¡No te sorprendas! | Leamos la Biblia juntas | 1 Pedro 4:12-19

Una de las cosas que más disfruto hacer en familia es ver historias de hombres y mujeres que lo dieron todo por Cristo, nuestra serie favorita presenta la vida de gente que en situaciones peligrosas ponía en riesgo su vida con el propósito de honrar a Dios y avanzar la buena noticia del Evangelio. Estos héroes de la fe se aferraban a Cristo y también abrazaban el sufrimiento que conllevaba seguir sus pasos. Y si te detienes a ver la historia, por ejemplo, de Amy Carmichael o de Corrie Ten Boom, te darás cuenta que su entrega y pasión se evidencia completamente en la manera en la que vivieron y de la forma en la que asumieron el dolor como parte del precio de creer en Cristo.

Los versículos de hoy nos ayudarán a ver el sufrimiento cristiano desde una perspectiva bíblica y nos enseñarán la actitud con la que debemos asumir la vida. #leamoslaBibliajuntas.

12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que en medio de vosotros ha venido para probaros, como si alguna cosa extraña os estuviera aconteciendo;

13 antes bien, en la medida en que compartís los padecimientos de Cristo, regocijaos, para que también en la revelación de su gloria os regocijéis con gran alegría.

14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, dichosos sois, pues el Espíritu de gloria y de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, por ellos Él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

15 Que de ninguna manera sufra alguno de vosotros como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entrometido.

16 Pero si alguno sufre como cristiano, que no se avergüence, sino que como tal glorifique a Dios.

17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si comienza por nosotros primero, ¿cuál será el fin de los que no obedecen al evangelio de Dios?

18 Y si el justo con dificultad se salva, ¿que sera del impio y del pecador?

19 Por consiguiente, los que sufren conforme a la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien.

---1 Pedro 4:12-19---

No te sorprendas (12)

A pesar de que a lo largo de toda la historia los creyentes han experimentado sufrimiento, han sido perseguidos y maltratados por su fe, hoy en día podemos ver una generación de jóvenes que entienden que la vida cristiana debe ser exenta del dolor y que Dios les está invitando a una vida de “victoria” en la que todo luce color de rosa. La Palabra de Dios es totalmente contraria a esa corriente, Jesús mismo afirmó que en el mundo tendríamos aflicción mientras dirigía sus pies hacia el sufrimiento y ese es el mismo camino por el que debemos andar si deseamos seguir sus pisadas.

Pedro nos ayuda a tener una expectativa correcta de nuestro caminar con Dios, en los versículos anteriores nos dió pautas prácticas de cómo vivir la fe y ahora nos dice la actitud con la que debemos asumir la vida. ¡No te sorprendas! El sufrimiento va a llegar y vas a ser perseguida por tu fe. Esto no quiere decir que Dios está distraído y olvidó sacarte del horno a tiempo, esto no significa que algo raro o extraño esté pasando contigo, no es una maldición o un ataque de Satanás. En la medida en la que te consagras a Dios y vives tu fe de una forma pública experimentaras el rechazo y el escarmiento de los que se oponen a la verdad y eso no debería sorprenderte en lo absoluto.

Alégrate (13-14)

No debemos reaccionar ante las pruebas como si fueran unas aguafiestas o unas asesinas de nuestro gozo porque en realidad son todo lo opuesto. De hecho en estos versículos se habla muchísimo de alegría, es como si Pedro dijera “no te sorprendas como si las pruebas fueran un fantasma aterrador, abrázalas, comparte los padecimientos de Cristo, alégrate con gran gozo para que ese día en el que estés con el Salvador puedas gozarte con gran alegría.” Graba esto en tu cabeza: Las pruebas no te destruirán, si no que te darán la dicha de identificarte con Cristo, de glorificarle con tu vida y al hacerlo experimentarás un gozo que nada podrá destruir.

Examínate (15)

Recuerda que Pedro está hablándole a creyentes que están sufriendo a causa de su fe, de manera que esto no aplica para aquellos que sufren por haber hecho el mal. Y me llama la atención que pone al que sufre por asesino al lado del que sufre por estar de metiche y entremetido. Eso nos llama a analizar nuestras vidas y a examinar la razón de nuestro y si hemos actuado de alguna manera que no glorique a Dios, el único camino correcto es el arrepentimiento.

No te avergüences (16)

Y si la razón por la que sufres es por hacer la voluntad de Dios, no te avergüences. ¡Alaba a Dios por el privilegio de que los llamen por el nombre de Cristo! Quita tu mirada de este mundo, pon toda tu esperanza en el gozo que experimentarás ese día, cuando estés en tu nuevo hogar con aquel que no se avergüenza de llamarte su hijo. Pon toda tu seguridad y confianza en ese glorioso día.

Encomiéndate a Dios (17-19)

Y mientras llega ese día, Dios juzga al mundo, pero no nos ha dado pases VIP, Él no nos ha sacado a una isla paradisiaca mientras su juicio se lleva a cabo, nosotras también vamos a sufrir, lo que sí ha garantizado es que veremos ese día de Salvación y gozaremos de una eternidad de gozo en Él. Pero para aquellos que no creyeron en el Evangelio le espera un terrible destino eterno. Y eso es lo que debería empujarnos con urgencia a compartir la buena noticia de que hay un Salvador de ese terrorífico final.

Así que joven verdadera, confíale tu vida  a Dios y lleva la buena noticia a otros.

Reflexionemos

¿Qué relación encuentras en 1 Pedro 4:12 y 1 Pedro 1:7?

¿Cuál es la razón de tu sufrimiento?

A la luz de este pasaje, ¿Cómo Juan 16:33 puede animarte?

¿Cómo estos versículos te invitan a pedir perdón o dar gracias?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión