¿Qué clase de persona debes ser? | Leamos la Biblia juntas | 2 Pedro 3:11-16

Sin  lugar a dudas, la lectura bíblica no puede ser vista como una de esas series de televisión en la que cada episodio está completamente desconectado del otro. Debemos acercarnos a cada pasaje con la necesidad de ver “el suceso” anterior si verdaderamente queremos entender la trama. Como por ejemplo, los versículos de hoy comienzan con la idea que nos están invitando a leer todo lo anterior, así que te reto a sentarte en un lugar cómodo y a leer desde 2da de Pedro, capítulo 1 hasta el capítulo 3 versículo 10.

¿Ya lo hiciste? ¡Perfecto! Ahora #leamoslaBibliajuntas

11 Puesto que todas estas cosas han de ser destruidas de esta manera, ¡qué clase de personas no debéis ser vosotros en santa conducta y en piedad,

12 esperando y apresurando la venida del día de Dios, en el cual los cielos serán destruidos por fuego y los elementos se fundirán con intenso calor!

13 Pero, según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia.

14 Por tanto, amados, puesto que aguardáis estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por Él en paz, sin mancha e irreprensibles.

15 Considerad la paciencia de nuestro Señor como salvación, tal como os escribió también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le fue dada.

16 Asimismo en todas sus cartas habla en ellas de esto; en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los ignorantes e inestables tuercen—como también tuercen el resto de las Escrituras—para su propia perdición.

---2 Pedro 3:11–16---

Pedro en su segunda carta es muy enfático en lo que comunica, él quiere exponer a los falsos maestros que se infiltran en el pueblo de Dios y al mismo tiempo nos reta crecer en el conocimiento de la Escritura porque es la única manera de estar preparadas para desenmascarar la mentira. Él nos empuja a esforzarnos para la piedad y ya al final nos hace un recordatorio importante: ¡Cristo vuelve!

Pareciera que Pedro escribió esta carta ayer porque sus advertencias y mandatos son muy oportunos para el tiempo en que vivimos. ¿Cuál es el mensaje que nos deben dejar claro los versículos anteriores?  que la venida del Señor es segura, su reloj no se ha dañado y cada día que pasa de este lado de la historia es una muestra de misericordia para aquellos que aún no se han arrepentido. Para aquellas que hemos creído, será un día glorioso, pero para los que no, será uno de espanto y terror.

El tipo de joven que estás llamada a ser (11-12)

Si algo caracteriza a la juventud de hoy es su falta de atención al futuro y su fascinación por lo inmediato, por vivir solo “el ahora”. Este tipo de mentalidad no puede gobernar la vida de una joven verdadera. Ya Pedro nos advirtió claramente que debemos hacer caso a la promesa del regreso de Cristo y del juicio venidero, de manera que es importantísimo que comiences a vivir a la luz de esa realidad. Tu presente necesita ser moldeado por las promesas futuras de la Palabra de Dios, cada día debe ser vivido a la luz de esa esperanza viva, que sostiene tu joven corazón y todo lo que haces debería estar enfocado hacia el objetivo de Dios, ¡que los impíos se arrepientan!

Puedes estar preguntándote, ¿cómo puedo hacer eso? Pedro nos responde esta pregunta muy claramente: viviendo en santidad y en piedad. ¡No hay otra manera! En la medida en la que mi andar sea diferente al del mundo y ponga en alto el nombre de Dios, estaré testificando a los que no creen acerca del argumento que gobierna mi vida: ¡Cristo es el Señor!. Mientras me esfuerzo por vivir piadosamente, añadiendo virtud a mi fe, estoy declarando con mi andar que Jesús es más glorioso que cualquier placer pasajero en el mundo. Dios puede usar tu vida como un megáfono para alertar a los que van corriendo hacia las llamas.

Ya lo leíste… todo lo que no sea el fruto de nuestra santidad y devoción a Cristo será destruido, será convertido en cenizas. Lo único que permanecerá será lo que puede ser refinado, no destruido, aquello que tiene valor eterno.

¿Ves como esto se relaciona con el capítulo 1? ¡Ejercítate para la piedad! Sé diligente en convertirte en una joven caracterizada por su fe, integridad, amor por la Palabra de Dios, resistente a soportar en medio de la prueba, dominio propio y amor hacia la familia de Dios.

Con la venida de Cristo en mente (13-16)

¡Nuestro esfuerzo no es en vano! ¿Qué lo hace tan valioso? La eternidad que nos aguarda, los nuevos cielos y la tierra nueva en la que moraremos, rodeadas de completa justicia. Un lugar en donde ya no tendremos que luchar contra el pecado, un descanso eterno de las pasiones que combaten contra nuestra alma. Piénsalo por un momento… aún así nuestra mente caída no nos permite imaginarnos la belleza de cómo será nuestro futuro glorioso.

Mientras tanto procura que tu corazón se inunde de paz, esa que proviene de haber depositado tu confianza en la obra completa de Jesús en la cruz. ¿No te llena de gozo saber que Jesús te salvó y que además te garantiza una eternidad gloriosa? Eso nos debe llevar a vivir de una forma que honre Su nombre en todos los aspectos, a ser intachables a los ojos de Dios.

Espera con ansias la venida de Cristo, deséale, anhélala y vive para apresurarla mientras proclamas el Evangelio con tus palabras y con tu vida.

Reflexionemos juntas

¿Estás viviendo a la luz del día del Señor?

¿Te estás esforzando por crecer en santidad y piedad?

¿Cómo el Evangelio te da esperanza?

¿Anhelas de todo corazón la venida de Cristo?

¿Cómo estos pasajes te llevan al arrepentimiento y a agradecer a Dios?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.