¡Alábale! ¡Exáltale! ¡Regocíjate! | Día 6

¿De qué manera estás recordando la venida de Cristo al mundo en esta época navideña? Cada día durante el mes de diciembre, únete a nosotras para aprender acerca de las canciones de Navidad. Síguenos mientras experimentamos Las primeras canciones de Navidad por Nancy DeMoss Wolgemuth, y ábrele la puerta a lo extraordinario.

Amo ver películas. Y muy frecuentemente me encuentro a mí misma citándolas cuando la situación lo amerita. Puedo recordar frases de películas que vi cuando era niña, y todavía me sé de memoria todas las canciones de La Sirenita. 

En el devocional encontramos la canción de María, y vemos que dicha canción está llena de palabras que provienen del Antiguo Testamento. En Lucas 1:46-47, María usa palabras que «reflejan más o menos» las palabras utilizadas por Ana y, que también, suenan de forma similar a las palabras de David: «Mi alma engrandece al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador».

Nancy escribe: 

«María, a pesar de la falta de educación formal y de no tener una copia de las escrituras hebreas en su casa –ciertamente no en todos los colores, tamaños, traducciones y tipos de portadas– era una joven de la Palabra».

A pesar de que María no tenía acceso a las Escrituras, ella las conocía. Ella las recordaba y la cantaba. Como dice Nancy, «ella amaba las Escrituras… por eso cuando ella abría su boca para hablar, cuando oraba y alababa a Dios, lo que salía era la Palabra de Dios».

¿Con qué frecuencia memorizamos la Palabra de Dios? Que esta temporada de Navidad podamos comprometernos a memorizar las palabras de María en el evangelio según Lucas. «Engrandezcan al Señor conmigo, y exaltemos a una Su nombre». Salmo 34:3

Santa la noche

Otro de mis villancicos favoritos de Navidad es Santa la Noche, una canción originalmente escrita en francés que fue traducida a inglés en 1855 y, a su vez, a español. Hoy día, puedes encontrar mucha familiaridad en sus palabras y conocer incluso de memoria sus letras: «Postrados dad gloria al divino salvador, dad gloria eterna a Cristo el Salvador».

Que como María podamos proclamar su poder y gloria a través de la memorización de su Santa Palabra.

Santa la noche hermosas las estrellas

La noche cuando nació el Señor

El mundo envuelto estuvo en sus querellas

Hasta que Dios nos envió al salvador

Una esperanza todo el mundo siente

La luz de un nuevo día al fin brilló

Hoy adorad a Cristo reverente

¡Oh, noche divina!

¡Nació el Salvador!

Divina noche de Cristo el Señor

Hoy adorad a Cristo reverente

¡Oh, noche divina!

¡Nació el Salvador!

Divina noche de Cristo el Señor

Magos vinieron en real alianza

Siguiendo un astro de gloriosa luz

Hoy por la luz de fe y esperanza

Guiados veremos a Cristo Jesús

Nació el Rey de reyes en pesebre

Amigo es el de todo pecador

Al Salvador venid con alma alegre

Postrados dad gloria al divino salvador

Dad gloria eterna a Cristo el salvador

Al Salvador


¿Buscas mas formas en la que puedas aprender la Palabra de Dios de memoria? Revisa este podcast en Aviva Nuestros Corazones llamado: Vivifícame conforme a tu Palabra (Salmo 119).

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Artículos relacionados

Únete a la conversación