Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 223 | Jeremías 26 – 29

Día 223 – agosto 11

Jeremías 26 – 29

Jeremías no se amedrenta. Continúa siendo el profeta fiel de Dios, reiterando la necesidad de arrepentimiento. Sorprendentemente los primeros que se enfurecen contra él son los sacerdotes y profetas, aquellos que debían estar escuchando a Dios, conociendo y obedeciendo Sus mandatos, pero que estaban ciegos en su desvío. En lugar de considerar las palabras del profeta de Dios, quieren matarlo, ¡y es el pueblo que sale en su defensa! En la providencia de Dios Jeremías fue librado a través de Ahicam (quien era hijo de Safán, el hombre que encontró el Libro de la Ley cuando Josías estaba restaurando el templo. ¡Obviamente era una familia que atesoraba la Palabra de Dios!).

Nadie quería escuchar mensajes desmoralizantes. Los falsos profetas daban falsas esperanzas de prosperidad, mientras que los profetas verdaderos predecían desastres. El Señor promete a través de Jeremías que la cautividad de Babilonia terminaría en 70 años, y que eventualmente el pueblo volvería a su tierra, mientras que Hananías predice falsamente que la cautividad únicamente durará dos años. 

Ciertamente, el tiempo que pasarían en cautividad en Babilonia sería largo, pero el Señor les animaba a través de Jeremías a establecerse allí, a echar raíces allí, a construir familias, edificar casas y ser fieles en aquel lugar. Allí serían guardados y bendecidos; a la postre los planes de Dios eran buenos (vv. 29:10-14). El pueblo que se quedaba en Jerusalén era el que iba a sufrir «espada, hambre y pestilencia». 

¿Sientes que estás en un desierto? 

Muchas veces desconfiamos de las promesas de Dios cuando estamos en medio de un desierto.  En ocasiones Dios nos lleva a lugares en los cuales nos sentimos como exiliadas, y debemos abrazar estas asignaciones de Dios con gozo, con paciencia, con perseverancia. En este tiempo de «exilio» Él nos está purificando. Dios quiere que confiemos, que anticipemos con fe Su obrar, que estemos establecidas en Él, porque Él tiene buenos propósitos con todo lo que hace. «Él hace caminos en los desiertos y ríos en lugares desolados» –Isaías 43:19 (pf). 

¡Toma aliento, hermana! En Su tiempo Él actuará.

«Al presente ninguna disciplina parece ser causa de gozo, sino de tristeza. Sin embargo, a los que han sido ejercitados por medio de ella, después les da fruto apacible de justicia. Por tanto, fortalezcan las manos débiles y las rodillas que flaquean, y hagan sendas derechas para sus pies, para que la pierna coja no se descoyunte, sino que se sane». –Hebreos 12:11-12

«Y después de que hayan sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que los llamó a Su gloria eterna en Cristo, Él mismo los perfeccionará, afirmará, fortalecerá, y establecerá». –1 Pedro 5:10

Y recuerda…

Como pueblo de Dios somos peregrinos en esta tierra; estamos lejos de nuestro hogar celestial por un tiempo. Mientras tanto...

«Amados, les ruego como a extranjeros y peregrinos, que se abstengan de las pasiones carnales que combaten contra el alma.Mantengan entre los gentiles una conducta irreprochable, a fin de que en aquello que les calumnian como malhechores, ellos, por razón de las buenas obras de ustedes, al considerarlas, glorifiquen a Dios en el día de la visitación… puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe…» –1 Pedro 2:11-12 y Heb 12:1-2

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Sobre el maestro

Laura González de Chávez

Laura González de Chávez

Laura vive en Illinios, Estados Unidos. Es esposa de Fausto. Su pasión es discipular a las mujeres de todas las edades con el fundamento sólido de la Palabra de Dios y ayudarlas a vivir de acuerdo a la fe que han abrazado. Laura es consejera bíblica y mentora de muchas mujeres jóvenes. Actualmente dirige el ministerio de Aviva Nuestros Corazones, una labor que le ha ayudado a alcanzar a las mujeres de su generación con el mensaje del Evangelio y de la feminidad bíblica. También produce, junto a su esposo, el programa radial semanal "Un Hogar Sobre la Roca", que busca contribuir a redimir el diseño de Dios para la familia. Laura tiene una hija, Sarah, casada con Jonathan, y cuatro hermosos nietos, Zoë, Noah, Joy y Levi. 

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación