Mujer Verdadera 365 Podcast

— Reproducción de audio —

Día 124 | 1 Crónicas 20 – 22

Día 124 – mayo 4

 Crónicas 20 – 22

  • Los hijos de Dios son los únicos que pueden enfrentar a sus enemigos y no temer, pues todo el poder, fuerza, dominio y victoria le pertenecen únicamente a nuestro Dios, el único y verdadero Dios.
  • Ciertamente no importa la dificultad o el tamaño de lo que estemos enfrentando, porque mayor es el que está con nosotros, todo está bajo su Señorío y control, por eso nosotras debemos primeramente conocer íntima y profundamente a nuestro Dios pues solo así podremos actuar confiada y valientemente como dice Daniel 11:32: «Más el pueblo que conoce a su Dios se mostrará fuerte y actuará». La valentía de David y su ejército provenían de conocer a Dios, de caminar con Él. 
  • Recordemos que debemos estar alerta, pues como hijas de Dios estamos envueltas en una guerra espiritual donde Satanás siempre estará al acecho para tentarnos con el objetivo de que pongamos nuestra confianza en todo menos en el Dios de todo cuanto existe.
  • Y se levantó Satanás contra Israel e incitó a David a hacer un censo de Israel. 
  • Aunque Satanás está al acecho, no estamos desprovistas, pues Dios nos ha dado una armadura, su Palabra, la espada del Espíritu, la cual debemos guardar en nuestra mente y corazón, y el escudo de la fe en sus promesas con el cual podemos apagar sus dardos llenos de mentira.
  • Dios cuida de sus hijas y ciertamente te advertirá a través de su misma Palabra, de hermanas, de predicas, de muchas maneras para que no caigas en la trampa de la tentación de Satanás. Detente y escucha la voz de Dios. 
  • Dios quiere que te apartes de todo aquello que no proviene de Él. Todo aquello en lo que equivocadamente has puesto tu confianza, en lo que has depositado tu seguridad, felicidad y paz. Dios demostrará la inutilidad de esos «dioses». Recordemos éxodo 20:5 «No te inclines ante ellos ni les rindas culto, porque yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso, quien no tolerará que entregues tu corazón a otros dioses».
  • Aunque otros participen en alguna actividad que ofende a Dios, tú debes arrepentirte de tu pecado y ofensa, no busques excusas. Tú también le has ofendido y traicionado.
  • A pesar de las consecuencias y la disciplina que David sufrió, su corazón se volvió a Dios en confesión y arrepentimiento, reconociendo su amor y misericordia en todo esto.

Cuando te enfrentas a una tentación: ¿Escuchas su voz o la tuya? ¿Cómo estás reaccionando cuando Dios revela algún pecado de tu corazón?

*Ofertas disponibles solo durante la emisión de la temporada de podcast.

Compartir el Amor

Nuestro equipo ama hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si el podcast y devocional de hoy te ha ayudado o motivado, ¿considerarías donar hoy para ayudar a cubrir los costos y expandir el mensaje?

Donar $5

Acerca del orador

Ana Nin de Olivo

Ana Nin de Olivo

Ana, rescatada del hoyo de la destrucción y asentada sobre la Roca Eterna, su gracia y el poder de su palabra la sostienen cada día. Reside en Santo Domingo junto …

Lee más

Regístrate para recibir recordatorios por correo electrónico

Únete a la conversación