Nosotras cambiamos, pero la Verdad, no | Día 9

¿De qué manera estás recordando la llegada de Cristo a este mundo en esta temporada de Navidad? Todos los días durante el mes de diciembre, únete a nosotras para conocer un poquito más sobre las canciones de Navidad. Sigue la historia junto a nosotras mientras vivimos Las primeras canciones de Navidad, de Nancy DeMoss de Wolgemuth, y prepárate para maravillarte.

Dios nunca cambia. 

En Lucas 1:50 María muestra el carácter inmutable de Dios en una breve oración: «Y de generación en generación es su misericordia para los que le temen».

Como escribe Nancy en el devocional de Navidad: 

«Este aspecto inmutable de la naturaleza de Dios es algo que necesitamos recordar con frecuencia. Porque aunque la Navidad puede ser muy predecible con sus repetidas tradiciones e interacciones, llega y nos encuentra con un año más de vida y, tal vez, en un contexto diferente o en una etapa diferente de la vida. Y, si no estamos particularmente satisfechas con las circunstancias en que nos encontramos en esta Navidad, resulta fácil concluir que es demasiado tarde para que Dios cambie las situaciones que podría cambiar o que nos dé lo que necesitamos para salir adelante».

 Me encantan las tradiciones que vienen con la Navidad. Sin importar la situación (matrimonios, muertes, bebés recién nacidos, hijos en la universidad), la Navidad a menudo es la misma. Comemos la misma comida, vemos las mismas películas, oímos las mismas historias y disfrutamos la compañía de nuestros seres queridos. 

Sin embargo, las que cambian somos nosotras. Nos encontramos mayores, con un año más, ojalá, con más sabiduría, pero en una etapa diferente de la vida. No obstante, nuestras tradiciones nos siguen resultando familiares, al igual que la razón por la cual celebramos la Navidad, el nacimiento de Jesucristo. El Dios que nunca cambia es el Dios que envió a Jesús a salvarnos de nuestro pecado.

Anótalo

A medida que cambiamos y crecemos, Dios sigue siendo el mismo. Y puesto que Él sigue siendo el mismo, su Palabra también. Es por ello que comprometerse a memorizar las Escrituras es vital. En los momentos que enfrentamos cambios e incertidumbre, podemos correr a la Palabra de nuestro Dios que nunca cambia. 

Tengo la tendencia de anotar porciones de las Escrituras en mi diario habitual, junto con mis pensamientos y oraciones. Supongo que muchas de ustedes son como yo. Así que fui en busca de diferentes maneras de anotar porciones de las Escrituras, que sabemos que nos ayudarán con el compromiso de memorizarla. 

Encontré una manera ordenada, fácil y económica para anotar porciones de las Escrituras en mi diario usando un planificador para todos los días. Podrás encontrar las instrucciones haciendo clic aquí. 

Sacúdele el polvo a ese planificador que compraste y que nunca usaste (todas tenemos uno, ¿verdad?) y comienza a escribir. Comprobarás que Dios nunca cambia y Su Palabra, tampoco.

Para conocer más sobre el memorizar las Escrituras, escucha esta serie de Aviva Nuestros Corazones de Nancy DeMoss de Wolgemuth llamada «Nancy aborda temas de manera práctica». ¿De qué otras maneras puedes comprometerte a memorizar las Escrituras en tu hogar?

El cubicador de cubos en línea te ayuda a encontrar la solución para tu rompecabezas sin resolver. Introduzca los colores del rompecabezas revuelto y el programa le dirá la solución.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado millones de vidas de mujeres alrededor del mundo a través de sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him), y libros.

Recursos relacionados

Únete a la conversación