¡Lo que necesitas recordar! | Leamos la Biblia juntas | 2 Pedro 1: 12-18

¿Alguna vez habías leído 2 Pedro con detenimiento? Si tu respuesta es no, pues estamos en el mismo grupo, ha sido muy valioso para mí caminar de puntillas por esta carta, he sido animada y muy confrontada a vivir a la altura de mi fe.

Hoy nos concentraremos en 6 versículos que son como los “post-it” (notas adhesivas) de la Biblia,  Pedro nos habla de la importancia de recordar y lo hace con la autoridad de un enviado de Dios, así que prestemos atención y #leamoslaBibliajuntas

12 Por tanto, siempre estaré listo para recordaros estas cosas, aunque vosotros ya las sabéis y habéis sido confirmados en la verdad que está presente en vosotros.

13 Y considero justo, mientras esté en este cuerpo, estimularos recordándoos estas cosas,

14 sabiendo que mi separación del cuerpo terrenal es inminente, tal como me lo ha declarado nuestro Señor Jesucristo.

15 También yo procuraré con diligencia, que en todo tiempo, después de mi partida, podáis recordar estas cosas.

16 Porque cuando os dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no seguimos fábulas ingeniosamente inventadas, sino que fuimos testigos oculares de su majestad.

17 Pues cuando El recibió honor y gloria de Dios Padre, la majestuosa Gloria le hizo esta declaración: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido;

18 y nosotros mismos escuchamos esta declaración, hecha desde el cielo cuando estábamos con Él en el monte santo.
--2 Pedro 1: 12-18--

Necesitamos recordatorios

En los 11 versículos anteriores Pedro nos ha enseñado tantas cosas, entre ellas que la salvación se recibe por fe en la justicia de Cristo a nuestro favor, que el poder de Dios nos ha concedido todo lo que necesitamos para agradarle, que en la medida en la que creemos las promesas de Dios somos partícipes de la naturaleza divina, que necesitamos esforzarnos para añadir virtud a la fe que nos ha sido dada y que nuestra diligencia en crecer en la piedad es una evidencia de nuestra salvación. (además de las verdades de 1 Pedro)

Todo esto es el fundamento de nuestra fe, por tanto, en esta ocasión Pedro con toda diligencia está listo para recordarnos estas cosas y no solo a la joven que se convirtió hace unos meses, si no también a ti que estás firme en la fe. Él considera correcto que tú y yo repitamos estas verdades a nuestros corazones con el fin de que no nos acostumbremos a la idea de que somos salvas y que bajemos la guardia en esforzarnos en nuestro crecimiento espiritual.

La razón por la que necesitamos recordar el Evangelio es porque olvidamos muy fácilmente, olvidamos quienes somos, nuestra condición delante de Dios, quién es Dios y quién es nuestro real enemigo. Te confieso que soy una olvidadiza profesional, a veces creo que mi cerebro tiene agujeros por donde se desliza la verdad que entra en mi mente y por eso es extremadamente necesario para mi alma tener recordatorios a mano que me sirvan para recordar la gracia de Dios para mi vida y mi responsabilidad de añadir a mi fe.

Fíjate si era importante para Pedro que recordáramos estas cosas, que esa era su única misión antes de morir, él quería asegurarse de que entendiéramos que la verdad que sostiene nuestra fe no es una simple fábula, siendo un testigo ocular de la majestad de Cristo, quiso ser un recordatorio vivo aún después de su muerte.

Si crees que estás firme en la verdad, entonces ¡necesitas recordarla cada día!

Necesitamos recordar a otros

Y hablando de recordar, traigamos a la memoria quién era Pedro, él fue quien negó a Jesús tres veces, aún después de ser advertido. En el momento clave él no recordó lo que Jesús le había dicho ni lo que él había prometido! Fueron muy amargas sus lágrimas de arrepentimiento. Pero como la gracia siempre gana, es ese al mismo Pedro a quien Jesús menciona cuando manda a llamar a sus discípulos luego de la resurrección y al mismo que le pidió que pastoreara a sus ovejas. ¡Te das cuenta! Pedro sabe de primera mano el peligro de olvidar y la importancia de alertar a otros a recordar la Verdad.

Así como Pedro nosotras necesitamos ser recordatorios vivos, jóvenes que abracen las promesas de Dios tan fuerte que el mundo no tenga ningún efecto en nuestras vidas, jóvenes que se esfuerzan al máximo para crecer en virtud, en conocimiento en dominio propio, en perseverancia, en piedad, en fraternidad y en amor. ¿Recuerdas por qué?  Porque esa es la prueba más evidente de que hemos creído el verdadero Evangelio y que nuestra fe es genuina. ¡Ese es el tipo de recordatorio que un mundo que observa anhela ver.  

Es mi oración que siempre estés listas para recordar a otros  y que lo hagas con diligencia  y en todo tiempo.

Reflexionemos juntas

¿Estás tan acostumbrada a la “rutina cristiana” que se ha debilitado tu esfuerzo en añadirle virtud a tu fe?

¿Estás siendo intencional en crecer espiritualmente?

¿Qué recordatorios del Evangelio tienes a tu alrededor?

¿Estás ayudando a otros a recordar las verdades que Pedro nos enseña?

¿Cómo estos versículos pueden convertirse en un motivo de arrepentimiento y oración?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Betsy Gómez tiene una gran pasión por inspirar a otras mujeres a atesorar a Cristo en lo ordinario de la vida. Ella dirige el área de creatividad de Aviva Nuestros Corazones y las iniciativas de alcance de Joven Verdadera. Nació en la República Dominicana, y ahora vive en Irving, Texas, donde su esposo, Moisés, sirve como pastor hispano en la iglesia First Irving. Tienen dos niños y una niña.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación