Podcast Aviva Nuestros Corazones

Annamarie Sauter: Los hombres tienden a ser orientados visualmente, y esto puede ser difícil de entender para las mujeres. Aquí está Nancy DeMoss de Wolgemuth.

Nancy DeMoss Wolgemuth: He escuchado a mujeres decir esto,Me da asco, me disgusta pensar en cómo los hombres son arrastrados por la pornografía, es tan enfermizo”. Ciertamente, esto es muy pecaminoso. Es muy, muy mortal. Pero no es tan sorprendente.

Annamarie Sauter: Estás escuchando Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth en la voz de Patricia de Saladín.

Esto es lo que una de nuestras oyentes expresó con relación al programa anterior…

Realmente mis ojos se han abierto y me han hecho pensar acerca de lo que estoy usando para vestirme. Yo soy una mujer casada, pero a menudo sigo las últimas tendencias de la moda. A menudo ellas pueden rayar en lo vulgar o sexual. Como la mayoría de las mujeres, yo no lo hago a propósito pero sí porque es lo que está “de moda”. Pero por amor a mi esposo y a mis hermanos cristianos, voy a estar revisando mi armario y eliminando algunas cosas.

Este programa es parte de la serie, Modestia: ¿le importa a Dios como me visto? Ahora, continuemos con Nancy.

Nancy: Me gustaría leerles una porción de una carta, que encontré recientemente escrita al editor de un periódico de una universidad cristiana. Está escrita por un estudiante que está en su último año en esta universidad y el título de la carta era "las elecciones de las mujeres en su vestir llevan a los hombres a tropezar", y aquí les digo lo que este joven tenía qué decir.

El otro día estaba yendo a la oficina de negocios a resolver algunos asuntos financieros, y no podía creer alguna de las cosas que estaba viendo. El paisaje alrededor del campus se veía excepcionalmente grande. Había nuevos dormitorios, nuevos rostros, y desafortunadamente, mujeres escasamente vestidas por donde quiera.

Ahora, la razón por la que estoy escribiendo esta carta es simple: pureza sexual. Esto es algo que es difícil algunas veces, para ambos, varones y hembras pero de manera particular mucho más difícil para los hombres porque son estimulados, orientados por su vista. Ahora jóvenes, no podemos decir que somos inocentes de culpa solamente porque las mujeres están vestidas inapropiadamente. Nosotros somos llamados en 2da Timoteo capítulo 2 versículo 22 a " Huir también de las pasiones juveniles, y a seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor”.

“De todas maneras ustedes, chicas, ayuden a sus hermanos. Tu vestido puede fácilmente ser causa de tropiezo y el apóstol Pablo nos dice que él dejaría gozosamente de comer carne si eso fuera de tropiezo para su hermano. (Desde luego, yo no estoy promoviendo el que renuncies a toda tu ropa, solamente a aquella que haga tropezar a los jóvenes).

Esto puede parecerles chocante a las jóvenes, pero tu vestimenta realmente puede tener un efecto negativo sobre los hombres. Por favor considera tu ropa y lo que la Biblia dice con respecto a la manera como vistes”.

Ahora, nosotros estamos hablando de diferentes principios que nos pueden ayudar a determinar la manera apropiada de vestirnos. Notaste que todavía no te he dicho nada específico. Todavía, no te dicho sobre esta prenda de vestir o de aquella otra prenda de vestir. Esto está bien o esto está mal. Voy a hacer algo sobre esto más adelante en la serie, pero quiero que veas que es modestia, la modestia es primero un asunto del corazón. Esto no es asunto de que les tenemos una serie de artículos que puedes vestir, porque un artículo de vestir pudiera ser modesto en una mujer y no modesto en otra, o pudiera ser usado de maneras diferentes.

