Vlog: El tipo de relaciones que necesitas cultivar

En este inicio de clases uno de los retos más importantes a los que te enfrentas es decidir con quienes te vas a relacionar. Quienes se convertirán en tus amigas.

Y digo que es un reto porque vivimos en una generación muy superficial, en la que todo es simple, ligero y extremadamente individualista. La gente busca sólo su beneficio personal y quiere quedar bien con todo el mundo. De manera que si nos adaptamos al mundo, es muy probable que nuestras relaciones sean de esa misma manera. Pero hoy quiero lanzarte un reto a dejar a un lado la manera en la que el mundo se relaciona y a atreverte a cultivar amistades que estén saturadas del evangelio.

Es muy probable que estés pensando: «Ay pero ese tipo de relaciones es para personas mayores… ¡Yo sólo quiero divertirme y pasarla bien!»

Pero quiero decirte que si eres una hija de Dios y en realidad has creído el evangelio, tu fe debe permear todas las áreas de tu vida; así que no se trata de la edad que tienes sino del Salvador en quien profesas creer. Y con relación a la diversión, creo que no hay mayor gozo para una chica cristiana que vivir su fe al máximo y en comunidad.

Quiero describirte como luce ese tipo de amistad que necesitas cultivar:

Relaciones transparentes

Saber que Cristo nos ha libertado del poder del pecado nos ayuda a no tener temor de confesarlo, no hay miedo de que te vean tal y como eres, porque la gracia caracteriza ese tipo de relaciones. No hay un dedo acusador sobre ti, así que puedes ser honesta y transparente con relación a tus luchas.

1 Juan 1:7 «mas si andamos en la luz, como Él está en la luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado».

Rendir cuentas acerca de tu vida espiritual es un ejercicio que puedes practicar en este tipo de relaciones.

Relaciones intrusivas

¡Ojo! Esto no quiere decir que son relaciones invasivas, pero sí son relaciones que no te harán sentir cómoda con tu pecado, porque en amor y gracia te confrontan con la verdad de la Palabra de Dios.

Son amigas que más que interesarse por pasarla bien contigo, se interesan por el bienestar de tu alma.

Vemos a Jesús en todos los evangelios siendo intrusivo, sus conversaciones no fueron superficiales, lo puedes ver cuando habló con la mujer samaritana. Él no acepto una respuesta simple, Él la confronto con su realidad.

Esa amiga no se va a quedar pasiva cuando te ve en un mal estado y le dices que estás bien, ella va a hacer preguntas, ella se va a ocupar de hablarte con la Palabra de Dios cuando lo necesites.

Relaciones llenas de gracia

Estas relaciones se enfocarán más en todo lo positivo que está sucediendo en los demás, no son fatalistas, esperando siempre lo peor. Siempre están dando honor al otro, y pensando del otro según Filipenses 4:8 que dice:

«Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad».

Relaciones que mueven a la obediencia

Las amistades saturadas del evangelio quieren dar gloria a Dios en todo momento, te motivan a obedecer, crean un ambiente de sumisión. La rebeldía no es parte de este tipo de relaciones. La mentira no encuentra cabida, porque la verdad es el lema.

En estas relaciones Dios es el protagonista, así que siempre están buscando la manera de agradar a Dios y animándose unas a otras a hacerlo.

Y puedes estar pensando que ni tu ni tus amigas están cultivando este tipo de relaciones; y por eso es que esto es un reto.

Ve al Señor y pídele que te dé una convicción clara del tipo de relaciones que necesitas cultivar. Habla con tus amigas, compárteles que la buena noticia del evangelio cambia todo, invítalas a cultivar ese tipo de relación y ora por ellas. Y si a la larga son ocasión de tropiezo para ti, quizás debas considerar las Palabras de Jesús en Marcos 9:47:

«Y si tu ojo te es ocasión de pecar, sácatelo; te es mejor entrar al reino de Dios con un solo ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno».

Tus relaciones necesitan tener un impacto eterno, necesitas salir de la burbuja de la adolescencia que ve todo temporal y pasajero y entender que el evangelio te está preparando para la eternidad.

¡Me encantaría que nos compartieras otras cualidades de este tipo de relaciones!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

Artículos relacionados

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.