Mentira: Todos esperan que me encargue de todo

El día de hoy en nuestra Serie del Poder de la Verdad, nos acompaña Débora y ella nos cuenta sobre sus luchas que ha tenido que enfrentar por creer esta mentira, te invitamos a que veas su testimonio y seas animada el día de hoy, escuchemos a Débora: «Por mucho tiempo he batallado acerca de mis prioridades. Sentía que debía hacer todo perfecto y cumplir con todos. Mantener bien mi casa, atender cada hermana, servir en la iglesia, si alguien manifestaba alguna necesidad material yo sentía que debía socorrerle con urgencia y cubrir todas sus necesidades. Si veía que había un asunto pendiente yo me sentía obligada a atenderlo. Me hacía cargo de todo y de todos. Lo cierto es que comencé a sentirme agotada y eso me llevó a entrar en un estado de desánimo y queja. Tenía sentimientos de soledad y autosuficiencia, pensaba a menudo si yo no lo hacía nadie lo iba a hacer.»

¡No te pierdas el Poder de la Verdad!

Recursos recomendados: 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Débora Dilge de Peralta

Débora Dilge de Peralta

Débora esta casada desde hace 16 años con Victor Peralta, Pastor de la Iglesia Cristiana de la Gracia, en Bahía Blanca, Argentina. Tienen dos hijos a quienes educan en el hogar y juntos como familia alojan niños con necesidad de abrigo transitorio, a quienes instruyen cada día con el deseo de imprimir el evangelio en sus corazones. 

Débora abrazó el llamado del ser esposa y madre a tiempo completo y dirige un estudio bíblico para madres en su casa donde concurren mujeres de diversas congregaciones, también enseña junto a otras mamás en la escuela bíblica de niños. 

Gozosa de servir como representante de Aviva Nuestros Corazones en su país, Débora siente un fuerte compromiso de extender y anunciar el diseño de Dios para las mujeres, animándolas a conocer la verdadera libertad, plenitud y abundancia en Cristo. 

Recursos relacionados

Únete a la conversación