Joven Verdadera Podcast

— Reproducción de audio —

Qué hacer cuando no vives a la altura del evangelio

Muchas jóvenes separan su identidad como cristianas del hecho de que han sido llamadas a vivir en santidad. Pero, ¿sabes? Estas dos cosas están relacionadas mucho más de lo que crees. En el episodio de hoy, nuestra invitada Kathy Mercado compartirá con nosotras y nos recordará nuestra identidad como hijas de Dios y nuestro llamado a vivir en santidad. ¡Acompáñanos!

Aquí te compartimos algunas frases y versículos del episodio de hoy:

  • Cuando reconocemos que no somos todo lo que el evangelio nos llama a ser, podemos tener la gran confianza de que lo que nuestro Salvador hizo es perfecto. Él cerró la brecha entre Su santidad perfecta y nuestra corta piedad.
  • Jesús es el Hijo de Dios y vivió una vida sin pecado aunque fue tentado en todo. Él murió como criminal tomando el lugar que nos correspondía a nosotras. Venció a la muerte con Su muerte y resucitó al tercer día. El día de hoy, Él reina sobre aquello que vemos y no vemos.
  • El día en que nacemos tenemos el título de «nacida en iniquidad», pero cuando Cristo viene a nuestra vida, Él nos da un nuevo título: «hija de Dios».
  • Para obtener la redención de tu alma no necesitas estudiar arduamente para un examen complejo, Cristo ya aprobó todos los exámenes que tú debías aprobar. El examen de pureza, de no mentir, de tener dominio propio, de completa obediencia, etc.
  • Debido a que Cristo aprobó todos tus exámenes mediante la rendición de Su vida por la redención de la tuya, ahora no tienes que andar insegura como si tu nueva identidad en Él dependiera de cuanto tú hayas estudiado.
  • Puedes encontrar verdadera paz en la obra de Cristo por ti en la cruz.
  • La salvación de tu alma no depende de tus esfuerzos porque Cristo ya completó la misión de tu rescate.
  • Recuerda esta promesa del Señor para ti hoy: «Estoy convencido precisamente de esto: que el que comenzó en ustedes la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús». –Filipenses 1:6
  • Únicamente atesorando el evangelio puedes ser impulsada a una vida piadosa.

Estamos llamadas a vivir una vida santa. ¿Cómo se ve esto en nuestra vida diaria?:

  • Luchando por ser agradecida en lugar de vivir en queja.
  • Luchando contra las ansias de chismear.
  • Luchando contra los deseos de llamar la atención de un chico usando ropa provocativa.
  • Luchando con el deseo de deprimirnos.

«Luchar por una vida de santidad puede resultar difícil y hasta imposible, pero hay esperanza».

  • Cuando descansas en la fidelidad y misericordia de Dios demostrada en el evangelio, entonces tienes todo lo que necesitas para la vida y la piedad.
  • El evangelio es suficiente para motivarte a la santidad.
  • Cuando reconozcas que no eres todo lo que el evangelio te ha llamado a hacer, confía en la obra completa de tu Salvador.

Preguntas de reflexión:

  • ¿Tu corazón desea crecer en actitudes de piedad?
  • ¿Buscas recordar que todo lo que necesitas te ha sido dado en Cristo? (Col. 2:10).
  • ¿De qué formas prácticas puedes recordar la obra de Cristo a tu favor?

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Únete a la conversación