Vive para hacer la voluntad de Dios | Leamos la Biblia juntas | 1 Pedro 4:1-6

Cada versículo de esta carta llena de esperanza el corazón de una joven que está sufriendo a causa de su fe y mientras estás luchando dedicar tu vida a Dios y para vencer cada día, necesitas armarte correctamente para la batalla. Los versículos de hoy nos dicen con precisión cómo debemos hacerlo. #leamoslaBibliajuntas.

1 Por tanto, puesto que Cristo ha padecido en la carne, armaos también vosotros con el mismo propósito, pues quien ha padecido en la carne ha terminado con el pecado,

2 para vivir el tiempo que le queda en la carne, no ya para las pasiones humanas, sino para la voluntad de Dios.

3 Porque el tiempo ya pasado os es suficiente para haber hecho lo que agrada a los gentiles, habiendo andado en sensualidad, lujurias, borracheras, orgías, embriagueces y abominables idolatrías.

4 Y en todo esto, se sorprenden de que no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan;

5 pero ellos darán cuenta a aquel que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.

6 Porque con este fin fue predicado el evangelio aun a los muertos, para que aunque sean juzgados en la carne como hombres, vivan en el espíritu conforme a la voluntad de Dios.

---1 Pedro 4:1-6---

La frase “por tanto” está conectando con la idea anterior (Vs. 18), Cristo venció sobre todo poder a través de su sufrimiento, muerte en la cruz y resurrección. Él es es nuestro máximo ejemplo, Él padeció en su cuerpo (en la carne), experimentó la lucha real que tú y yo sentimos, se hizo hombre y sufrió hasta lo sumo por hacer el bien.

Ármate con un propósito

Al leer la segunda parte del versículo 1, te puedes preguntar “¿cuál es el propósito con el que me debo armar?”, Pedro nos está diciendo, toma la manera de pensar de Cristo, unifica tu actuar  a su actitud ante al sufrimiento. La determinación de Cristo mientras iba de camino a la cruz era darle fin al dominio del pecado, era quitarle todo el poder que ejercía sobre aquellos por quienes murió y por eso ahora Pedro nos dice: ármate tú también con esa misma forma de pensar, termina con el pecado, proponte a matarlo.

Vive para hacer la voluntad de Dios

En la medida en la que entregas tu vida por completo a Cristo caminarás por una senda de sufrimiento, porque ya no vas a obedecer a los deseos pecaminosos que te controlaban,  ya no vas a vivir para satisfacer las pasiones de tu carne, sino que te rendirás por completo a la voluntad de Dios. Fíjate que aquí no hay puntos intermedios, ni grises. Pedro dice “ya basta de vivir como los que no conocen a Dios, dejando que sus sentidos sean seducidos por el pecado. Me llama muchísimo la atención que estos pecados que Pedro menciona son específicos de aquellas que no poseen una mente sobria, de las que dan rienda sueltas a su mente, como cuando no le pones límites a tu deseo sexual y te dejas dominar por la lujuria y la sensualidad al mirar sitios pornográficos en el Internet o quizás en una película con escenas fuertes o te dejas llevar por el alcohol o cualquier cosa que sea tan importante para ti que se convierta en un ídolo al que te rindes. Pedro dice ¡ya basta de todo eso!

Usa cada día para hacerte del mismo propósito de Cristo, sufre por hacer el bien y vive completamente para Dios. Que tu vida sea una celebración constante de la victoria de Cristo sobre el pecado.

¡Se van a sorprender!

Mientras luches por hacer la voluntad de Dios vas a ser calumniada y aquellos que no entienden pudieran insultarte con su manera de tratarte porque están sorprendidos de que no seas parte del descontrol que los gobierna a ellos. Les parecerá muy extraño a tus compañeros del colegio o la universidad que no formes parte de sus desenfrenos y de su inmoralidad y querrán abochornarte pero recuerda que un día ellos tendrán que dar cuentas al Dios que te recibirá en los brazos.

Y finalmente en el versículo 6 encontramos esperanza, muy probablemente esto se refiere a aquellos cristianos que en vida creyeron al Evangelio, pero que en ese momento ya  estaban muertos. ¿Recuerdas que todo lo que está escrito en esta carta tiene el propósito de animar a los creyentes en medio de su sufrimiento? Es por eso que Pedro les dice que aunque a causa de su muerte sean juzgados por los hombres como si fuera el fin para ellos, en realidad ellos están vivos ante Dios. ¡Esa es la esperanza que Cristo ganó cuando resucitó!

¿Cómo estos 6 versículos te animan en tu caminar? Comparte con nosotros en la sección de comentarios que se encuentra al final de la página.

Reflexionemos

¿Estás siendo tú intencional en matar el pecado en tu vida?

¿Qué estás haciendo para mortificarlo?

¿Te caracteriza una mente sobria o le das riendas sueltas a tus pensamientos y deseos a menudo?

¿Cómo estos versículos te invitan a pedir perdón o dar gracias?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión