Vivir es Cristo

(Nancy Leigh DeMoss “Daily Reflections”)

Pero en ninguna manera estimo mi vida como valiosa para mí mismo, a fin de poder terminar mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio solemnemente del evangelio de la gracia de Dios.” (Hc 20:24)

¿Cómo Pablo podía cantar himnos al Señor en medio de la noche desde la profundidad de una celda romana? ¿Cómo podía ser fiel y “regocijarse en todo tiempo” a la vez que era apedreado, naufragaba, era calumniado y rechazado, tanto por sus enemigos como por sus amigos? ¿Cómo podía regocijarse en todo tiempo” cuando estaba hambriento y cansado?

Su secreto era que había encontrado su razón para vivir. No vivía para complacerse a sí mismo o para llenar sus propias necesidades. Desde el mismo momento de su conversión camino a Damasco, tenía una sola pasión: vivir para la Gloria y la complacencia de Dios. Lo único que le importaba era conocer a Cristo y darlo a conocer a otros.

Pablo escribió que no consideraba su vida como valiosa para él mismo —solo quería completar aquello que Dios le había encomendado hacer. Su lema era: “para mí el vivir es Cristo.” Una vez llegó a esa conclusión, nada más era importante para él.

¿Conoces a alguien que tiene una pasión similar de agradar al Señor? ¿Se puede decir lo mismo de ti?

                                          ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad  al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.