Mejor que trufas de chocolate con mantequilla de maní | Día 11

¿De‌ ‌qué‌ ‌manera‌ ‌estás‌ ‌recordando‌ ‌la‌ ‌venida‌ ‌de‌ ‌Cristo‌ ‌al‌ ‌mundo‌ ‌en‌ ‌esta‌ ‌época‌ ‌navideña?‌ ‌Cada‌ ‌día‌ ‌durante‌ ‌el‌ ‌mes‌ ‌de‌ ‌diciembre,‌ ‌únete‌ ‌a‌ ‌nosotras‌ ‌para‌ ‌aprender‌ ‌acerca‌ ‌de‌ ‌las‌ ‌canciones‌ ‌de‌ ‌Navidad.‌ ‌Síguenos‌ ‌mientras‌ ‌experimentamos‌ ‌Las‌ ‌primeras‌ ‌canciones‌ ‌de‌ ‌Navidad‌ ‌por‌ ‌Nancy‌ ‌DeMoss‌ ‌de Wolgemuth,‌ ‌y‌ ‌ábrele‌ ‌la‌ ‌puerta‌ ‌a‌ ‌lo‌ ‌extraordinario.‌ 

Si me preguntaras ahora mismo cuál es mi plato navideño favorito, te diría que es la bola de queso de mi abuela. Sé lo que estás pensando: hay tantas comidas deliciosas en la mesa navideña. Pero hay algo sobre la familiaridad de este plato que lo convierte en un elemento básico en nuestras comidas navideñas desde que tengo memoria.

En el devocional, Nancy nos pide que pensemos no en las cosas que anhelamos físicamente, sino en las cosas por las que realmente tenemos hambre. En Lucas 1:53, María lo dice de esta manera: «A los hambrientos ha colmado de bienes y ha despedido a los ricos con las manos vacías». Por eso, no es de extrañar que Mateo 5:6 llame a los que tienen hambre y sed de justicia bienaventurados.

En su canto, María reveló su hambre de servir al Señor. «Su vida estaba completamente a Su disposición», escribe Nancy. «La razón de vivir de María, decía ella misma, se encontraba en hacer lo que agradara al Señor». María creía que el cumplimiento que Él prometió «resultaría mucho más satisfactorio que cualquier cosa que pudiera obtener o proteger al insistir en su camino».

¿Tenemos hambre del Señor como María tuvo hambre de Él? ¿Estamos dispuestas a dejar de lado nuestros deseos por las «cosas buenas» que Él ofrece?

Dulce navideño fácil de preparar

Si me preguntaras cuál es mi segundo plato de Navidad favorito, te diría que definitivamente son las trufas de chocolate que hace mi mamá. Son riquísimas e increíblemente fáciles de hacer.

Si estás buscando una receta fácil de dulces navideños, tal vez esta sea una que puedes usar para un intercambio de galletas en tu iglesia, no busques más allá de la receta a continuación. 

Trufas de chocolate y mantequilla de maní (cacahuate) (de myfoodandfamily.com

Ingredientes

  • 2 paquetes (4 oz cada uno) de chocolate semidulce partido en pedazos
  • 1/2 taza de mantequilla de maní (cacahuate)
  • 1 envase (8 onzas) de cobertura de crema para batir

Sugerencias para cubiertas: azúcar en polvo, chocolate sin endulzar, cacahuates picados finamente, granillo de colores, coco rallado o machacado, galletas, chocolate semidulce o chocolate rallado

Preparación

Calienta el chocolate en un tazón, apto para microondas, a potencia alta durante 2 minutos o hasta que el chocolate esté casi derretido, revolviendo después de 1 minuto. Luego, revuelve hasta que el chocolate esté completamente derretido.

Agrega la mantequilla de maní, revuelve hasta mezclar bien. Deja enfriar a temperatura ambiente. Agrega suavemente la cobertura. Refrigera durante 2 horas.

Saca un poco de la mezcla para trufas con una cucharita de té o una cuchara parisién y forma bolitas de 1 pulgada. Cúbrelas con las cubiertas sugeridas. Guárdalas en un recipiente hermético dentro de la nevera.

Hablando de recetas, ¿alguna vez te preguntaste por qué Dios nos pide que oremos por «el pan nuestro de cada día» o qué receta usó Dios para crear el maná? Descúbrelo en este programa de Aviva Nuestros Corazones La receta de Dios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Jessica Drews

Jessica Drews

Jessica Drews es la esposa de un pastor y asistente de preescolar. También se desempeña como directora del ministerio de mujeres y maestra de escuela dominical de primaria en la iglesia del Medio Oeste con sus pastores marido. Le encanta leer un buen libro en un día lluvioso con una taza de café y su esposo y su gato a su lado.

Artículos relacionados

Únete a la conversación