Demasiado bueno para ser verdad

“Demasiado bueno para ser verdad” fue la respuesta que recibí al pedirle a alguien que evaluara una propuesta que estaba considerando y de todos los beneficios que obtendría al comprarlo, en especial, en relación al bajo costo y esfuerzo en que incurriría en comparación al gran valor que recibiría.

Me hizo pensar en el Génesis que redacta todas las maravillas de Sus manos y coloca al hombre como corona de la creación y he aquí “todo era bueno en gran manera”. Sin embargo, nuestros primeros padres Adán y Eva fueron seducidos por la codicia, desobedeciendo así al mandato de Su creador al comer del árbol. Nos continúan diciendo las Escrituras que debido a que el pecado se fue multiplicando, y que la maldad era grande en la tierra, Dios decidió en Su soberanía destruir a todo ser viviente (exceptuando la familia de Noé), dándole al hombre así una nueva oportunidad de reivindicarse (Gen. 1, 3 y 6). 

Luego Dios proveyó medios a través de la ley para llevarnos a conocer la voluntad del Padre y mostrarnos Su santidad, permitiéndole a nuestros antiguos presentar sacrificios para el perdón de sus pecados, siendo todo esto sombra de lo que había de venir. Los sacerdotes siendo los elegidos como intermediarios del pueblo, eran los encargados de llevar las ofrendas ante Dios, pero aun así no era suficiente (Heb. 10:10-14). 

Por lo que Dios dentro de Su amor ofreció a un cordero perfecto, Su Hijo Unigénito, como cordero expiatorio por nuestros pecados para reconciliarnos con el Padre para siempre y morir así en la cruz. En consecuencia, ya no necesitamos de un Sumo Sacerdote igual que nosotros, insuficiente. He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. (Heb. 8-10; Juan 1:29)

Ahora en el tiempo de la gracia, a través de la fe que Él ha puesto en nuestros corazones podemos alcanzarle y presentarnos con confianza ante el trono de gracia.

¿No crees también que esto es “demasiado bueno para ser verdad”? Sin embargo, es real y quienes hemos decidido probarlo damos testimonio de que es bueno en gran manera, y que este plan perfecto se ha manifestado en nuestras vidas; y como Él entregó Su vida entera hoy la rendimos ante Él.

 Natanael también se preguntó: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Por lo que Felipe contesta: ‘Ven y ve‘. Juan 1:46. 

No dejes que el mundo te condicione a creer que no hay nada mejor de lo que pudieras estar viviendo fuera de Él. ¡Ven y ve!

  ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Rosanna Ramírez de Rosario

Rosanna Ramírez de Rosario

Rosanna Ramírez de Rosario es esposa de Smaily Rosario. Residen en la ciudad de La Romana. Está convencida de la inmensa capacidad con la que Dios ha dotado a la mujer para desempeñar la función que El le asignó en Su Creación, pero también está consciente de las consecuencias que el desconocimiento de Su Plan pudiera acarrearnos, por eso sirve al Señor discipulando mujeres de diferentes edades para guiarlas en sus primeros pasos en la fe;  y ayuda a su esposo en el Ministerio de Jóvenes en la Iglesia Bíblica Cristiana Ebenezer de San Pedro de Macorís.

Únete a la conversación