La mujer verdadera y el matrimonio

Cuando se nos asignó el capítulo acerca del matrimonio para el libro “Mujer Verdadera: El maravilloso diseño de Dios para ti”, pensaba que era hablar más de lo mismo puesto que son innumerables los libros acerca del tema escritos por hombres y mujeres de mucho más relevancia y preparación que yo.  Luego de consultar y orar, llegué a la conclusión que nuestro Dios usa la diversidad y particularidad de cada individuo o pareja para dar a conocer los principios de Su Palabra y como éstos son aplicados por Su gracia en la vida de ellos.

Por tanto, apoyada en la sabiduría y fortaleza del Señor iniciamos el capítulo acerca del matrimonio.  Nuestro objetivo es que cada mujer reconozca que un matrimonio vivido a la manera de Dios es algo “bueno en gran manera” porque nos concede el privilegio de desplegar algunas cosas del hermoso carácter del Dios Trino y Su plan redentor.

Asimismo, que cada mujer casada quede cautivada por la maravillosa responsabilidad concedida: Mostrarle a su marido cada día, que ella misma es el regalo de parte de un Padre bueno para Su hijo, a fin de que ella llene su soledad, supla sus necesidades, sea su mejor amiga y colaboradora, con el fin de que juntos puedan hacer avanzar el Reino de Dios en la tierra durante los años que Él les conceda vivir.

Hay una plenitud, un gozo, un placer que resultan de cumplir fielmente el ser ayuda idónea porque nos conduce a una vida de servicio abnegado lo que nos asemeja a nuestro amado Señor, quién como estilo de vida escogió: “Dar más que recibir, porque eso es bienaventurado”. (Hechos 20:35)

Otra cosa importante a tener en cuenta es el hecho de que como mujer casada, debemos modelar ante las solteras lo que Dios requiere, de forma tal que cuando a ellas les toque casarse, ya tengan una instrucción bíblica, aunque no perfecta, de cómo debe funcionar un matrimonio.

Este capítulo intenta motivar a toda mujer, sea casada, soltera, viuda, o cualquiera que sea el estado en que se encuentre o la edad que tenga, a que desarrolle una relación profunda y plena con el verdadero y eterno Esposo, pues de nuestra relación con Él, dependerá el que podamos esparcir gozo y bendición a aquéllos que Él, soberanamente coloca en nuestras vidas.  Las mujeres solteras deben aprender, pero las que están casadas, o lo estuvieron, tienen la responsabilidad de exaltar y dar a conocer ese divino diseño llamado Matrimonio.

En dicho capítulo veremos cómo desplegamos características del Dios Padre, Quién con amor eterno nos ha amado, y ahora espera que amemos con igual amor al esposo terrenal que nos ha dado.  Características del Dios Hijo, Quién nos dejó un ejemplo inspirador de sumisión, servicio abnegado y amor puro y características de Dios Espíritu Santo, Quién es nuestra ayuda para cumplir nuestro rol adecuadamente.

Veremos asimismo otras formas hermosas que bendicen al esposo por medio de imágenes que Él escogió para que entendamos el alcance y la dimensión del rol de la esposa dentro del matrimonio, pues ella cual hábil tejedora día a día le da forma a un hermoso tapiz que cuenta las glorias de ese Dios que la ha llamado a tan excelso rol.

Como cito en el capítulo: “La palabra “esposa” en el idioma inglés es “wife”, ésta a la vez viene de la palabra “weef” (productora) o “weaver” (tejedora o hilandera).

Nosotras cuales tejedoras hábiles, cada día estamos “bordando”, “tejiendo” nuestros matrimonios cuando ponemos en práctica todo lo que mostramos en ese capítulo.  Nosotras podemos fomentar relaciones, dar el tono al hogar, hacer la paz en medio de los conflictos, dar goce, alegría y deleite, de modo tal que nuestros esposos anhelen llegar a casa porque allí encontrarán lo que es “la puerta del cielo…”

¿Quieres ser una “tejedora”, una “edificadora”, una “pacificadora”, una “deleitadora”?

Te invito a que leas no solo este capítulo, sino todo el libro que se ha preparado con la intención de dar a conocer las verdades liberadoras de un Dios que nos creó mujeres para gloria de Su Nombre, y para el bien de la generación en la cual Él sabiamente nos ha colocado.  Esperamos que sea de bendición para ti y toda mujer que lo lea.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Margarita de Michelén

Margarita de Michelén

Mejor conocida por Maggie, recibió por la gracia de Dios a Jesucristo como su Señor y Salvador en el año 1980. Está casada con Eric Michelén desde 1981. Ambos desde su juventud han servido en Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo. Eric fungió como Diácono por mas de 35 años. Fue maestro de Escuela Dominical y Líder de grupo de parejas. Desde el 2017 forma parte del Cuerpo de Pastores de la Iglesia.

Maggie sirve en cuidado de cuna, como maestra de escuela Dominical, en estudios para damas, y parte del Ministerio de Mujeres. Está apasionada por el estudio y la enseñanza de las Escrituras, y de literatura cristiana. Sirve como voluntaria en el Ministerio de Aviva Nuestros Corazones y está comprometida de todo corazón con proclamar la libertad, plenitud y abundancia en Cristo y la Feminidad Bíblica.

Ambos son padres de cuatro hijos: Patricia, Elisa, Eric Yamil y Yamil Elías. Tres de ellos les han coronado con 7 nietos: Gianmarco, Rodrigo, Gianluca, Kalil, Gianpiero, Andrés y Lucía Amalia.

Artículos relacionados