  • Lo que el centurión «oyó» le resultó suficiente para creer que Jesús podía salvar a su siervo (7:3).
  • Lo que el centurión «oyó» le hizo entender que no era digno de presentarse delante de Jesús (7:6-7).
  • Lo que el centurión «oyó» fue suficiente para reconocer que Jesús era alguien que tenía autoridad, él también era un hombre de autoridad entonces entendía el poder de Jesús y no solo entendió sino que creyó en Él (7:8).
  • Al ver la fe que este centurión tenía y como él reconocía quién era, Jesús se maravilló y sanó al siervo del centurión (7:9-10).
    • El Señor nos ayude a tener una fe genuina, que con tan solo oír quién es Él nazca en nosotros un deseo de no solo saber sino de creer y desear conocerle. Digo esto porque en el siglo en el que vivimos queremos ver pruebas de quién es Dios, y queremos ver señales, más Él ya se ha revelado en su Palabra. Señor que tu Espíritu Santo obre en nuestras vidas para que podamos conocerte a través de tu Palabra y creer en ti. Amén.

Mujeres que siguen a Jesús (Lucas 8:1-3)

Lucas tomó un momento para hablar de estas mujeres, entonces creo que es también importante que nosotros meditemos en lo escrito. Estos versículos nos relatan que mientras Jesús iba por las aldeas predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios había mujeres que le seguían y otras que le servían con sus bienes.

Hoy en día necesitamos ser esas mujeres que siguen las pisadas del Maestro. Las jóvenes de hoy en día necesitamos tener ejemplo de mujeres fieles a la Palabra, porque ya tenemos en la escuela y en las redes sociales a mujeres que son fieles al mundo y a los deseos de la carne, más eso no prevalece para vida eterna y muchas jóvenes que no lo entienden siguen su ejemplo. Por eso necesitamos caminar con Dios y conocer al Señor del cielo y la tierra a través de la meditación de la Palabra, para así poder dar un sano ejemplo fiel de lo que es ser una seguidora de Cristo.

¿Qué tipo de semilla eres? (Lucas 8:4-15)

Lucas 8:11-15 nos muestra la explicación de la Parábola que Jesús habló a la multitud:

  • La semilla es la Palabra de Dios, y hay 4 tipos diferentes de terreno:
  1. Aquellos a lo largo del camino son los que han oído, pero después viene el diablo y arrebata la palabra de sus corazones, para que no crean y se salven.
  2. Aquellos sobre la roca son los que, cuando oyen, reciben la palabra con gozo; pero no tienen raíz profunda; creen por algún tiempo, y en el momento de la tentación sucumben.
  3. La semilla que cayó entre los espinos, son los que han oído, y al continuar su camino son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y su fruto no madura.
  4. Pero la semilla en la tierra buena, son los que han oído la palabra con corazón recto y bueno, y la retienen, y dan fruto con su perseverancia.
  • Tomemos un momento para orar y pedir al Señor que haga de nuestro corazón un terreno fértil para recibir la Palabra y perseverar en ella.
  • ¿Conoces a alguien que no ha tenido un terreno fértil al recibir la Palabra de Dios? Tomemos igualmente un momento para orar por aquellos para que el Señor cumpla su propósito y nosotros tengamos paz. 

La autoridad de Jesús

Algo que quiero resaltar, que hemos visto y conocemos pero no hemos mencionado en lo que llevamos de leer Lucas es la autoridad de Jesús, lo vimos un poco al inicio de este devocional en Lucas 7, pero quiero que veamos esa autoridad tan marcada en estos 2 capítulos de hoy. 

Jesús tiene autoridad sobre:

  • Enfermedades (7:2-3, 8:43-44).
  • La muerte (7:13-15, 8:52-55).
  • Enfermedades también de nacimiento (7:22).
  • El pecado (7:47-50).
  • La creación (8:24).
  • Los demonios (8:32).

Vemos el poder y grandeza de Dios de muchas maneras en estos 2 capítulos. Por sus maravillas es digno de ser alabado, hoy su nombre puede ser exaltado por aquellos que le invocan, pues le hemos visto y conocido, ahora ha sido revelado a nosotras y nos ha mostrado su gracia. ¡Exaltemos ese hermoso nombre!

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Débora de Rivera

Débora de Rivera

Débora es originaria de Coahuila, México, pero actualmente reside en Nuevo Mexico, junto a su esposo Jordan Rivera.

Con un deseo y convicción grande de preparar su vida para el servicio del Señor, a los 18 años salió de su casa para ir a estudiar al Seminario Bíblico Río Grande en Edinburg, TX, del cual es egresada con énfasis en Ministerios Femeniles. El estar expuesta al ministerio le ha llevado a ver la necesidad que tienen las mujeres, jóvenes y niñas dentro de la Iglesia de entender la importancia de vivir cada día a la luz del evangelio que nos ha transfrotmado. Esto mismo le ha llevado a ser sensible y específica en aprender y enseñar del mismo.

Actualmente está trabajando como asistente de contenido digital y media en Aviva Nuestros Corazones y cursa su certificación en consejería Bíblica.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación