El dolor viene con la bendición | Día 21

¿De qué manera estás recordando la venida de Cristo al mundo en esta época navideña? Cada día durante el mes de diciembre, únete a nosotras para aprender acerca de las canciones de Navidad. Síguenos mientras experimentamos Las primeras canciones de Navidad por Nancy DeMoss Wolgemuth, y ábrele la puerta a lo extraordinario.

La bendición a menudo se acompaña con dolor. 

En el devocional del día de hoy queremos hablar sobre Simeón. Lo vemos hablando sobre Jesús: «Este Niño ha sido puesto para caída y levantamiento de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción, y una espada traspasará aun tu propia alma, a fin de que sean revelados los pensamientos de muchos corazones» Lucas 2: 34-35.

Nancy dice: 

«Las palabras finales de Simeón a María y José, inmediatamente después de una bendición tan alentadora, proyectan una sombra dolorosa y larga que, por supuesto, era verdaderamente cierto de lo que ellos y su bebé llegarían a experimentar. Pero como sabemos, la sombra nunca ha dejado de caer. Este evangelio que creemos, tan glorioso como lo son los beneficios, no es un jardín de rosas. Nosotros también experimentamos nuestro propio sabor de persecución, sufrimiento, lucha y conflicto».

María, escribe Nancy, vería a su hijo siendo torturado y asesinado. Ella vería el cumplimiento de la profecía, Jesucristo el Mesías, y el dolor de esa bendición, salvación para la humanidad. 

«Cuanto más le amamos y más profundamente conocemos su Verdad, más debe traspasarnos la espada de responsabilidad en nuestro cuerpo. Debe despertarnos todos los días con renovada determinación (como dice Lucas 9:23) de negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguirlo. Aún más, cuanto más agudo es el dolor —más debe acercamos a Jesús— y nuestros corazones deben romperse ante la pérdida del mundo que nos rodea; incluyendo la muerte y la desesperación que corre profundamente en la familia de Dios, incluso en nosotros mismos».

Sí, Cristo nos ha dado grandes bendiciones. Que esta temporada haya significado el celebrar su precioso regalo, pero que no olvidemos que para Cristo, nuestra bendición le causó gran dolor. Que Su sacrificio nos recuerde continuar extendiendo la esperanza del evangelio a nuestras familias y vecinos mucho después de que se hayan cantado los villancicos y se hayan guardado las decoraciones navideñas.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Jessica Drews

Jessica Drews

Jessica Drews es la esposa de un pastor y asistente de preescolar. También se desempeña como directora del ministerio de mujeres y maestra de escuela dominical de primaria.

Recursos relacionados

Únete a la conversación