Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 296 | Lucas 9 – 10

Temporada:  Mateo a Juan | 0

Día 296 – octubre 23

Lucas 9 – 10

Hoy llegamos al capítulo 10 de nuestra lectura a través del libro de Lucas, y me resulta pertinente hacer una pequeña recapitulación de lo que ha pasado hasta ahora:

  • El nacimiento de Jesús y Juan el bautista fue anunciado (1:5-37).
  • Jesús nació y comenzó desde niño a oír y aprender de los doctores de la ley (2).
  • Jesús fue bautizado (3:21-22).
  • Después de esto fue llevado al desierto por el Espíritu y ahí fue tentado por satanás (4:1-12).
  • Seguido de estos 40 días en el desierto, inició su ministerio. En este tiempo Jesús comenzó a mostrar su poder sanando a enfermos, liberando a personas de demonios, multiplicando alimentos, también oró para elegir a quienes serían sus discípulos y claro, mientras todo esto pasaba, predicaba el evangelio del reino (4:14-8:56).

En los capítulos del día de hoy agregamos algo más: Jesús ha comenzado a comisionar a sus discípulos y seguidores para que ahora también prediquen el evangelio del reino y quiero que recordemos que esto es un llamado también para nosotras. 

Algunas características que vemos de aquellos que siguen a Jesús (para que estos puntos tengan más sentido te invito a ir leyendo las citas):

  • No llevan consigo posesiones ni viven solo para tener grandes lujos (9:3, 9:57-58, 10:4).
    • ¿Está tu corazón aferrado a los bienes materiales terrenales?
    • ¿Crees que tener posesiones te da estabilidad? 
    • Dios es nuestro sustento, todo lo que tenemos es gracias a Él, sin embargo muchas veces creemos que tenemos bienes porque nos los hemos ganado con nuestro trabajo, pero, ¿habías pensado que es Dios quien nos da salud para trabajar? Él es quien sustenta todas las cosas, oremos para tener un corazón agradecido por lo que nos da y no desear retenerlo, sino estar dispuestos a entregarle todo lo que Él mismo nos ha dado que por cierto es de Él.
  • Es necesario creer en el evangelio que predicamos por convicción dada por el Señor y no por lo que hemos aprendido de otros hombres (9:18-20).
  • Hay recompensa para aquellos que fielmente sirven al Señor (10:17-20).
  • Es importante ser misericordiosos ante la necesidad de nuestro prójimo (10:30-37).
  • Hay un mensaje en común, el evangelio del reino (9:2, 11, 60, 62, 10:9, 11).

«¡Qué hermosos son sobre los montes

Los pies del que trae buenas nuevas,

Del que anuncia la paz,

Del que trae las buenas nuevas de gozo,

Del que anuncia la salvación,

Y dice a Sión: «Tu Dios reina»!» –Isaías 52:7

Te invito a ver este video donde se explica cómo se relaciona el Antiguo Testamento con Jesús y el evangelio del reino: 

¿En qué estás invirtiendo tu tiempo? (Lucas 10:38-42)

Hemos hablado un poco acerca de la importancia de compartir el evangelio del reino de Jesucristo con aquellos que no lo conocen. Para hacerlo es muy importante conocer este evangelio, pues ¿cómo vamos a hablar con otros de algo que realmente no conocemos?

En esta última porción de hoy tenemos a dos mujeres María y Marta. Cuando Jesús llegó a casa de estas hermanas, María eligió quedarse a los pies de Jesús oyendo lo que Él enseñaba, mientras Marta, teniendo al Mesías en su casa, se ocupó de los quehaceres del hogar. 

Marta entonces le pidió a Jesús que le dijera algo a su hermana María porque no le está ayudando, ante esta petición Jesús respondió: «Marta, Marta, tú estás preocupada y molesta por tantas cosas; pero una sola cosa es necesaria, y María ha escogido la parte buena, la cual no le será quitada».

Deja de preocuparte y molestarte por las cosas que al final del día se tienen que hacer. 

  • Te invito a leer Mateo 6:25–34, quiero que prestemos especial atención en los versículos 32 y 33. Estos versículos dicen:

«Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que el Padre celestial sabe que ustedes necesitan todas estas cosas. Pero busquen primero Su reino y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas».

¿Qué es lo que Jesús mismo nos enseña en este pasaje? 

  • Después de recordarnos que Él da a todos todo y que conoce cada una de nuestras necesidades y provee para las mismas, nos recuerda que lo que nos conviene realmente ante el afán y la ansiedad es «buscar primero el reino de Dios y su justicia».
  • Las personas que nos rodean necesitan conocer igualmente el evangelio, seamos intencionales en pasar tiempo en la Palabra, encontrarnos con el Señor, y compartamos el evangelio con aquellos que no tienen esperanza ante sus afanes y turbaciones.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Débora de Rivera

Débora de Rivera

Débora es originaria de Coahuila, México, pero actualmente reside en Nuevo Mexico, junto a su esposo Jordan Rivera.

Con un deseo y convicción grande de preparar su vida para el servicio del Señor, a los 18 años salió de su casa para ir a estudiar al Seminario Bíblico Río Grande en Edinburg, TX, del cual es egresada con énfasis en Ministerios Femeniles. El estar expuesta al ministerio le ha llevado a ver la necesidad que tienen las mujeres, jóvenes y niñas dentro de la Iglesia de entender la importancia de vivir cada día a la luz del evangelio que nos ha transfrotmado. Esto mismo le ha llevado a ser sensible y específica en aprender y enseñar del mismo.

Actualmente está trabajando como asistente de contenido digital y media en Aviva Nuestros Corazones y cursa su certificación en consejería Bíblica.

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación