¿Cuál es el propósito de la aflicción? | Leamos la Biblia juntas | 1 Pedro 1:6-7

Hace un par de semanas iniciamos nuestro recorrido por la carta de 1ra. de Pedro y en tan solo 5 versículos hemos descubierto hermosas verdades. ¿Podrías identificarlas antes de seguir leyendo?

Aquí van algunas:

-Somos extranjeras porque no  somos de este mundo. Pertenecemos a la Ciudad de Dios.

- Hemos sido elegidas y santificadas por Dios para obedecer a Cristo.

- Porque Cristo resucitó, tenemos una esperanza viva. ¡Viviremos para siempre con Él!

-Dios guardará nuestra fe hasta el fin.

Es importante no perdamos esto de vista, recuerda que estamos leyendo una carta, no versículos aislados uno del otro. Todas estas verdades y promesas deberían literalmente hacernos saltar de gozo. Fíjate que es justamente eso lo que Pedro les señala,

6 En lo cual os regocijáis grandemente, aunque ahora, por un poco de tiempo si es necesario, seáis afligidos con diversas pruebas, 7 para que la prueba de vuestra fe, más preciosa que el oro que perece, aunque probado por fuego, sea hallada que resulta en alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesucristo;

Pero luego introduce dos palabras que no son fáciles de recibir “aunque ahora”, sé que conoces esa sensación dulce amarga, los “aunque ahora” no son muy bienvenidos. Como cuando tu mamá te dice: “Sí, podrás ir al paseo, aunque ahora tendrás que limpiar tu habitación.” “Si, puedes hablar con ese chico, aunque ahora sólo pueden ser amigos.” Es como si los “aunque ahora” trataran de conspirar con nuestra felicidad inmediata. Pero este es diferente a todos los demás, este “aunque ahora” produce un gozo que no puede ser encontrado en ningún otro lugar.

Él “aunque ahora” de Dios

…aunque ahora, por un poco de tiempo si es necesario, seáis afligidos con diversas pruebas, 7 para que la prueba de vuestra fe, más preciosa que el oro que perece, aunque probado por fuego, sea hallada que resulta en alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesucristo;

Has sido elegida para obedecer a Cristo y Dios se ha comprometido en guardar tu fe hasta el fin, ¡eso es grandioso! “Aunque ahora”… si es necesario Dios nos dará la oportunidad de probar si nuestra fe es verdadera y lo hará a través de la aflicción.

Si de algo puedes estar segura es que te encontrarás en momentos de dolor, situaciones que te llevarán al extremo, circunstancias en las que demostrarán lo genuino de lo que dices creer. No es un examen escrito u oral, es un examen práctico. Esto no debería sorprendernos porque Cristo mismo nos lo advirtió cuando le dijo a sus discípulos “En el mundo tendrán aflicción”.

Ahora…¿te has preguntado si Dios necesita probarlos para saber si nuestra fe es verdadera?¡Por supuesto que no! Pero nosotras sí necesitamos ver nuestra fe siendo refinada y ser animadas al sobrepasar las aflicciones y permanecer firmes en Cristo.

Las pruebas no son para destruirte

“Confiad yo he vencido al mundo”, fueron las palabras que continuaron la advertencia de Cristo y en 1 Pedro 1:5 también vemos que nos protege. Así que podemos descansar en la verdad de que el fuego de la prueba no ha venido para destruir nuestra fe, si no para purificarla, así como el oro es refinado por el fuego, así tu fe resultará más preciosa.

Las pruebas no son eternas

Después del “aunque ahora”, encontramos “por un poco de tiempo”. ¡Esa sí que es una buena noticia! Tus sufrimientos lucirán pasajeros cuando aprendas a verlos con los lentes de la eternidad. ¡Estaremos con Jesús para siempre! Por toda la eternidad donde no habrá más dolor, más llanto, más lágrimas, allí no habrá necesidad de ser probadas, porque el objeto de nuestra fe estará en medio de nosotros.

Fíjate que aquí no habla de tentación, si no de pruebas. Situaciones que Dios orquesta y permite para darnos la oportunidad de santificarnos y fortalecer nuestra fe.

Una fe probada da gloria a Dios

¿Cuál es la razón por la que Dios prueba nuestra fe? La respuesta está en el versículo 7. ¿Te atreves a responder?

Una joven que permanece firme en medio de las aflicciones demostrará una fe que resultará en alabanza, gloria y honor cuando Jesús sea manifestado. ¡Toma ventaja de todos tus momentos difíciles, no desperdicies el dolor, no tires las lágrimas que salen de tus ojos! Úsalo como el terreno sobre el cual tu fe pueda caminar con pasos firmes! A pesar de lo difícil que sea el camino a Casa, pon tus ojos en el Salvador, el gozo de contemplarle será siempre mayor que el dolor que experimentan tus pies en lo pedregoso del camino.

Reflexión

¿El Evangelio hace saltar tu corazón de alegría? Si la respuesta es no, toma un momento y pídele al Señor que abra tus ojos a Su obra.

¿Qué tipo de tribulación estás enfrentando?

¿Cómo está fortaleciendo Dios tu fe?

¿De qué manera te llevan estos versículos a pedir perdón y a alabar a Dios?

¿Cómo puedes convertir estos pasajes en una oración a Dios?

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión