5 formas de prepararnos para las vacaciones con nuestros hijos

¿Has visto esas imágenes que circulan en las redes sociales al acercarse las fechas vacacionales?

En las mías circulan muchos "memes" donde aparece por un lado:

  • Una maestra con cara feliz por "librarse" de sus alumnos
  • Una mamá con cara de susto y estrés por las vacaciones y por último:
  • Niños aburridos

Esas imágenes tienen la intención de ser graciosas, pero reflejan una realidad incómoda, hay quien considera que: “los niños estorban, incomodan o molestan”, esto me duele, las cosas no tienen por qué ser así. La verdad es que Los hijos son una bendición (Salmo 127:3).

¿Nos ponemos por un momento en su lugar? ¿Imaginas cómo te sentirías, si vieras fotos de ese tipo publicadas por tus padres o maestros refiriéndose a ti como una carga o un estorbo con el cual no se sabe qué hacer?

Una mamá verdadera tiene presente que los hijos son una herencia y las herencias son para disfrutarse. Podemos encontrar deleite en pasar tiempo con ellos e invertir en sus vidas. Sus días a nuestro lado son limitados.

Desde su nacimiento hasta su mayoría de edad tenemos sólo 936 fines de semana. Sería interesante colocar 2 contenedores de canicas, una con las semanas que te quedan con ellos y la otra con las que ya han pasado, es una ayuda visual importante para valorar tu tiempo con ellos.

Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría. (Salmos 90:12 LBLA)

Estas son algunas acciones prácticas para prepararnos y aprovechar bien el tiempo vacacional:

1. Orar

Preparar nuestro corazón para tener la actitud adecuada, el interés y la disposición de dedicarles tiempo, sentará las bases para el uso sabio, intencional y productivo de nuestro tiempo durante las vacaciones. “¿Dios cómo quieres que use este tiempo con ellos? Por favor guíame a cosas que valgan la pena y nos unan”.

2. Preguntar

Toma en cuenta a tus hijos, escúchales al preguntarles: ¿qué te gustaría que hiciéramos juntos este verano? Esto te dará luz para conocer lo que disfruta, en ocasiones es sólo descanso; otras, pláticas, juegos o tiempo. Muchas veces no es viajes ni dinero lo que necesitan, es a TI a quien quieren, tu tiempo, tu atención.

3. Escribir las ideas

"Más vale una pálida tinta que una mente brillante".  Anotar esas cosas y también lo que a nosotras nos gustaría hacer con ellos cada día, en los días muy ocupados, nos permitirá luego tener una lista y permitirnos planear y prepararnos con anticipación.

4. Agendar

Aparta citas con tus hijos en tu organizador, pon recordatorios, alarmas, ¡tomémoslo en serio! así como lo hacemos cuando tenemos una cita con el doctor o con una amiga. Démosle la importancia que merece con anticipación. Si no lo has hecho antes, preguntar a otras mamás cómo se organizan puede ayudarte en este proceso.

5. Ser intencional

Sembrar mensajes y recuerdos significativos en tus hijos requerirá voluntad y creatividad. Piensa en qué verdades, principios y valores quieres heredarles y prepara actividades y temas relacionados con esto. ¡Te sorprenderá lo que puede suceder!

Compartamos: ¿Quisieras mencionar algunas de las cosas que sueles hacer con tu familia en las vacaciones? ¡Hagamos una lluvia de ideas! Se aprende mucho compartiendo con mamás que aman a sus hijos.

Si te gustó esta publicación, te recomendamos estas entradas:
Mis hijos están de vacaciones ¡Voy a enloquecer!
Campamento hecho en casa

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Lucy Reyna Orozco Meraz

Lucy Reyna Orozco Meraz

 

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a
 
su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios.
 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus
 
prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera
 
posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse
 
en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo
 
sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y
 
la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino.
 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales.
 
@LucyReyna

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios. 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y  la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino. 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales. @LucyReyna

 

Únete a la discusión