Hay algunas cosas que pienso que claramente son correctas y otras que son incorrectas, pero queremos aprender cómo tomar decisiones basadas en los principios de la Palabra de Dios. Hemos hablado acerca del principio de edificación. Debemos edificar a los hombres alrededor de nosotras y no ser piedra de tropiezo en su caminar o ser causa de pecado. Hoy quiero ampliar esto un poco más y en la próxima sesión estaremos hablando acerca de lo que llamo el principio de creación, lo que significa simplemente que nosotras necesitamos como mujeres entender cómo son los hombres diferentes de nosotras las mujeres.

Ves, nosotras podemos pensar, "que lo que yo estoy usando no me es causa de tropiezo. No va a ser tropiezo a mis amigas. Entonces ¿por qué hace tropezar a los varones? ¿Por qué algunas clases de ropas excitan a los jóvenes y a mí no me hacen nada? ¿Por qué enseñar algunas partes de mi cuerpo, exponer algunas partes de mi piel parece causar problemas a los jóvenes y a mí no me hace nada?" Es por el principio de la creación.

Nosotras necesitamos aprender a entender que Dios hizo al hombre y a la mujer diferentes. Esto no debería causar ninguna gran sorpresa, pero encuentro que como mujeres, nosotras a menudo, no entendemos cuán diferentes somos, cómo Dios hizo cómo Dios cableó de manera tan diferente a los hombres y a las mujeres. Ves, primeramente nosotras las mujeres somos movidas y estimuladas por el contacto físico; mientras, que los hombres son primariamente movidos y estimulados sexualmente o de maneras lujuriosas por lo que ven.

Como dijo un autor, “lo que el toque de un hombre es para una mujer, lo es ver a una mujer para un hombre”. Ahora, yo sé que es difícil para nosotras como mujeres entender esto y probablemente es difícil para los hombres entender la manera como Dios nos hizo. Esto es lo que hace la vida interesante. Pero tenemos algunas Escrituras que creo nos ayudarán con esto.

Proverbios 27 versículo 20, por ejemplo, nos dice que “El Seol y el Abadón nunca se sacian;  tampoco se sacian los ojos del hombre”. Los hombres son influenciados y estimulados por lo que ven. Jesús dijo en Mateo capítulo 5, versículo 28: “Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón”.

Nosotros estamos familiarizados con ese versículo, pero ¿has pensado acerca de lo que Jesús está diciéndole al hombre y lo que le está diciendo a la mujer en este pasaje? "Todo hombre que mira Él le está hablando a los hombres a una mujer con codicia ya ha cometido adulterio con ella en su corazón".

Ahora, el significado más obvio que Jesús está diciendo aquí es que los hombres tienen una responsabilidad de guardar sus corazones y sus mentes guardando sus ojos. Todo el que mira… Está hablando de cómo los hombres son estimulados visualmente. Todo hombre que mira una mujer con ojos de codicia ya ha cometido adulterio. Así que Jesús está diciendo por implicación, “Guarda tus ojos” les está hablando aquí a los hombres.

Pero nosotras como mujeres no nos damos cuenta que Jesús está también diciéndonos que nosotras tenemos una responsabilidad, y es la de vestirnos modestamente para no provocar a los hombres a pecar con sus ojos. Los hombres son responsables de gobernar sus ojos y las mujeres somos responsables de gobernar nuestra modestia, y de gobernar lo que mostramos a los ojos de los hombres.

Steve Arterburn and Fred Stoeker son co-autores de un libro que ha sido llamado, “La batalla de cada hombre”.   Leí este libro en preparación para esta serie, no porque yo lo haya querido, este es un libro escrito para hombres primariamente, aunque hay algunas partes que van dirigidas a las esposas pero lo encontré, como mujer, muy útil y yo poder entender mejor cómo los hombres están hechos, cómo ellos piensan, y qué clase de cosas pueden llevarlos al pecado de la inmoralidad.

