¿Quieres ser mentora?

¿Estás familiarizada con la práctica de ser una mentora? Es cuando una mujer mayor está allí como apoyo y da instrucción aun a mujer más joven. La idea de ser mentora viene de Tito 2:4-5 

«Esas mujeres mayores tienen que instruir a las más jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, a vivir sabiamente y a ser puras, a trabajar en su hogar, a hacer el bien y a someterse a sus esposos. Entonces no deshonrarán la palabra de Dios».- NTV

Ahora, ¿significa que solo una mujer mayor puede ser mentora? ¿Tienes que tener canas para calificar? ¡La respuesta es no! No importa la edad que tengas, si hay una chica más joven a tu alrededor, ¡entonces puedes ser su mentora! ¿No es eso emocionante? No tienes que esperar hasta tener 50 o 60 o 70 años para comenzar a invertir en las vidas de otras chicas. Podrías tener 15 años y ser mentora de alguien de 13 o 12 años, por ejemplo. Si ella es más joven que tú, puedes ser su mentora. Y, te lo recomiendo completamente. ¡Es una de las cosas más divertidas! 

Por dónde empezar

Bueno, comienza primero con la oración. Pregúntale al Señor si hay alguien a tu alrededor que necesita una mentora. Y comienza con las personas que ya están en tu vida. ¿Tienes una hermana menor o una prima? ¿Hay chicas más jóvenes en tu iglesia con las que puedas conectarte? Si es así, acércate a esas chicas y pregúnteles si les gustaría que las guíes. Si no tienes a ninguna chica más joven a tu alrededor, está bien. También debes acudir al Señor en oración y decirle que deseas ser mentora de una niña más joven, y pedirle que ponga a alguien en tu camino que desee tener mentora. Luego, espera a que el Señor te muestre en su tiempo a quién guiar.

¿Qué haces como mentora?

Bueno, ahora tienes a alguien en mente, le has preguntado y ella dijo que sí quiere que seas su mentora. ¡Qué emocionante! Pero ahora te estás preguntando, «¿qué hago para guiarla? ¿Cómo funciona?» Bueno, puede ser tan informal o formal como quieras que sea. Preferiblemente si puedes reunirte con ella, sería mejor. De esa manera puedes conectarte mejor con ella. Aquí hay algunas ideas para comenzar:

  • Reúnete en algún lugar que las haga cómodas a ambas. Como una cafetería, tu sala de casa, su casa, etc.
  • Comienza con una oración e invite al Señor a su tiempo juntas.
  • Pregúntale a la chica cómo le ha ido en su semana. Conócela en este nivel, para que se sienta más cómoda hablando de cosas más espirituales y personales después.
  • Hagan algo divertido juntas: coman un helado o tomen un café, vayan a pasear por el parque, cualquier cosa que realmente les permita hablar entre sí mismas (por ejemplo, tal vez ir al cine no sea el mejor lugar porque no puedes hablar mucho).
  • Lean la Palabra juntas. Escoge un libro de la Biblia y léanlo juntas. Ustedes pueden leer un capítulo cada vez que se reúnen y lo pueden discutir.
  • Hagan juntas un estudio bíblico como: Mentiras que leas Jóvenes Creen por Nancy DeMoss Wolgemuth.
  • Pregúntale cómo puedes estar orando por ella. 
  • Pregúntale si tiene preguntas sobre algo. También puedes elegir un tema para hablar. Pueden platicar acerca de temas tales como: cómo vestir y glorificar al Señor, cómo tener amistades santas, como hablar sobre los chicos y honrar al Señor en esas conversaciones, etc. Los temas son ilimitados. 

Nuevamente, puedes hacerlo y adaptarlo a tu personalidad y tu estilo. Así que hazlo formal o informal. Realmente depende de ti. Ahora las ideas que mencioné, son solo eso, ¡ideas! ¡Así que adelante, tómalas y corre con ellas! Y no olvides divertirte, porque es una alegría poder invertir en alguien más joven que tú y animarla a caminar con Dios. 

Y cuando no estés segura de qué hacer, busca un consejo de una mujer mayor. Pregúntale qué hace ella cuando se reúne como mentora con una mujer más joven. Pídele algunas ideas. Y si aún no tienes una mentora, pídele que sea la tuya. Porque es gran bendición tener una mentora y ser mentora también.

¿No sabes por dónde empezar? Si quieres saber más sobre el tema aquí te recomendamos los siguientes recursos: 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Alejandra Minton

Alejandra Minton

Salvada por gracia, hija del Rey de reyes, recién casada con Kyle y apasionada por estudiar y enseñar la Palabra de Dios.

Durante el día, Alejandra es una terapeuta ocupacional en un hospital de niños, pero también tiene una maestría en Consejeria Bíblica que utiliza en sus escritos y en la iglesia local. Ella contribuye a los blogs de Aviva Nuestros Corazones y Joven Verdadera. Y también escribe para su blog.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión