Prepara las tarjetas de Navidad | Día 4

¿Alguna de ustedes ama recibir tarjetas? ¡Yo también! Diciembre es una gran época del año para quienes aman ver el correo llegar a su puerta. Pues es en esta época que a menudo nos llegan tarjetas con deseos de «Feliz Navidad».

En el devocional de Las primeras canciones de Navidad, vemos que Elisabet encuentra en la joven madre una confidente. Ella elige enfocarse en María en lugar de ella misma. Aunque ciertamente Elisabet debió haber tenido mucho de qué hablar, ella pone como su prioridad a alguien más y, al hacerlo, Elisabet mentorea y demuestra amor por María al enfocarse en Cristo.

Lucas 1:43 muestra que el enfoque de Elisabet es Cristo cuando proclama que el bebé en el vientre de María será su Señor: «¿Por qué me ha acontecido esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?».

Me encanta la manera como Nancy describe el hecho de poner las prioridades de los demás por encima de las nuestras:

«Recuerdo que cuando era niña mi papá decía: ‘Cuando estés con otras personas hazles preguntas sobre ellos mismos’. Esto no es solo un reconocimiento de que las personas están más interesadas en hablar de sus propias vidas que de las nuestras, realmente es una demostración de amor. Al amor le importa más la otra persona primero. El amor se enfoca hacia afuera».

Saludos por escrito

Mientras te sientas en la mesa del comedor escribiendo nombres de destinatarios en las tarjetas de Navidad, agarra una tarjeta y escribe un mensaje a una persona que necesite estímulo y apoyo esta Navidad.

Si te sientes con ánimos, considera elegir a una o dos personas que puedan sacar provecho de la nota que les envíes y comprométete a enviarles una nota cada día durante el adviento. 

Incluye versículos de la Biblia que la animen y toma tiempo para anotar cosas acerca de esa persona que te inspiran. Motívales a perseguir a Cristo en esta época y considera invitarlos a un servicio de la iglesia. 

Quizá puedes invitarlos a una comida u a otra tradición de Navidad. Las cartas no tienen que ser largas ni llenas de palabras rebuscadas; al contrario, deben tener como prioridad a la persona a quien le estás escribiendo.

¿Cómo puedes usar la palabra escrita para traer a otros a Jesucristo durante la época navideña?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Recursos relacionados

Únete a la conversación