Prepara tu mente para la acción | Leamos la Biblia juntas | 1 Pedro 1:13

En nuestro recorrido por el primer capítulo de 1era de Pedro, hemos encontrado verdades profundas que nos han retado en medio de la corriente de simpleza y superficialidad en la que vivimos.

Hoy nos detendremos en el versículo 13:

Por tanto, ceñid vuestro entendimiento para la acción; sed sobrios en espíritu, poned vuestra esperanza completamente en la gracia que se os traerá en la revelación de Jesucristo.

Siempre que veamos un <--por tanto-->, en el texto, debemos parar para observar con cuidado a la conclusión que ha llegado el autor al conectar la idea anterior con lo que adelante nos expresa. Es como cuando ves la parte dos de una película y no puedes entender la trama porque no conoces lo que pasó en la primera parte. Necesitas leer la Biblia como un todo, no como tweets aislados y desconectados.

Antes de que llegáramos a este “por tanto” en los versículos del 1 al 12 hay verdades que necesitamos refrescar:

Somos extranjeras porque no somos de este mundo.

Hemos sido elegidas y santificadas por Dios para obedecer a Cristo.

Porque Cristo resucitó, tenemos una esperanza viva.

Nuestro tesoro está en las promesas eternas que Dios ha reservado para nosotros. ¡Viviremos para siempre con Él!

Dios guardará nuestra fe hasta el fin.

Somos salvas solo por la fe en Jesucristo.

Mi mayor fuente de gozo está en la obra de Cristo por mi.

Las pruebas y aflicciones son oportunidades para probar que nuestra fe es verdadera.

Al permanecer firme en medio del sufrimiento puedo dar gloria a Dios.

Amar y confiar en Cristo produce en nosotras un gozo indescriptible.

¡No podemos quedarnos pasivas ante estas gloriosas verdades! Y ahí es donde entra en escena nuestro amigo el “por tanto”.  Es como si Pedro te dijera: “Por todas estas razones… ¡o sea…!” ahora te toca actuar, esto exige una acción de tu parte, debe moverte a hacer algo. ¿Qué me manda Pedro a hacer?

Prepara tu mente para actuar

Eso es lo que “ceñir nuestro entendimiento para la acción” significa. Pedro les explica de una forma que ellos puedan entender, los hombres usaban togas largas y a la hora de prepararse para correr o hacer alguna actividad física necesitaban amarrarla a la cintura para tener más libertad para moverse. De igual forma nosotras no podemos salir corriendo en tacos o con una falda que nos haga tropezar ¡de ninguna manera! Necesitamos prepararnos y quitar todo lo que nos estorbe. ¿Entonces cómo ceñimos nuestro entendimiento? Preparándonos para pensar con cuidado, deshaciéndonos de todo pensamiento que nos distraiga de las verdades anteriores. Entendiendo que nuestra mente no es un caballo sin ley, sino que es nuestra responsabilidad llevar todo pensamiento cautivo a la obediencia a Cristo. ¿Pero cómo lo hacemos?

Cultiva una mente sobria

Lo primero que necesitamos hacer para preparar nuestra mente para actuar conforme a la verdad es cultivar una mente sobria. Y si no tienes idea de lo que esto significa, es todo lo contrario a estar borracho o drogado. ¿Por qué a Pedro se le ocurre esto? ¡Simple! Porque mientras estás en aflicción y cuando la presión del mundo te arropan es muy fácil dejarse por las mentiras que te rodean. Es muy fácil que nos “emborrachemos” de ideas que nublen nuestro entendimiento al punto que nos dejemos controlar por ellas. Es probable que nunca hayas tomado ni una gota de alcohol pero que te hayas embriagado de desobediencia y rebeldía o quizás sí conoces los efectos de una sustancia en tu cuerpo y puedes entender cómo adormece tus sentidos dando riendas sueltas al pecado. Mantener una mente sobria es algo que no ocurrirá por arte de magia, exigirá tu esfuerzo y resolución.

Enfoca tu mente en el lugar correcto

La razón por la que necesitamos preparar nuestra mente para la acción y ejercitar el dominio propio con nuestros pensamientos es que podamos enfocarnos en lo que verdaderamente es importante.

Toda tu esperanza y toda tu confianza debe enfocarse en quien Dios es, en lo que Cristo ha hecho por ti y en su venida. ¡Esto sí que es vivir de manera contra-cultural! Solo con un entrenamiento de ese tipo puedes silenciar el grito constante de un mundo lleno de mentiras y escapar a la presión y el pecado que te asedia. Cuando el mundo te grite “¡Dale riendas sueltas a tu mente!”, alista tu mente para poner tu esperanza en tu Salvador.

¡Practiquemos juntas!  Usa el listado de verdades que compartimos arriba para contrarrestar estas mentiras que el mundo te grita a diario:

Puedes hacer lo que los demás hacen porque los principio de este mundo te definen.

Fuiste creada para obedecer a tus deseos.

Lo más importante (tu tesoro) es cuán popular eres.

Seremos salvas por nuestras obras.

La aflicción es un castigo de Dios para mí.

Seguir a Cristo cuesta mucho y solo trae dolor.

La próxima semana veremos cual es el resultado de una mente entrenada para desechar todo lo que le impida enfocarse en Cristo.

Reflexión

A raíz de lo aprendido hoy ¿qué cosas deben cambiar en tu vida?

¿Estás llenando tu mente de la verdad de Dios o de mentiras?

¿De qué manera te llevan estos versículos a pedir perdón y a alabar a Dios?

¿Cómo puedes convertir estos pasajes en una oración a Dios?

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión