Joven Verdadera Podcast

— Reproducción de audio —

Qué hacer con el aburrimiento

El día de hoy continuamos con las recomendaciones para colocarte en la avenida del aburrimiento que te llevará a una satisfacción mayor de lo que te dan las redes sociales o cualquier cosa que utilices para cerrar la escalofriante ventana del aburrimiento.

A continuación te compartimos las frases destacadas del episodio de hoy:

Recomendación #2: Aprovecha bien el tiempo y convierte el aburrimiento en piedad productiva.

  • Efesios 5:1-19 describe cómo es el andar de los hijos de Dios. Es una guía práctica para la joven que quiere aprovechar bien el tiempo y cerrar la ventana del aburrimiento.
  • Solamente un corazón que contempla la bondad de Dios puede vivir en gratitud. Solamente un corazón que está maravillado con la grandeza de Dios puede tener el tiempo para contemplar la obra de Cristo.
  • Dios nos dice que desechemos la banalidad y la manera de vivir como el mundo. Contempla la obra de Cristo, mira todo lo que has recibido en Él, mira la grandeza de Dios y cultiva un corazón agradecido.
  • Ninguna persona de la noche a la mañana va a ser la persona más agradecida hacia Dios si se dedica en cuerpo y alma al entretenimiento que este mundo ofrece, 
  • Cuando tienes que lidiar con el entretenimiento y las redes sociales, haz del Salmo 119:37 tu oración: «Aparta mis ojos de mirar la vanidad, y vivifícame en Tus caminos». 
  • Cuando el entretenimiento vano es lo que gobierna tus afectos, tu vida espiritual se va apagando y pierdes el gozo de tu salvación. Solamente la Palabra de Dios tiene el poder para vivificar y avivar tu vida.

Recomendación #3: Reemplaza los hábitos dañinos por disciplinas espirituales y propicia momentos aburridos que te ayuden a contemplar la grandeza de Dios. 

  • Limita todo lo que mantenga tu mente en automático y no trates de llenar los espacios de silencio de tu día.
  • Establece una estrategia de cómo vas a usar las redes sociales y las fuentes de entretenimiento, y pídele a Dios que te ayude a dominar esas cosas, en lugar de que estas te dominen a ti. ¡Haz un plan!
  • Si realmente Cristo es el Señor de tu vida, entonces es el Señor de tu tiempo y del consumo de estas cosas. ¡Establece límites!
  • Enfréntate a tus propios pensamientos, escucha cuáles son tus luchas y ansiedades. Trata de discernir tu corazón y trae todo a la cruz. Si estás en Cristo, solamente te espera el abrazo de Dios cuando quieras venir a traer todo al trono de la gracia.

Recursos para profundizar en este tema:

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la conversación