Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 43 | Números 18-19

Esta pequeña publicación diaria servirá para que podamos compartir las cosas que vamos aprendiendo y cómo las podemos aplicar a nuestra vida. Recuerda: no leemos la Palabra solo para adquirir conocimiento intelectual, sino para conocer más íntimamente a Jesús, el personaje central de la Biblia, y para que ese conocimiento se vea reflejado en nuestra vida práctica, informe nuestros afectos, prioridades, relaciones, decisiones, y todas las áreas de nuestra vida.

Día 43 - Febrero 12

Números 18-19

El Señor es la porción del levita. Al igual que Jeremías, quien dijo,  «El Señor es mi porción», dice mi alma,

«Por tanto en Él espero» (Lam. 3:24)

«Los levitas no recibieron herencia de tierra y campos para trabajar de parte del SEÑOR, sino que debían recibir los diezmos del resto de los hijos de Israel como su herencia. Con doce tribus presentándoles una décima parte de lo que producían en un año, si asumimos que las tribus son del mismo tamaño (por supuesto, en realidad no lo eran, pero solo como una suposición), cada levita individual terminaría con el 120% del producto del israelita promedio. Dios se estaba asegurando de que Sus ministros estuviesen bien atendidos. Los levitas también debían ofrecer un diezmo, y su diezmo debía ir a los sacerdotes de la familia de Aarón. El resto del diezmo era suyo, siendo esto equivalente de lo que habrían obtenido de la trilla, piso o el lagar, o si el Señor les hubiera dado tierras, como lo hizo con el resto de los israelitas. Así los Levitas fueron atendidos físicamente, para que pudieran concentrarse en aprender del Señor y Sus formas, y enseñar estas cosas a los israelitas» (Bible Teacher Nathan Johnson)

  • Aun cuando los israelitas recibían diezmos, debían diezmar del diezmo.
  • En lugar de compararse y de quejarse por no ser como las otras tribus, el Señor provee para ellos de manera diferente. 

¿Prefieres que tu porción sea terrenal o es el Señor tu porción?

Una novilla roja, una vaca roja.

  • Este fue un sacrificio ofrecido por toda la asamblea en la que todos participaron, ya que fue a expensas de la congregación, no solo de una persona.
  • Fue un sacrificio de agua para purificar el pecado (19:7-9).
  • Fue un tipo diferente de sacrificio; no tuvo lugar en el altar sino fuera del campamento. La novilla roja fue asesinada antes de que se cometiera la inmundicia. Cada parte de la novilla se quemó hasta las cenizas, no quedaba nada de ella. Las cenizas se guardaron en un lugar determinado para que las personas las usarán cuando se volvían impuras por cualquier razón, para purificarse. No había otro método para que un hombre se purificara.

 ¿Te recuerda esta descripción algo o alguien?

¡Cristo y su sacrificio en la cruz! Fue llevado fuera de la ciudad para ser crucificado, sin mancha de pecado, pero tomó todo nuestro pecado. Él perdonó nuestros pecados incluso antes de que los cometiéramos. La novilla roja era un tipo de Cristo, pero no se compara completamente con la realidad. Las cenizas no pueden purificar la conciencia como si lo hace el perdón de Cristo.

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Nicole Njoroge

Nicole Njoroge

Nicole reside en el norte de Indiana con su esposo Sam. Ella ama la aventura, especialmente la aventura infinita de conocer a Dios a través de Cristo en Su Palabra. Actualmente es la Gerente de contenido digital en español y Coordinadora de eventos para Aviva Nuestros Corazones. También es miembro de Young Life, un programa de alcance para adolescentes y estudiantes universitarios, a través de campamentos, clubes y desarrollo de relaciones. Disfruta de las aventuras en el medio ambiente, tomar café y tener conversaciones con otros. 

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación