Mentira: Dios no me puede usar si he fallado

Gran parte de mi juventud fue en la fe. Crecí llevando una vida activa en la iglesia y sirviendo con entusiasmo. Al mismo tiempo, y muy sutilmente, me fui enorgulleciendo de mis disciplinas y de mi crecimiento. Me daba temor tener disciplinas espirituales y luego fallar de nuevo. Me daba temor servir en la iglesia sabiendo que podía hacerlo en hipocresía. Basaba mi identidad en mi pecado y me «castigaba» por fallar buscando formas de pagarle a Dios por mi ofensa. El peso de mi culpa era grande y no había nada que yo pudiera hacer para que Dios «me amara de nuevo»… Esto es parte de lo que nos cuenta Annamarie en nuestra serie el Poder de la Verdad ¡No te lo pierdas! 

Recursos recomendados: 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Annamarie Sauter Morales

Annamarie Sauter Morales

Ciudadana de la Ciudad Celestial, peregrina nacida en Colombia de padre alemán y madre colombiana. Tiene dos hermanos y vive en la República Dominicana. Dios ha usado Aviva Nuestros Corazones como una gran herramienta para transformar su vida, y por Su gracia trabaja en la producción del podcast diario del ministerio. Ama a su familia, a su iglesia local y a su equipo de trabajo. Le encanta el café, la música, el deporte y conocer a Dios a través del estudio de la Escritura. Su pasión es ver a las mujeres crecer en su caminar de fe y relación personal con Jesucristo.

Recursos relacionados

Únete a la conversación