El libro trata particularmente con el hombre en asuntos que tienen que ver con la impureza sexual, la pornografía y cómo el hombre cae en estos asuntos. Pienso incluso que el título nos ayuda a nosotras a entender: “La batalla de cada hombre”. La batalla moral es una batalla que de una u otra forma, más o menos, cada hombre tiene que lidiar con ella. Y podrías estar pensando, "No ese chico del trabajo, ni mi jefe, ni ese profesor, ni ese chico de la clase. Él no tiene problemas o batallas en esa área, ni mi pastor. Él no tiene luchas morales".

Quiero decirte que esta es la batalla de cada hombre y es por esto que debe importarle a cada mujer. Quiero leerte un extracto de este libro, la batalla de cada hombre, solo para que lo puedan escuchar, desde el punto de vista del hombre, y de cómo ellos están cableados, como ellos han sido hechos. Ahora, esto que voy a leer es un poco crudo, pero creo que puede ser de ayuda para nosotras como mujeres entenderlo. Estos autores dicen:

Los hombres reciben gratificación sexual a través de sus ojos. Los ojos, le dan al hombre el medio para pecar abiertamente y a voluntad. Nosotros no necesitamos una cita o una amante. Ni siquiera necesitamos esperar; tenemos nuestros ojos y podemos tener gratificación sexual a través de ellos en cualquier momento. Nos excitamos al ver la desnudez femenina en cualquier manera o forma. Nosotros no somos exigentes. Puede venir al ver la fotografía de una extraña desnuda; tan fácilmente como en un interludio romántico con nuestra esposa.

Tenemos un encendido visual cuando tiene que ver con mirar la anatomía femenina. La mujer muy pocas veces entiende esto. (¿Y tú mujer dices que esto es difícil para ti entenderlo?). Y debes estar asintiendo. Y es difícil porque nosotras no estamos hechas de esta manera. Siguen diciendo estos autores. Las mujeres no pueden entenderlo porque ellas no son estimuladas sexualmente de la misma manera. Su encendido está atado al toque y a las relaciones.

Lo cual, a propósito, es el porqué es tan importante para nosotras las mujeres ser cuidadosas acerca de las maneras que dejamos que los hombres nos toquen. Para mí, mientras fui soltera, fue tan importante ser discreta porque sabía que ciertas maneras de tocar del hombre me podían estimular para tener pensamientos que no eran puros. Así que debo ser cuidadosa de guardar mi propio cuerpo, como también cualquier otra mujer.

Debemos ser cuidadosas y asegurarnos de que como mujeres no le damos abrazos de frente a los hombres que no son nuestros esposos esto puede crear sentimientos y pensamientos aun en nuestras propias mentes que no podemos manejar. Así que nosotras necesitamos ser cuidadosas acerca de qué estimula a los hombres.

Los autores continúan diciendo en este libro que "las mujeres no entienden esto porque ellas no son sexualmente estimuladas de la misma manera que los hombres. Ellas ven este aspecto visual de nuestra sexualidad como superficial, sucio y hasta detestable". He escuchado a las mujeres decir esto, "me asquea pensar cómo los hombres pueden ser arrastrados a la pornografía. Eso es enfermizo" ahora, es muy, muy pecaminoso; es muy, muy mortal, pero no es tan sorprendente.

Si un hombre no aprende a gobernar sus ojos, él va a ser estimulado visualmente, y si lo que está allá afuera, y si lo que está permitiendo llegar a su camino es visualmente provocativo, él va a ser vulnerable.

Estos autores siguen diciendo, "sin duda alguna, la gratificación visual sexual es una forma de sexo para el hombre. Como hombres obtenemos gratificación sexual y picos químicos altos a través de los ojos". Él continúa y nos da una ilustración de uno de los hombres que él entrevistó para este libro. Es un poco crudo aquí, pero quiero leerlo porque pienso que nosotras como mujeres necesitamos entender el efecto que tenemos cuando no nos damos cuenta. Y él dice:

Alex recuerda el tiempo en el cual estaba mirando televisión con su cuñada. El resto de la familia estaba en la plaza comercial. Su cuñada, estaba viendo televisión, y estaba boca abajo sobre su estómago tirada sobre el piso enfrente de él vistiendo unos apretados pantalones cortos, y se quedó dormida mirando el televisor.

Para la mayoría de las mujeres esto no sería una escena nada inusual. Y este hombre continúa diciendo, estaba sentado en la silla, y miré hacia abajo, miré sus muslos vi algo de su ropa interior. Traté de ignorarlo, pero mi corazón empezó a aumentar su ritmo y mis ojos no podían dejar de mirar la parte superior de sus muslos. Me quedé mirándola fijamente y realmente la desee.

Ahora, no puedo continuar leyéndoles a ustedes el resto de la historia, pero pienso que ya he leído lo suficiente para nosotras entender que como mujeres tenemos una gran responsabilidad, la manera en que vestimos afecta a los hombres por la manera en que Dios los ha hecho y por cómo y son estimulados visualmente.

Permíteme rápidamente darte algunas ilustraciones bíblicas de este concepto para que tú puedas ver bíblicamente el hecho de que los hombres son orientados y estimulados visualmente.

Por ejemplo, Abraham, cuando él llevó a su esposa Sarai a Egipto en Génesis capítulo 12 en los versículos 11-12, cuando ya estaba por entrar a Egipto él le dijo a Sarai, su esposa, "Mira, sé que eres una mujer de hermoso parecer; y sucederá que cuando te vean los egipcios, dirán: "Esta es su mujer"; y me matarán, pero a ti te dejarán vivir”. (La implicación aquí es que la iban a tomar sexualmente iban a tomar sexualmente a Sarah) Él sabía que los hombres son estimulados por lo que ven.

Así que él se tomó el asunto en sus manos y no lo manejó apropiadamente. La solución no fue lo suficientemente buena porque él dijo, Di, por favor, que eres mi hermana”.

Tú puedes ver aquí el principio, (velas y pólvora) poner una apariencia hermosa, a los ojos de los hombres, tienes una vela caminando sobre pólvora. Esto no significa que es malo ser hermosa, pero sí significa que tú tienes que ser muy cuidadosa en cómo tú caminas con una vela alrededor de la pólvora.

Luego podemos ver en jueces capítulo 14, y podemos ver a Sansón, quien era uno de los jueces de Israel. Dice en el versículo uno “Y Sansón descendió a Timnat y vio allí a una mujer de las hijas de los filisteos. Luego él subió y le dijo a su padre y a su madre”.

Ahora, esta es una chica que está fuera de su fe, fuera del matrimonio que Dios permitiría, pero él fue tan estimulado por lo que él había visto de ella que le dijo a su padre.

Vi una de las hijas de los filisteos...tómala para mí, porque ella me agrada. (Quiero lo que veo. Vela/pólvora)

"Le respondieron su padre y su madre: ¿No hay mujer entre las hijas de tus parientes o entre todo nuestro pueblo, para que vayas a tomar mujer de los filisteos incircuncisos? Pero Sansón dijo a su padre: Tómala para mí, porque ella me agrada (a los ojos). Y su padre y su madre no sabían que esto era del SEÑOR, porque Él buscaba ocasión contra los filisteos, pues en aquel tiempo los filisteos dominaban a Israel. Descendió y habló con la mujer; y ella le agradó a Sansón”. (Versos 3-4, 7).

En Jueces capítulo 16, Sansón fue a Gaza— esta es otra situación ahora—y allí él vio a una prostituta, y se llegó a ella. Él no estaba motivado a tener una relación con esas mujeres porque a él les importaban o porque hubiera compatibilidad entre ellos o porque tuvieran una relación de ternura y de amor. Él vio algo que le gustó a sus ojos, algo que era hermoso para él, algo que era sexualmente estimulante, y que le hizo decir, "la deseo".

Velas y pólvora. Hemos hablado también acerca de la historia de David y de Betsabé pero permíteme recordártela en 2da de Samuel capítulo 11.

"Aconteció que en la primavera, en el tiempo cuando los reyes salen a la batalla, David envió a Joab y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los hijos de Amón y sitiaron a Rabá. Pero David permaneció en Jerusalén. Y al atardecer David se levantó de su lecho y se paseaba por el terrado de la casa del rey, y desde el terrado vio a una mujer que se estaba bañando; y la mujer era de aspecto muy hermoso. David mandó a preguntar acerca de aquella mujer. Y alguien le dijo: ¿No es esta Betsabé, hija de Eliam, mujer de Urías heteo? David envió mensajeros y la tomó; y cuando ella vino a él, él durmió con ella. Después que ella se purificó de su inmundicia, regresó a su casa".

Velas, pólvora. ¿Es malo ser hermosa? No. Si tú eres hermosa, Dios te hizo hermosa. Agradécele a Él por eso. Ahora, asegúrate de que tu verdadera belleza sea interna, que tú no estés solamente dependiendo de tener la belleza de una mujer de 20 años que no será la misma cuando tenga 60.

Reconoce que tu cuerpo es una vela, y que no es nada malo ser una vela. Pero tienes que ser cuidadosa en qué haces con ella cuando te encuentras en una habitación llena de pólvora.

Ahora, escrituralmente, la desnudez es igualmente equivocada tanto en el hombre como en la mujer. Las Escrituras dicen que Dios vistió a ambos, a Adán y a Eva. Pero no es igualmente peligrosa porque la inmodestia masculina típicamente no hace lo mismo a los ojos de una mujer que lo que hace la inmodestia femenina en los ojos de los hombres.

Ahora, quiero enfatizar que los hombres son responsables de sus propios pensamientos, de lo que ellos hacen con esos pensamientos. Pero debemos reconocer que las mujeres que se visten con inmodestia son responsables y tendrán que dar cuenta por la manera en que ellas se visten.

Mientras estaba preparándome para esta serie, le pregunté a un sinnúmero de hombres que pudieran compartir cómo ellos son afectados por la manera en como se visten las mujeres, y obtuve algunas respuestas de mucha ayuda. Quiero leerles las respuestas de un joven quien era estudiante universitario en una universidad cristiana; un hombre que tiene un corazón fortalecido en el Señor pero que había tenido luchas en su pasado antes de conocer al Señor.

Él fue muy honesto. Y quiero decirte por adelantado que hay porciones muy explícitas en lo que voy a estar leyendo en un momento. Algunas se preguntarán ¿es apropiado, aún leer este tipo de cosas aquí? Te digo, "sabes, en el día de hoy si tú no dices lo que tú quieres decir cuando hablas acerca de la modestia, muchas, muchas mujeres no saben de lo que hablas. Así que quiero leerte lo que este joven dijo desde su corazón.

Él comienza reconociendo que la lujuria es un enemigo muy real en la vida de los hombres, no importa si son cristianos o no, y él dice:

Nosotros, como hombres, somos completamente responsables con relación a nuestras propias decisiones sexuales y a nuestro comportamiento. Sin embargo, hay un catalizador que intensifica los deseos pecaminosos y que batalla en nuestra mente. Ese catalizador es la poca modestia femenina. Nosotros no podemos excusar nuestro pecado culpando a los demás, pero es difícil para un hombre en sus batallas encontrar refugio cuando en la Iglesia de Cristo, que debería ser un salvaguardas, algunas veces está llena con imágenes más provocativas que en el terreno del enemigo.

Yo sé que algunos hombres no luchan con la lujuria en los grados que otros lo hacen, pero en la vasta mayoría, la chispa que enciende el fuego es la falta de modestia femenina. Velas y pólvora. Así que es por esto que como hombres nosotros necesitamos la ayuda de las mujeres. Necesitamos que ustedes reconozcan nuestras debilidades que entiendan la importancia de la discreción y de la modestia.

Así como las mujeres tienden a ser estimuladas por el toque y el afecto, generalmente los hombres son estimulados por la vista a través de la puerta de los ojos.

(Yo vi esto confirmado una y otra vez y otra vez en las respuestas que yo tuve de los hombres.)

  • Blusas cortas, que exponen los senos, telas delgadas y transparentes, prendas interiores que dan una impresión sensual y visual del cuerpo de la mujer. Pantalones apretados que revelan las líneas de las prendas interiores. Blusas tan pequeñas que revelan y exponen el estómago y las caderas. Faldas muy cortas, faldas con cortes altos, prendas interiores que se exponen cuando las mujeres y las adolescentes sin cuidado se sientan, caminan, y se mueven alrededor.

Ahora si tú no habías entendido esto antes; ahora   sabes de lo que los hombres están hablando con relación a esto. Este joven continuó diciendo, esto parecería un asunto insignificante pero los hombres están siendo atraídos y atrapados en sus pensamientos pecaminosos. Y cuando actúan, en base a estos pensamientos pueden llevarlos al pecado, pecados sexuales tales como la pornografía y otros tipos de violentos eventos, y comportamientos inmorales. Esto es una paradoja que los hombres estén batallando con esto. Los hermanos cristianos odian la lujuria pero pueden ser fácilmente estimulados por la visión de aquello que debe estar cubierto.

Junto con estas líneas, pienso en una estudiante, una querida amiga cristiana, que ha sentido el llamado de discipular a mujeres jóvenes en esta área de la pureza. Ella dirige estudios bíblicos sobre la modestia, pero su apariencia contradice todo lo que ella está enseñando.

Ha habido varias ocasiones en que estando en su presencia he sido expuesto a los colores brillantes de sus prendas íntimas que han sido mostradas debajo de sus pantalones muy cortos o debajo de su falda, su estómago bronceado y mostrando otras partes privadas cuando ella se dobla o se inclina. Sus faldas son muy apretadas y cortas. Sus pantalones son aún más cortos, y los pantalones los usa muy ceñidos a la piel en las regiones más provocativas. Ella es una mujer hermosa con un corazón realmente para Dios, pero con mucha falta de sabiduría y de discreción. Tengo que pelear la batalla cada vez que estoy en su presencia.

Y él sigue diciendo: sospecho que la mayoría de las mujeres cristianas no está consciente del hecho de que ellas están siendo usadas como armas contra los hombres que realmente desean caminar en integridad y en pureza. Imploro y ruego a las mujeres piadosas que puedan notar las necesidades de sus hermanos y ayudarlos en la batalla contra su propia carne.

Annamarie Sauter: Nancy DeMoss de Wolgemuth regresará inmediatamente. Ella está compartiendo la serie Modestia: ¿Le importa a Dios como me visto? A través de esta serie ella ha estado mostrándole a la mujer cómo tomar decisiones con relación a su ropa como una persona que camina con una vela entre pólvora.

Mañana vamos a estar hablando de las consecuencias. ¿Qué pasa si tú no eres cuidadosa con respecto a la modestia? Y para cerrar nuestro tiempo aquí está Nancy.

Nancy: Padre, en contraste con mucho de lo que hayamos escuchado, pienso en las palabras que están en 1era a Timoteo en el capítulo 2 versículo 9 que nos da Tu solución: "Asimismo, que las mujeres se vistan con ropa decorosa, con pudor y modestia, no con peinado ostentoso, no con oro, o perlas, o vestidos costosos".

Así que Señor, perdónanos por los momentos que sabiéndolo o no sabiéndolo no hemos vivido a la altura del estándar, y cuando hemos sido una vela que enciende la pólvora. Danos sabiduría, danos discreción, discernimiento y entendimiento de cómo nosotras podemos ser la clase de mujeres que puedan ayudar a los hombres en sus batallas. Ayúdanos a ser puras y a ayudarlos a ellos a ser puros, para que tú seas glorificado. Oro el nombre de Jesús, amén.

Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth es un ministerio de alcance de Life Action Ministries.

Todas las Escrituras fueron tomadas de la Biblia de las Américas a menos que se indique otra fuente.

 

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.