Mentira: Yo controlo mis emociones

¿Alguna vez has luchado con tus emociones? El día de hoy en nuestra serie del Poder de la Verdad nos acompaña Astrid Badillo, quien se encontraba en una batalla entre mostrar sus emociones o callarlas por completo, ella nos cuenta: Cada vez que me decían, eres tan emocional! Yo pensaba, y tú eres tan calculador, tan calculadora. No consideraba que mostrar mis emociones en todo su esplendor fuera algo malo. Al contrario, me sentía auténtica, honesta. Más lo que no comprendía era por qué el hacerlo parecía incomodar a la gente que me rodeaba. En especial aquella que estaba más cerca de mí. Mi esposo, mis padres, mis hermanas, mis amigos. Por un tiempo, tome la decisión de que aprendería a controlar todo lo que sentía. Tal vez así, mis relaciones mejorarían. Entonces me di a la tarea de que si algo me enojaba, controlar mi enojo; si algo me daba miedo, controlar mi miedo; si algo me entristecía, controlar mi tristeza. Pero eso tampoco funcionó. Sigue escuchando este testimonio y sé animada en el día de hoy por el Poder de la Verdad. 

Recursos recomendados: 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Astrid Requejo de Badillo

Astrid Requejo de Badillo

Hija de Dios, esposa y mamá.  Amante de la Palabra de Dios y de servir y enseñarla a todas las edades, desde niños, jóvenes y adultos.  Junto con su esposo está llamada a pastorear a la familia creando una Escuela para Padres.  Llevan 10 años caminando a lado de papás, hijos, hermanos y viendo familias ser restituidas por el Poder y la Misericordia de Dios.  Su anhelo es que cada hijo e hija de Dios caminen en su identidad y sean equipados para cumplir el propósito al cual han sido llamados y que puedan experimentar el gozo y la gracia de Dios al vivir en una familia sana, salva y libre. 

Recursos relacionados

Únete a la conversación